Casi todo el casco urbano de Sant Antoni, afectado. Salvo cambios de última hora, casi todo el casco urbano de Sant Antoni, tal como aparece grafiado en una imagen extraída del Google Maps, se verá afectado por las nuevas restricciones del Govern.

Vila y Sant Antoni serán confinados. Las zonas con una mayor incidencia del virus sufrirán restricciones a partir de las 22.00 horas del viernes. Así lo anunció ayer la presidenta del Govern, Francina Armengol, en el Parlament balear durante su comparecencia en relación a la incidencia del coronavirus en Balears.

Armengol aseguró que el Govern aprobará «a finales de semana» medidas de confinamiento y nuevas restricciones a la movilidad en las zonas más afectadas en Sant Antoni y Vila, así como la zona de la Avenida Arquitecte Bennazar de Palma.

«Hablamos de decisiones difíciles que no gustan a ninguno y exigen un sacrificio más grande a los ciudadanos, a los negocios y a los trabajadores, pero también sabemos que dan resultados y harán que paremos el virus antes y volvamos antes a la normalidad», explicó la presidenta.

Esta decisión se produce tras la decisión el viernes pasado del ejecutivo autonómico de confinar, por un mínimo de 15 días, los barrios palmesanos de Son Gotleu, Can Capes, La Soledat Nord y una parte de Son Canals.

Por su parte, la consellera de Salud, Patricia Gómez, anunció ayer que las medidas entrarán en virgo este viernes a las 22.00 horas. En declaraciones a la prensa, Gómez explicó que hoy en una rueda de prensa que tendrá lugar en el Consell d’Eivissa anunciará las medidas concretas que se aplicarán en estas tres zonas, si bien adelantó que serán parecidas o iguales a las que se aplican en los barrios mencionados con anterioridad.

Gómez dijo que las medidas que se publiquen mañana en el BOIB no afectarán a todo el territorio de Vila y Sant Antoni, sino que se centrará en frenar los contagios en zonas concretas de mayor incidencia y teniendo en cuenta indicadores sociales.

Por su parte, los alcaldes de Sant Antoni y Vila no se quisieron pronunciar ayer. Lo harán hoy en la comparecencia que está programada para esta mañana.

La zona que quedará confinada a partir de la noche del viernes en Sant Antoni será desde el inicio del Carrer Ample hasta llegar a la confluencia con la calle Ramón y Cajal hasta la rotonda con Johann Sebastian Bach, de ahí hasta la rotonda con la Avenida Isidor Macabich y continúa hasta la calle Madrid y hasta llegar con la intersección de la calle Vara de Rey y después hasta la calle Alemanya hasta su enlace con el Passeig de Ponent y hasta el Passeig de la Mar y finalmente hasta el carrer Ample.

Mientras tanto, en Ibiza, la zona afectada será la delimitada por la av. Ignasi Wallis, av. España y el primer cinturón de ronda.

Noticias relacionadas

Por otro lado, también se pronunció el portavoz del comité de enfermedades infecciosas, Javier Arranz. El doctor señaló la importancia de frenar la curva y defendió que no hay que pensar que esta segunda ola sea más leve. «Tenemos muchos casos leves y asintomáticos, pero si seguimos teniendo más casos y no frenamos esto también aumentarán los casos graves. Es una enfermedad que aún no conocemos bien y hay que tomarse las cosas en serio».

Un confinamiento ‘light’
Teniendo en cuenta las palabras de Patricia Gómez y las restricciones que se han llevado en Palma, lo cierto es que se trataría de un confinamiento light. A falta de la confirmación oficial que llegará mañana, lo que se lee entre líneas es que las medidas serán las siguientes o al menos muy similares.

Salut pide a aquellos que residen dentro de la zona delimitada que no salga de la zona si no es por motivos debidamente justificados como ir al trabajo, llevar a los niños al colegio o asistir al médico. Del mismo modo, se pide al resto de la población que no entren en estas zonas salvo por los mismos motivos.

Para los residentes en la zona, sí estará permitido moverse con libertad en ese área. Eso sí, siempre respetando las medidas de seguridad individual y colectiva. Aun así, se desaconsejan todos los desplazamientos que no sean imprescindibles y se piden limitar los contactos al grupo de convivencia habitual.

Las medidas también afectarán a los establecimientos. El aforo de todos los comercios y locales no podrá superar el 50%. Además, deben establecer un horario de atención prioritario para personas mayores de 65 años. Se impone que su cierre sea, como máximo, a las 22.00 horas, una medida que afecta también, y en especial, a los establecimientos de restauración donde además no estaría permitido el consumo en la barra. Los bares, cafés o restaurantes podrán tener una ocupación máxima de cinco personas por mesa que deben estar separadas entre sí por una distancia de 1,5 metros.

También a cinco personas quedarán limitadas las reuniones tanto en el ámbito público como en el privado, excepto si son convivientes. La medida incluye bodas y actos religiosos (excepto los funerales y los velatorios en los que podrán estar presentes hasta 15 personas), celebraciones y prácticas deportivas.

Por último, en cuanto a la suspensión de actividades, los gimnasios y centros deportivos de todo tipo deberán cerrar sus puertas mientras la normativa esté en vigor. Lo mismo ocurre con los locales de ocio infantil o los parques y jardines, excepción aquí para los espacios cedidos a los centros educativos.

Sant Josep se libra pese a tener más casos que Sant Antoni

Según los datos de la Conselleria de Salut, Sant Josep es el segundo municipio con más casos por detrás de Vila. Los números son muy similares a los de Sant Antoni, pero la dispersión de su población sin un gran núcleo urbano hace que el municipio josepí esquive estas restricciones.

Las medidas

  1. Se restringe la libre entrada y salida salvo desplazamientos justificados.

  2. Cierre de los establecimientos y locales a las 22.00 horas.

  3. Se prohíben las reuniones de más de cinco personas.

  4. Los bares no pueden superar el 50% del aforo y no se permite el consumo en barra.

  5. Se suspende la actividad de gimnasios, parques y jardines y locales de ocio infantil.