La magia de las librerías todavía no ha desaparecido

Tres conocidos establecimientos de la ciudad de Ibiza luchan por sobrevivir en medio de la pandemia provocada por la llegada del coronavirus y las amenazas de Amazon

|

Valorar:
preload
DANIEL ESPINOSA

Las librerías, esos lugares mágicos, en donde nos podemos sumergir en aventuras épicas, novelas policíacas, historias increíbles, pensamientos impensables y numerosas combinaciones de palabras, impresas en hojas blancas con portadas atractivas, se están desvaneciendo y corren el peligro de desaparecer. En La ciudad de Ibiza ya solo quedan tres librerías grandes a las que acudir cuando al lector le entra el afán de conocimiento, evasión, diversión o asombro.

Estas tres librerías, cada una con su filosofía propia, y con esfuerzos enormes están sobreviviendo a la pandemia que ha generado la llegada del coronavirus a nuestras vidas y la cada vez mayor influencia de gigantes digitales como Amazon a la hora de comprar un libro.

Librería Hipérbole

La más antigua de ellas es la librería Hipérbole, fundada en 1986 por Julián y Jacinta, aunque actualmente es el primero el que se encuentra al frente de ella junto a sus fieles empleados.

Él mismo aseguró a Periódico de Ibiza y Formentera que «las ventas durante el verano no han sido un drama sino que se han mantenido respecto al año pasado», gracias en parte a que hay distintos tipos de compradores que acuden a las librerías. Por un lado «están los que no tienen en mente ningún libro determinado, miran las novedades y compran mucho, por otro aquel que viene buscando un libro concreto e, incluso, clientes fijos que vienen un día a la semana y otros que son recomendadores que aconsejan a los propios libreros».

A pesar de ello, lamentó el auge de Amazón. «Es un desastre porque está destruyendo el tejido social urbanístico como se refleja en Madrid, donde vivía hace años. Antes las calles estaban llenas de vida, con panaderías, tiendas de comestibles, librerías… pequeños negocios que generaban un espacio muy bonito, pero ahora todo es frío y vacío».

Sin embargo aún hay tiempo para bucear entre cientos de ejemplares que ofrece Hipérbole. Maruja, encargada de la sección de los libros, aseguró que los más vendidos del verano han sido La madre de Frankenstein, una novela en la que Almudena Grandes nos cuenta el parricidio que cometió Aurora Rodríguez Carballeira con su hija y la vida de Germán Velázquez y las dolencias de aquellas mujeres olvidadas. También ha tenido una gran acogida en esta librería A corazón abierto en el que Elvira Lindo parte de un episodio ocurrido en Madrid en 1939 para contar la apasionada y tormentosa relación de sus padres y como ello incide en la vida de toda su familia. En el tercer y cuarto puesto de este particular listado encontraríamos El infinito es un junco,un ensayo de Irene Vallejo, sobre la historia de los libros que destaca por su lenguaje sencillo y directo, y El enigma de la habitación 622, una comedia sobre un triángulo amoroso que Soel Dicker coloca en torno al banco suizo Ebezner y un hotel de lujo.

Más allá de los superventas, Maruja recomendó a Periódico de Ibiza y Formentera un libro por encima de todos, Los chicos de la Nickel. Se trata de una historia escrita por Colson Whiteheard, basada en un estremecedor caso real que sucedió durante más de un siglo en un reformatorio de Florida. Además, entre sus imprescindibles estarían La columna de fuego de Ken Follet, Sidi de Arturo Pérez- Reverte sobre la figuro de Rodrígo Díaz de Vivar, El Cid; o A propósito de nada, la autobiografía de Woody Allen.

Sa Cultural

La segunda de las librerías que aún se puede visitar en la ciudad de Ibiza es Sa Cultural, en el número 11 de la calle Bisbe Abad i Lasierra.

Abrió hace cuatro años y al frente de ella se encuentran Pedro y Montse. Los dos ya tenían experiencia en librerías anteriormente pero les movió su inquietud por «abrir un sitio cultural que fuera no solo una librería sino un lugar en el que se pudiera ayudar a incentivar todas las inquietudes de los habitantes de la isla».

