Coronavirus

Aumenta la clientela para cenar en bares y restaurantes de los alrededores de Vila

| Eivissa |

Valorar:
preload
‘Efecto éxodo’. Algunos restaurantes de Jesús y Sant Jordi (en las fotos, Sargantana, El Deseo y Vinyl) se han visto beneficiados por el ‘efecto éxodo’ de residentes en Vila que salen a cenar fuera del municipio, pese a las recomendaciones de la conselleria de Salud de evitar los desplazamientos innecesarios.

‘Efecto éxodo’. Algunos restaurantes de Jesús y Sant Jordi (en las fotos, Sargantana, El Deseo y Vinyl) se han visto beneficiados por el ‘efecto éxodo’ de residentes en Vila que salen a cenar fuera del municipio, pese a las recomendaciones de la conselleria de Salud de evitar los desplazamientos innecesarios.

MARCELO SASTRE

El primer fin de semana con el municipio de Ibiza confinado para controlar la expansión del virus, con los bares y restaurantes obligados a cerrar a las 22 horas aunque con libertad de movimientos dentro y fuera de la ciudad, ha generado un ‘efecto éxodo’ hacia los establecimientos cercanos a Vila, que registraron el sábado por la noche un notable incremento del negocio.

Mientras la restauración en la capital insular aguanta el temporal y las dos semanas de restricciones que aún le quedan por delante, locales de Jesús, Sant Jordi o Santa Gertrudis han recibido un flujo de clientes ‘vileros’ que supuestamente no habrían respetado las recomendaciones de la conselleria de Salud del Govern de evitar los desplazamientos innecesarios fuera de la zona confinada, que es todo el término municipal.

A pesar de las restricciones de aforo en el interior y el exterior y las medidas de distanciamiento entre mesas, que ya han ocasionado cuantiosas pérdidas en toda la isla en comparación con la temporada anterior, en el restaurante El Deseo, en Jesús, han notado este nuevo fenómeno. «No podemos coger más reservas», aseguró un encargado del local, que confirmó el lleno total en la noche del sábado y constató este aumento inusual de afluencia de clientes. «Estamos teniendo mucho trabajo por la noche, también porque tenemos menos mesas, y tenemos que desviar a los clientes a nuestro restaurante de Santa Eulària», precisan.

En Sant Jordi, bares y restaurantes también han notado este flujo inesperado de clientes procedentes de Vila. «Estamos trabajando a tope, con muchas reservas para la noche, pero de día también», comenta la encargada de Vinyl, que apunta que estos días han detectado asimismo un cambio de hábitos entre la clientela, en el sentido de que «ahora también viene mucha más gente de lo normal de 4 a 7 de la tarde». Este repunte del negocio se está notando también en otros establecimientos del pueblo, como Can Soul, Can Pizza, Sargantana o La Manduca, «que están trabajando muy bien».

Aunque la temporada se da por finalizada, en Santa Gertrudis también se ha notado un incremento de la actividad esta pasada semana en los bares del entorno de la plaza, así como en algunos de los restaurantes del resto de la isla que suelen abrir todo el año.

En Vila, «aguantando el temporal»
El confinamiento de Vila, por contra, ha dejado un panorama desolador. La otra cara de la moneda se palpa en los establecimientos de hostelería del centro de la ciudad, algunos ya cerrados o al borde del cierre. El resto, «aguantando el temporal», como resume Joan Riera, propietario del restaurante Ca n’Alfredo, un icono de la restauración ibicenca que cuenta con una amplia terraza en el paseo de Vara de Rey. «Nosotros abrimos de 12 a 22 horas y estamos aguantando estos quince días hasta que podamos volver a los horarios habituales, hasta que nos den el alta», explica el expresidente del sector de Restauración de la Pimeef, que reconoce, no obstante, que «los locales de Vila que tienen que pagar un alquiler, a uno o dos empleados, más los gastos y los impuestos lo están pasando muy mal y lo tienen muy difícil para mantenerse abiertos».

«Que pasen estos días (de confinamiento) cuanto antes, y esperemos que podamos volver a una relativa normalidad. Ahora tienes que advertir a los pocos extranjeros que vienen de que se tienen que marchar a las diez de la noche. Nosotros tenemos cuatro mesas en el interior y en la terraza se guardan las distancias, pero, por ejemplo, otros locales que se caracterizan por ofrecer pinchos en la barra lo están pasando peor porque no pueden trabajar en estas condiciones y la gente se arremolina en la calle».

Sobre las perspectivas de cara al invierno, Joan Riera considera que «si somos capaces de evitar las aglomeraciones de jóvenes y conseguimos erradicar el virus, entonces podrán aguantar abiertos los establecimientos que trabajan todo el año. Esa es la esperanza».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

para el sanitario
Hace 20 días

Sanitario: consejos doy que para mi no tengo. ¿Tu no sales nunca de casa?, vas todos los días del trabajo a casa sin quedar con nadie, sin hablar con nadie, sin salir de cenas y copas con las amigas?, va a ser que no me creo nada.

Valoración:menosmas

toni
Hace 20 días

VIVA ESPAÑA ESTAMOS EN BOCA DE TODOS A NIVEL MUNDIAL UN PAIS DE PANDERETA.

Valoración:2menosmas

Emily
Hace 21 días

El problema no es de los ciudadanos que son unos irresponsables y actúan a la contra de lo que recomiendan es también de las ineptas que nos gobiernan que no tienen lo que hay que tener y claro al parecer no saben la pandilla de borregos que les votan

Valoración:0menosmas

Sanitario
Hace 21 días

Es tan difícil quedarse uno en casa??? Dejad ya de facilitar que se propague el virus o si no la pandemia no acabará nunca. Que insensatez

Valoración:11menosmas

Oliver
Hace 21 días

Jaja, solo lees la mitad de mis comentarios..... La culpa es de todos los que se pasan las recomendaciones por el forro. Incluidos los de fuera obviamente, pero básicamente los tan necesitados de irse de bares y restaurantes. El patrón de ésta pandemia es exactamente igual que hace 100 años con la gripe española. La gente se relaja o pasa de todo y viene la segunda ola y como hoy en día somos más chulos que hace 100 años habrá tercera y cuarta como hoy confirman varios virologos, augurando 2 años más de restricciones....

Valoración:3menosmas

El Llanera solitario
Hace 21 días

Y seguramente el tal Oliver, diga que es culpa de los que vienen de Madrid,,,

Valoración:0menosmas

A Michel
Hace 21 días

Suena mis hu34vos.. tolón tolón..

Valoración:-5menosmas

Juan
Hace 21 días

Este es el virus que aflora la solidaridad y egoismo. Rápidamente ves quien es quien... unos van por libre haciendo vida normal incluso se ofenden si rechazas un beso, como si esto fuera una broma, y otros toman las precauciones necesarias para evitar y no favorecer la propagación del del virus. Solo viendo cómo llevan la mascarilla algunos te haces una idea en qué bando están.

Valoración:16menosmas

Pep
Hace 21 días

Que parte de la palabra recomendación no habéis entendido????

Valoración:4menosmas

filibustero
Hace 21 días

Joer vaya banda de comentaristas que hay por aquí, envidia, chivateo, trepas y demás fauna tóxica que tenemos en esta sociedad. Que salgan los suena a Michel ya!!!!!

Valoración:-6menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3