Ibiza encara un verano atípico, pero con muchas oportunidades

| Ibiza |

Valorar:
preload
La 'nueva normalidad' reinventa el turismo en Ibiza y destaca las diferentes alternativas para disfrutar de unas vacaciones seguras en la isla.

La 'nueva normalidad' reinventa el turismo en Ibiza y destaca las diferentes alternativas para disfrutar de unas vacaciones seguras en la isla.

Publisuites

En casi un abrir y cerrar de ojos, las vidas de las familias de todo el mundo experimentaron un cambio de rumbo sin precedentes, que llevó a una realidad que hasta entonces solo tenía cabida en las películas de ciencia-ficción. En este escenario, los viajes y escapadas se trasladaron a un segundo plano para poner de relieve nuestro bien más preciado: la salud.

Transcurridos ya 5 meses de los primeros casos de coronavirus en España y superados los momentos más críticos, nuestro país lucha por instaurar la 'nueva normalidad', adaptando las diferentes actividades del día a día a un contexto inédito, en el que prima la responsabilidad individual y colectiva en favor de un objetivo común: impedir los rebrotes de la enfermedad.

Verano en Ibiza: hacia una nueva realidad turística

Ibiza y Formentera fueron de los primeros territorios españoles en avanzar en la desescalada llevada a cabo por el Gobierno para reactivar las actividades en los diferentes territorios del país, ya que no fueron zonas especialmente afectadas por la COVID-19. En este sentido, Ibiza destaca entre los destinos europeos por ser un 'lugar seguro', pese a que las medidas de prevención deben seguirse a rajatabla para contener la posibilidad de un rebrote.

Pese a las medidas preventivas adoptadas en la isla, como el cierre de las discotecas, el uso obligatorio de mascarillas para todos los mayores de 6 años (incluso al aire libre) y la decisión de imponer una cuarentena obligatoria a los turistas británicos, Ibiza sigue siendo uno de los mejores destinos de vacacionales del mundo.

La belleza de la isla sigue intacta y los turistas que llegan a ella encuentran un marco totalmente diferente al habitual, con playas tranquilas, pero con bastante ambiente en el caso antiguo de la ciudad, pese al cierre de las discotecas. Lo cierto es que muchas personas agradecen la oportunidad de poder disfrutar de esta nueva faceta del turismo ibicenco, con una atmósfera más relajada de lo habitual.

Viajar a Ibiza durante este mes de agosto se ha convertido en sinónimo de un turismo más distendido y una oportunidad única para disfrutar de todos los enclaves de la isla con más calma y tiempo para apreciar todos sus detalles. En este aspecto, son muchos los turistas, tanto nacionales como extranjeros, que han preferido explorar otras facetas menos populares de la isla, como los entornos rurales o el turismo histórico y el agroturismo.

Ibiza asume un agosto diferente

De acuerdo con Vicente Torres, president del Consell d'Evissa, este es un verano distinto para la isla, pero cree que los 'sacrificios' exigidos por la situación son necesarios y deben ser asumidos para evitar contagios y para seguir manteniendo la buena reputación de la marca Ibiza.

Para tener una visión más clara de la situación real del turismo en la Isla, hemos hablado con algunas empresas del sector turístico. El responsable de Open Boats, una conocida empresa de alquiler de barcos de la isla, nos indica que este mes de agosto han sufrido algunas cancelaciones de turistas extranjeros, pero que han podido contrarrestar la situación con el aumento de reservas del turismo nacional, cada vez más interesado en la práctica de deportes náuticos y en disfrutar al aire libre, con la garantía de hacerlo en un entorno controlado, en familia o con amigos, sin exponerse a posibles aglomeraciones.

Es sin duda el turismo low cost el que se ha visto más afectado por la caída de clientes. Opciones más selectas, como las que ofrecen algunos hoteles más distinguidos también han logrado capear el temporal ofreciendo a sus clientes algunas ventajas económicas en las reservas, así como cancelaciones gratuitas hasta el último momento.

Es el caso, por ejemplo, de la cadena hotelera Meliá, que cuenta con ofertas para reservas a mitad de precio y condiciones de cancelación sin ningún coste, hasta 24 horas antes del viaje.

Por otro lado, la conocida empresa de alquiler de vehículos Moto Luis ofrece a sus clientes la facilidad de cancelar de forma completamente gratuita hasta 48 horas antes de su llegada, garantizando además reservas sin costes ocultos y el cumplimiento de todas las medidas de higiene y seguridad indicadas por las autoridades competentes.

¿El mejor verano para viajar a Ibiza?

Además de flexibilidad en la contratación de viajes, de las ofertas en hospedaje y de la mayor disponibilidad de reservar los servicios habituales en la isla (como el alquiler de barcos o reservas en restaurantes muy demandados), este verano en Ibiza recompensa los turistas con la posibilidad de disfrutar a fondo de todo su entorno natural.

Afortunadamente, el turismo en Ibiza va mucho más allá de su afamado ocio nocturno, motivo por lo cual los viajes a la isla se convierten en la mejor opción para el público que busca una Ibiza natural y más relajada de lo habitual, en la que disfrutar de un merecido descanso después de haber estado aislados en sus casas y de la sensación de inestabilidad experimentada durante los últimos meses.

En este aspecto, Ibiza responde con creces al cambio en la tendencia turística post pandemia, en la que los viajeros buscan sensación de libertad y valoran la oportunidad de disfrutar del entorno natural y de experiencias singulares al aire libre como admirar la puesta del sol, sentir la brisa del mar, caminar por rutas increíbles, pasear con tranquilidad por rincones conocidos, como Cala d'Hort o playa de las Salinas.

La situación es atípica, pero el turismo de Ibiza se ha reinventado y se mantiene enviando un mensaje esperanzador a todo el mundo: pese a las restricciones, los turistas no han desistido de viajar, ni han renunciado a vivir.