Investigan el móvil de la agresión que dejó a un joven inconsciente en Ibiza

| Eivissa |

Valorar:
preload
Imagen de las detenciones en la Plaza de la Paz, punto donde los jóvenes estaban limpiándose la sangre.

Imagen de las detenciones en la Plaza de la Paz, punto donde los jóvenes estaban limpiándose la sangre.

Agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (Udev) de la Policía Nacional investigan la circunstancias que envuelven a la pelea que la madrugada del domingo dejó a un joven inconsciente y con varias heridas sangrantes en la cabeza, una reyerta que desencadenó la detención de cuatro jóvenes.

Según informaron fuentes policiales, los detenidos permanecían ayer en dependencias policiales a la espera de pasar durante la jornada de hoy a disposición del juzgado de guardia. Se trata de tres chicos de 22 años y una chica de 23.

La investigación policial trata de determinar los motivos que desencadenaron la brutal agresión y trabajan con varias hipótesis.

Paliza en el puerto de Ibiza
Los hechos se desencadenaron en torno a las 03.45 horas del domingo en los andenes del Puerto de Ibiza.

Tras ser alertados por el 112 sobre una pelea con varios jóvenes implicados, hasta el punto señalado se desplazaron varias dotaciones de la Policía Local de Ibiza.

Al llegar al lugar de los hechos los agentes encontraron a un joven tendido en el suelo inconsciente y sangrando por la cabeza y un oído.

La Policía reclamó la presencia de una ambulancia y recabó información sobre lo sucedido, obteniendo una descripción de los posibles autores de la agresión.

En este sentido, varios testigos de los hechos manifestaron que los agresores eran cuatro jóvenes, tres chicos y una chica.

Varias dotaciones de la Policía Local dieron una batida por la zona localizando al grupo de cuatro jóvenes, que respondían a la descripción facilitada por los testigos, en el interior del parque de la Paz. En el momento de su localización, los jóvenes se estaban limpiando las manos y la ropa en la fuente del parque y los agentes observaron también que presentaban heridas en las manos y los brazos compatibles con su relación con una pelea, así como la ropa manchada de sangre.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.