El Govern adelanta el toque de queda para toda Ibiza a las 22.00 horas

|

Valorar:
Pilar Costa, durante su intervención ayer en el Consell, con Rafa Ruiz y Vicent Marí al fondo.

Pilar Costa, durante su intervención ayer en el Consell, con Rafa Ruiz y Vicent Marí al fondo.

IRENE ARANGO

Toque de queda para toda la isla de 22.00 horas 06.00 horas a partir de hoy y durante, al menos, los próximos 15 días. Esa es la principal restricción que impondrá el Govern a partir de hoy mismo para controlar la «preocupante» situación epidemiológica de Ibiza. Así lo anunció ayer la consellera de Presidencia, Pilar Costa, en una rueda de prensa celebrada en el Consell d’Eivissa en la que estuvo acompañada por el presidente ibicenco, Vicent Marí, los alcaldes de Ibiza, Santa Eulària y Sant Josep y la directora general de Salud Pública, María Antonia Font.

Costa explicó que estas medidas se toman porque Ibiza presenta la mayor incidencia de casos de todo el archipiélago con 273 casos por cada 100.000 habitantes, siendo la media balear de 213 casos. Esta incidencia está más de cuatro veces por encima del umbral de 60 casos por 100.000 habitantes definido por el European Center for Disease Prevention and Control (ECDC) para establecer un territorio en situación de riesgo epidemiológico, señaló la consellera. Unas cifras que además se han duplicado durante los últimos días. También es muy alta la tasa de positividad de las PCR que supera el 14% durante los últimos siete días.

La prohibición de los desplazamientos entre las 22.00 horas y las 06.00 horas se publicó ayer en el BOIB y tiene una duración de 15 días. Se excluyen de esta prohibición los desplazamientos de carácter esencial, debidamente justificados, como desplazamiento por actividad laboral o asistencia sanitaria de urgencia. Se incluyen los desplazamientos por necesidades de personas con trastornos de la conducta, discapacidad o enfermedad, cuando esté debidamente justificado. También se considera situación de necesidad justificada el desplazamiento desde o hacia el puerto o el aeropuerto, en caso de que la circulación derive directamente de la llegada o la salida del barco o del avión, como también el retorno al lugar de residencia proveniente de un centro educativo con horario nocturno o de la salida de una actividad cultural.

Bares y restaurantes
Otra de las medidas que ha establecido el Govern para la isla de Ibiza es la prohibición del servicio de restauración en espacios interiores, excepto para la actividad de comida para llevar. En espacios exteriores, los establecimientos que ejerzan la actividad de restaurante o de bar-cafetería tienen que limitar la capacidad al 50 por ciento. Los trabajadores de los establecimientos deben llevar mascarilla en todo momento y los clientes sólo pueden prescindir de ella durante el tiempo indispensable para la consumición de comida o de bebidas. La ocupación máxima es de seis personas por mesa o agrupación de mesas.

Además, los establecimientos de restauración tienen como hora de cierre la legalmente autorizada sin poder superar en ningún caso las 22.00 horas y no se permite el consumo en la barra.

En el resto de los locales en general, el BOIB recoge que la capacidad no podrá superar el 50 por ciento, y todos los establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público tienen como hora de cierre las 22.00 horas. Además, se tiene que establecer un horario de atención con servicio prioritario para personas mayores de 65 años.

Sobre actividades en academias, autoescuelas y centros privados de enseñanzas no regladas y centros de formación, se podrán impartir de manera presencial siempre que no se supere una capacidad del 50 por ciento respecto del máximo permitido. Las actividades que se lleven a cabo se tienen que limitar a grupos máximos de seis personas y se tienen que establecer las medidas las medidas necesarias para mantener la distancia de seguridad interpersonal de un metro y medio en las instalaciones en todo momento.

Entre las restricciones también se prohíben los encuentros y reuniones de más de seis personas, tanto en el ámbito privado, como en el público, excepto en el caso de las personas convivientes. Esta prohibición incluye las bodas y otras celebraciones sociales y la práctica deportiva no federada.

No se consideran incluidas en esta prohibición las actividades laborales ni los medios de transporte público. En los velatorios y entierros pueden participar un máximo de 15 personas. En las reuniones que concentren hasta seis personas en espacios públicos no se permite el consumo de alimentos ni de bebidas.

Unidad
Durante sus intervenciones todas las instituciones quisieron recalcar la unidad en un objetivo común. Pilar Costa habló de «ejemplo de unidad política e institucional». Vicent Marí quiso poner en valor las reuniones que se habían tenido durante las últimas horas para «trabajar todos juntos». El alcalde de Vila, Rafa Ruiz, aseguró que había que ir «todos a una para intentar superar esta situación». Su homónimo en Sant Josep, Agustinet, insistió en la que toda la isla es «un conjunto» y que «este es el único camino». Mientras que desde Santa Eulària, Carmen Ferrer, destacó que hay que «trabajar todos juntos si queremos tener temporada el próximo verano».

Por último, todos insistieron en lo «preocupante» de la situación y en la importancia de la responsabilidad individual como el único camino para conseguir aplastar la curva.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.