¿Necesitas renovar tu plancha? Aquí te damos algunos consejos

Compra la plancha ideal para dejar tu ropa impecable y sin ni una sola arruga con todas las comodidades posibles

| Ibiza |

Valorar:
preload
Consejos para renovar la plancha.

Consejos para renovar la plancha.

Tras muchos años, tu plancha de siempre se ha despedido. Ya no funciona bien y es el momento de renovarla por una nueva. El problema es que has empezado a mirar catálogos y has visto que la cantidad de opciones que aparecen es brutal, y que además hay muchos tipos diferentes.

¿Necesitas renovar tu plancha? Aquí te damos algunos consejos

¿Cómo elegir la plancha adecuada? No es nada complicado. De hecho, con webs como www.universoplanchado.com de por medio, especializada en las reseñas de estos electrodomésticos, es un poco más fácil acertar tras comparar opciones. Pero, antes de que llegues a ese punto, tienes que ver cómo escoger la plancha perfecta para tu situación. Y es precisamente en ese aspecto en el que te vamos a ayudar.

Consejos para comprar una plancha perfecta

Para comprar una plancha perfecta y sustituir esa que tantos años de vida ha tenido, lo mejor es que tengas claras ciertas prioridades. Te interesa comprar un electrodoméstico que no solo tenga un buen precio, sino que también te haga mucho más sencilla la labor del planchado.

Con este objetivo en mente, debes empezar a centrarte en ciertas características y ver qué modelos de plancha las ofrecen. A continuación vamos a ver los factores más relevantes, los que te servirán a orientar tu compra en la dirección adecuada.

Peso y suela de la plancha

El peso y la suela de la plancha son dos factores que influyen en la facilidad de uso y también en el cuidado de las prendas. Si quieres algo ligero, el centro de planchado es buena opción, ya que el depósito de agua queda fuera de la plancha en sí, y por lo tanto permite más ligereza.

En cuanto a la suela, el aluminio anodizado es lo mejor, ya que garantiza el mejor deslizamiento sobre cualquier tipo de plancha. Otra buena opción es el acero inoxidable, el más habitual por su resistencia frente a arañazos, o también el aluminio pulido.

Depósito de agua

Como veremos más adelante, el vapor es fundamental para un buen planchado; pero, para que haya facilidad para usar el vapor, es necesario que también haya un buen depósito de agua. Si tienes un depósito grande de agua, el vapor podrá salir constantemente; si no es así, tendrás que dosificarlo más.

Los centros de planchado pueden tener capacidades de hasta casi 2 litros de agua. Mientras tanto, los modelos de planchas de vapor más tradicionales se quedan en los 350 mililitros aproximadamente. Tienes dos extremos, así que tienes que escoger lo que más te convenga, algo que normalmente viene determinado por la cantidad de prendas que se planchen habitualmente.

Salidas para el vapor

El tipo de salida para el vapor que ofrezca tu plancha es otro aspecto relevante. ¿El motivo? Que es el aliado perfecto para acabar con las arrugas más difíciles, aunque depende por completo de la presión que pueda ofrecer el aparato. Los centros de planchado, por ejemplo, cuentan con una bomba que genera vapor constante y deja lanzarlo con alta presión.

Luego podemos encontrar las planchas de vapor tradicionales, que facilita el uso del vapor, aunque recae en la gravedad para lanzarlo con más facilidad. Por último, también están las planchas de inyección, con un motor que potencia la salida del vapor para que penetre más en la prenda.

Sistemas antical

La cal del agua que se usa en los depósito para el vapor de las planchas es algo que poco a poco va devorando el interior de este aparato, hasta el punto de atorarlo por completo. Los conductos se obstruyen y, finalmente, queda inservible, a no ser que cuente con un buen sistema de limpieza antical.

En ese sentido, puedes encontrar centros de planchado y planchas con filtros y hasta programas descalcificadores, junto a otras características, para evitar que la cal se acumule y pare el flujo del agua en los diferentes conductos.

¿Cuánto planchas?

Puede parecer una pregunta un poco tonta, pero en realidad debería ser la primera que te hicieras antes de pensar en renovar tu plancha. ¿Eres una persona que suela planchar a menudo, que acumule muchas cantidades de ropa? ¿Eres alguien que prefiere planchar poco pero hacerlo con todas las facilidades posibles?

Esto es importante porque, si tu caso es el primero, lo que más te conviene es un centro de planchado, ya que suele dar un mayor depósito de agua para ofrecer una salida de vapor constante. De este modo, el planchado será más rápido y fácil. Si tu caso es el segundo, te basta con una plancha normal y corriente.

Estas 5 cuestiones son, en realidad, las 5 claves para comprar una buena plancha. Tenlas muy presentes cuando repases catálogos y acertarás de pleno al renovar la que tenías.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.