Coronavirus

Indignación en los bares del centro de Vila por tener que cerrar a las 22 horas

|

Valorar:
preload
La Policía controló que los cierres de los locales se llevaran a cabo.

La Policía controló que los cierres de los locales se llevaran a cabo.

[[[[[[[[[[[[[[[Marcelo Sastre ]]]

Indignación, desconfianza y resignación. Este es el sentimiento de buena parte de los propietarios, empleados y clientes de los bares y restaurantes de l’Eixample que se encuentran dentro de la zona de alerta roja, el triángulo de confinamiento parcial impuesto desde anoche en Ibiza, que afecta a las calles comprendidas entre la avenida de la Paz (primer cinturón de ronda), avenida de España y avenida de Ignasi Wallis.

La obligación de cerrar a las 22 horas decretada por la conselleria de Salud y Consumo del Govern balear en pleno centro de Vila significa para estos establecimientos «un duro golpe, uno más» o «la ruina». Los negocios afectados no entienden que el confinamiento sea parcial y que se aplique en una calle sí y no en la de enfrente. Asimismo, temen que las restricciones en la movilidad puedan conducirles al cierre total o parcial o a una nueva reducción de la plantilla. También la efectividad de las decisiones adoptadas para frenar la pandemia es cuestionada de forma unánime: «Es un sinsentido. No van a servir para nada».

«No vendrá nadie a cenar»
«Esto no tiene ningún sentido sanitario, es una tomadura de pelo», exclama Manuel Rubio, de la cafetería Ilusions Pool, junto al Parc de la Pau, que considera que el confinamiento parcial no servirá para nada. «Si el problema es tan grave, que nos encierren a todos. Cerramos y nos vamos a casa, pero que tengamos que cerrar a las diez de la noche es una faena, e incluso creo que es ilegal». A este establecimiento acuden muchos vecinos para ver las retransmisiones de fútbol… «¿Y ahora qué pasa?, ¿que podrán ver aquí la primera parte del partido y tendrán que cruzar la calle para ver la segunda en otro bar? Es ridículo. O al menos que pudiéramos abrir hasta las once de la noche, porque ya estamos bastante castigados y todas estas prohibiciones nos llevarán a hacer un ERTE».

Nieves Riera, que frecuenta el Café Mercat, en la calle Canarias, también se muestra confundida: «Esto es un jaleo, igual puedo ir al supermercado pero no me dejan ir a echar la primitiva». En la cafetería Pepe, en una esquina de Isidor Macabich, crece la indignación contra los políticos y las medidas adoptadas contra la pandemia: «Viene una mallorquina a decirle a Rafa Ruiz lo que tiene que hacer sin tener ni idea de la realidad. Son unos sinvergüenzas. Nos confinan y nos obligan a cerrar mientras dejan el puerto abierto y la plaza del Parque (que ha quedado fuera del triángulo anti covid en Vila) está abarrotada de gente. Esto es una ruina», expresa Cristóbal Sánchez, cuya opinión respalda Ricardo Palerm al otro lado de la barra: «¿Qué se piensan, que nos van a poner un cerco?, pues se le van a escapar las ovejas», lamenta este cliente, que igualmente considera que los cierres tempranos de bares y restaurantes «no van a servir para nada. Si hay que cerrar, lo lógico sería cerrarlo todo y empezar a controlar de verdad».

En el mesón El Gallego, José Manuel y Fran temen que se verán obligados a cerrar por la noche a partir de hoy con las restricciones horarias impuestas. «Hoy (por ayer) y mañana veremos cómo va, pero es casi seguro que tendremos que reducir el horario y cerrar de noche a partir de la semana que viene. Si tenemos que cerrar a las diez no vendrá nadie a cenar», expresan con resignación: «Ajo y agua. No queda otra. Esperemos que al menos esto valga para algo».

David Reartes, propietario de Re.Art, en la calle Castilla, frente a la nueva sede judicial, se muestra más prudente, aunque lamenta las limitaciones establecidas: «El verano nos ha ido muy bien hasta hoy, pero nuestros clientes vienen a cenar a partir de las nueve y media de la noche. Nadie viene a las siete ni a las ocho». «Es un sinsentido. No voy a culpar a nadie, pero la plaza del Parque va a ser un escándalo; sin control por allí mientras por aquí, a 200 metros, controles y más controles», lamenta. Reartes se encuentra embarcado en un nuevo proyecto gastronómico en un local cercano, «y estamos creando empleo, pero este recorte por la noche nos puede perjudicar a muchos. Vamos a ver cómo se desarrolla la situación, pero es posible que haya que hacer un ajuste de personal». El chef también considera que el confinamiento debería ser extensivo: «Si se ordena un encierro, que sea total y no a trozos porque no vale para nada; todos nos movemos por la calle, hay que llevar a los niños al colegio, salir a comprar… No tiene sentido. No entiendo el criterio”.