Montse aseguró a Periódico de Ibiza y Formentera que para ellos este verano «ha sido raro» porque no han tenido tanta afluencia de gente como otros años pero si han tenido clientes que compraban por lo menos una vez a la semana aprovechando su variada oferte, desde comics a manga, pasando por literatura infantil y juvenil. «Se ha notado que con los ERTEs la gente adulta tenía más tiempo y por eso compraba libros de bolsillo y sobre todo novela negra para entretenerse».

En Sa Cultural tampoco tienen muy buena opinión de Amazon. «Es un tiburón que no solo se está comiendo las librerías sino a todos los pequeños comercios. A nosotros nos gusta lo que hacemos y a mi no me importa perder treinta minutos con un cliente y hacer que se sienta como en casa porque aunque esa vez no compre nada siempre acaba volviendo», aseguró Montse.

En su establecimiento. el libro más leído ha sido Mala sangre una historia de amor, intriga y crímenes escrita por la ibicenca Helena Tur y ambientada en la segunda mitad del siglo XIX en las tierras inhóspitas del Bierzo. También ha tenido muy buena acogida La nena, la tercera parte de una serie de novelas negras escritas por Carmen Mola en la que siguen Àngel Zarate y Chesca, compañeros de la brigada de Análisis de Casos. Tras ellos ha destacado Loba negra la segunda parte del thriller en el que Gómez-Jurado sigue escribiendo sobre Antonia Scott y Jhon Gutiérrez y su proyecto Reina Roja.

Mientras, Montse, al igual que Maruja de Hipérbole, recomienda El infinito es un junco de Irene vallejo, además de Postales del este, una emocionante historia de Reyes Monforte, basada en hechos reales que sucedieron en 1943 en el campo de concentración de Auschwitz, desde Francia, y de La buena suerte, una novela en la que Rosa Montero reflexiona sobre el bien y el mal y el amor por la vida.

Llibreria Mediterrània

La tercera de las librerías que siguen al pie del cañón en Vila es Llibreria Mediterrània.

Fundada en 1995 en los bajos del número 70 de la Avenida de España «con la intención de ofrecer libros en catalán, básicamente de producción local y de la editorial Mediterrània», durante un tiempo estuvo al frente de ella Miquel Costa, hasta que traspasó su negocio a Vicent Marí.

Con el tiempo se han convertido en un referente en publicaciones en catalán como demuestra que su oferta es amplísima. «Durante el verano hemos notado una estabilidad en cuanto a ventas respecto a otros años porque tenemos mucho cliente de barrio que sigue acercandose a comprar libros», aseguró su actual dueño a Periódico de Ibiza y Formentera.

En este sentido, lo que más han venido ha sido novela, pero también las adaptaciones de libros que se han llevado al cine, literatura infantil y algún qu otro juvenil, «ya que a los adolescentes les cuesta aproximarse a la lectura, salvo para comprar los que recomiendan los youtubers o influencers».

Vicent cree que «Amazon sustituye al cliente del comercio de proximidad, no solo de libros, sino de todo tipo de productos» y no es un gran enemigo del ebook al que considera «algo opcional y muy útil a la hora de viajar o ir a la playa, por ocupar menos espacio, pero que jamás sustituirá al papel».

En Meditterània el listado de libros más vendidos lo encabeza Mar d’estiu. Una memòria mediterrània, un libro de viajes donde Rafael Nadal rinde homenaje al mar de su infancia y juventud y se aproxima sentimentalmente al Mediterráneo y a los pequeños placeres de la vida. También ha tenido una gran cogida Reis del món en la que Sebastià Alzamora novela la figura de dos personajes antagónicos, el filósofo Joan Mascaró y el banquero Joan March, y La cicatriz . Ibiza. Negro sobre verde, una crónica minuciosa de Santiago Miró sobre un periodo negro de la política institucional ibicenca y balear y de un episodio en concreto, la construcción de las autopistas de Ibiza.

Mientras, Vicent recomienda a los lectores de Ibiza Atrapa la llebre, una novela en la que Lana Bastasic cuenta la historia de Sara y Lejla, dos amigas que han estado doce años sin saber nada la una de la otra hasta que inician un viaje de retorno a los Balcanes para buscar al hermano de una de ellas, que desapareció durante la guerra, y Abans de les cinc som a casa de Albert Forns Canal sobre la historia de comprador del mercat de Sant Antoni de Barcelona que busca a la persona que se esconde tras unos diarios.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Karla
Hace 29 días

Ibiza debe ser fascinante.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1