El Govern prepara un toque de queda en Vila y Sant Antoni para frenar el aumento de contagios

|

Valorar:
Las medidas concretas que se aplicarán en cada municipio se harán públicas tras el Consell de Govern de este próximo lunes. Hoy Patricia Gómez se reunirá con los 15 alcaldes de los municipios con más incidencia de coronavirus, entre ellos, Vila y Sant Antoni.

Las medidas concretas que se aplicarán en cada municipio se harán públicas tras el Consell de Govern de este próximo lunes. Hoy Patricia Gómez se reunirá con los 15 alcaldes de los municipios con más incidencia de coronavirus, entre ellos, Vila y Sant Antoni.

El Govern prepara limitaciones a la movilidad en los municipios y barrios más afectados por el virus que incluyen la posibilidad de prohibir las salidas nocturnas, según explicaron ayer la presidenta del Govern, Francina Armengol, y la consellera de Salut, Patrícia Gómez. Por ahora no habrá confinamientos, pero sí nuevas limitaciones a la movilidad, a la vista de la evolución de la pandemia.

La presidenta se reunirá hoy con los alcaldes Palma, Santa Maria, Inca, Deià, Esporles, Valldemossa, Marratxí, Alaró, Binissalem, Banyalbufar, Llucmajor (en Mallorca); Vila y Sant Antoni (en Ibiza); Ciutadella y Sant Lluís (Menorca) para exponerles las medidas, aunque ello no implica que, de entrada, les afecte a todos. Tampoco que solo sean estos los afectados. Dependerá del número de contagios de cada momento.

«El Govern valora los esfuerzos y los sacrificios que están haciendo los ciudadanos, pero los contagios siguen siendo altos», aseguró la presidenta, que además reiteró que la mayoría de los contagios se dan en entornos sociales y familiares.

Estas son algunas de las medidas que se podrían tomar por un periodo mínimo de 15 días.

Mapa de zonas de riesgo
Lo primero que hará el Govern es una normativa en la que se delimitarán las zonas calientes de la enfermedad, tal como las describió la presidenta. Se tendrán en cuenta el número de PCR positivas, pero también otras circunstancias, como factores sociales o de entorno. Se fijará un marco general para que Salut tome medidas concretas en función de ese marco.

Reuniones de cinco personas
En las zonas de especial incidencia, la Conselleria podrá limitar a cinco personas el número máximo de asistentes a reuniones sociales o familiares. El límite máximo es ahora de diez personas.

Toque de queda nocturno
La medida restrictiva más importante que se plantea es la prohibición de salir por la noche, lo que supone el establecimiento de una especie de toque de queda para permanecer en casa a partir de una hora determinada. Esta medida debe ser ratificada por un juez, como muchas de las que ya ha aprobado el Govern.

Limitación de las salidas diurnas a lo imprescindible
Los aforos podrían quedar limitados y el Govern pedirá a la población que solo haga las salidas diurnas imprescindibles, para ir a la compra, al médico, al trabajo o al colegio. En estas zonas más afectadas, el Govern puede que se hagan solo las salidas imprescindibles y se eviten las salidas por ocio.

Más limpieza y controles
El Govern pide a los ayuntamientos que extremen las medidas de limpieza y desinfección en todas estas zonas. También habrá más policías por la calle vigilando que las salidas son las estrictamente necesarias.

Emergències controlará que se cumple el confinamiento
La Direcció General d’Emergències pasará a las policías locales, Guardias Civil y Policía Nacional el nombre de las personas que deben cumplir el confinamiento, bien porque son positivos bien porque han mantenido un contacto estrecho con algunos de los positivos. Los cuerpos policiales y los inspectores de la Comunitat deberán controlar que se cumplen de forma estricta las medidas de confinamiento y aislamiento. Los ciudadanos recibirán una carta en la que se les indicará la obligación de quedar encerrados y se les ofrecerá una alternativa si no puede garantizarse el aislamiento.

Multas de hasta 3.000 euros por incumplir
Si la policía comprueba que un ciudadanos ha incumplido el confinamiento se le podrá sancionar con una multa que va de 100 a 3.000 euros, pero que podrá ser incluso superior si hay agravante. Un agravante sería, por ejemplo, que una persona positiva que debe estar confinada acude a una fiesta.

Detección precoz antes de ir al colegio
Los inspectores de educación también deberán controlar que los niños enfermos no acudan a las aulas, pero el colegio comenzará con normalidad. «Con la educación nos jugamos la equidad social y por eso es importante que se mantengan los comedores escolares. La educación es un derecho fundamental, sobre todo para los más jóvenes», dijo la presidenta.

Los criterios
La consellera de Salud, Patricia Gómez, explicó que la tasa de positividad en el conjunto de Baleares es de 12,5. Sobre en qué criterios epidemiológicos se basa la inclusión de Vila y Sant Antoni en el listado de los 15 municipios más afectados o con más incidencia de coronavirus, desde Salud Pública del Govern remitieron al informe del servicio de Epidemiología del pasado 25 de agosto (el último actualizado, a la espera del que debería publicarse esta semana o la próxima). En este informe destaca claramente que Vila es donde más casos confirmados ha habido hasta el 25 de agosto con un total de 173. Sant Antoni registró hasta el día 25 del mes pasado un total de 63 y Sant Josep un total de 82. La tasa por cada 1.000 habitantes es del 3,48% en Vila, 2,99% en Sant Josep, 2,64% en Formentera y 2,39% en Sant Antoni. Sobre por qué se incluye a Sant Antoni en lugar de Sant Josep o si éste se incluirá también en las limitaciones de movilidad, desde Salud Pública explicaron que se debe esperar al último informe del servicio de Epidemiología y que los detalles de municipios, zonas y barrios donde se aplicarán estas restricciones se darán a conocer en el acuerdo del Consell de Govern del próximo lunes, por lo que no se descarta también que se incluya a Sant Josep.

La valoración
El alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz, explicó ayer en la Cadena Ser que su preocupación es «máxima» por el incremento de casos en el municipio y avanzó que acatará las órdenes que dictamine Salud Pública del Govern con la intención de frenar los contagios. Ruiz llamó al «sentido común de todos» para parar esta semana ola. Precisamente, el alcalde de Ibiza ya reconoció en un tuit esta semana (antes de que se hicieran públicas ayer las nuevas medidas del Govern) que la situación del municipio es «delicada».

Por su parte, el alcalde de Sant Antoni, Marcos Serra, manifestó ayer su «sorpresa» porque desconocía que fuera uno de los municipios más afectados en base a los datos del último informe de Epidemiología, en el que Sant Josep tiene más casos que Sant Antoni. Afirmó que hoy esperan tener más detalles sobre las medidas que podrían aplicarse en su municipio.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.