En el bar Ses Canyes, detrás de la iglesia de Santa Cruz, Paola, la camarera, expresa rotunda: «Esto es horrible. Es la ruina para un bar». Y se pregunta: «¿Qué pasa?, ¿acaso es que el virus se va a dormir a las diez de la noche. No tiene ninguna lógica. Se puede salir en una calle y en la de enfrente no: esto no tiene ningún sentido».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Ibz45
Hace un mes

Entiendo a los hosteleros y les mando mucho ánimo, pero por favor, como defensa dejad de decir que si a partir de las 22 sale el virus y antes no, porque creo que es bien sabido que los fines de semana cuanto más tarde es más tonterías se cometen. Es como decir que tendría que haber los mismos controles de alcoholemia un miércoles a las 15 que un sábado a las 6 am. Pues creo que va a ser que no....

Valoración:-1menosmas

filibustero
Hace un mes

A mas de uno de por aqui decirles que parece ser son ricos o estan cobrando las propinillas que da el gobierno y decirles que me gistaria verles gestionar un negocio propio, sea un bar o una tienda de ropa me da igual, pago se autonomo, alquiler, impuestos , etc...etc...creo que no hablarian tanto.

Valoración:7menosmas

Marc
Hace un mes

Como vecino de una bar, me alegro muchisimo que tengan que cerrar a las 22h.

Valoración:5menosmas

Eivissencot
Hace un mes

Izquierda izquierda, derecha derecha, delante detrás... Un, dos, tres. Los políticos unos pollos sin cabeza, haciendo experimentos sin sentido y que nadie va a respetar. El alcalde virtual de la ciudad sigue desaparecido y la policía deja por unos días de ser virtual para aparecer un poco por las calles confinadas más allá de la hora del desayuno en Avenida España....

Valoración:13menosmas

Maria
Hace un mes

Algun d’aquestos bars que comentau, com darrere Santa Creu, es pasen ses normes pes forro i després es queixen de restriccions. Tenc vídeos gravats, gent a les 12 farta de cervessa, cridant, sense mantenir distàncies, fumant... pot ser si complíssiu ses normes no estaríem així.

A jo em sembla bé es confinament i es toc de queda a les 10. Es virus no desapareix a aquesta hora, és ben clar, però ses copes i cervesses a la nit a ses terrasetes fan que descuidem sa seguretat i és recomanable anar cap a casa. No és el mateix que esmorzar o dinar.

I no torneu a esborrar es comentaris que estan a favor des confinament, please!

Valoración:7menosmas

Empresarios
Hace un mes

Empresarios y trabajadores. O acabamos con esta PLANDEMIA o nos vamos a la ruina, hay que acabar con el alcalde, el presidente del consell y al que está enfrente de la sanidad ibicenca. Todos ellos son unos corruptos que reciben dinero por montar este circo hagamos una huelga en serio serremos nuestros negocios y vamos a por los responsables ibicencos de esta situación. Vamos a joderles la vida un poco más de lo que lo hacen con nosotros.

Valoración:-2menosmas

Sinclair
Hace un mes

I lo millor de tot es veure, per exemple, aglomeracions d'engentades a sa Plaça des Parc: asseguts a taules de sis, set o més persones, amb mínima distància i amb més de seixanta o setanta persones a totes ses terrasses...sense mascareta clar...i a nes pobres bars i cafeteries de s'Eixample els fan tancar a les 22 h...Quina colla d'ineptes tenim as Gover Balear?

Valoración:23menosmas

Pennylopez
Hace un mes

No conozco situacion hispitales pero esto de confinar una zona no va a ir a ningun lado.como dice un usuario se le van a escapar las ovejas porque resulta realmente dificil controlar las entradas y salidas.ademas para la hosteleria constituye un agravio comparativo en relacion a otros establecimientos fuera de la zona.lo que va a ocurrir es q la gente se va a desplazar a otros establecimientos.lo q no entiendo muy bien es la sumision de nuestros politicos en este caso .tanto el alcalde como el consell deberian haber dicho algo mas.siguen dando palos de ciego perjudicando a la poblacion q cada vez entendemos menos y estamos ya cansados de tanta mediocridad

Valoración:16menosmas

Pennylopez
Hace un mes

No conozco situacion hispitales pero esto de confinar una zona no va a ir a ningun lado.como dice un usuario se le van a escapar las ovejas porque resulta realmente dificil controlar las entradas y salidas.ademas para la hosteleria constituye un agravio comparativo en relacion a otros establecimientos fuera de la zona.lo que va a ocurrir es q la gente se va a desplazar a otros establecimientos.lo q no entiendo muy bien es la sumision de nuestros politicos en este caso .tanto el alcalde como el consell deberian haber dicho algo mas.siguen dando palos de ciego perjudicando a la poblacion q cada vez entendemos menos y estamos ya cansados de tanta mediocridad

Valoración:5menosmas

Vicente
Hace un mes

Es una vergüenza y un sinsentido, llevar las llaves de los negocios al alcalde , a la consejera de sanidad del gobern y que se levanten ellos cada mañana a las 6 para buscarse la vida y encima pagar impuestos basta ya con estos incompetentes.

Valoración:22menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2