Coronavirus

La situación epidemiológica se estabiliza, pero sigue preocupando

Los casos empiezan a decelerar, aunque se espera que aumenten durante dos semanas más

| | Ibiza |

Valorar:
Una enfermera extrae una muestra en la carpa exprés del Centro de Salud de Vila.

Una enfermera extrae una muestra en la carpa exprés del Centro de Salud de Vila.

Marcelo Sastre

«Ibiza es la isla en la que más aumenta la incidencia, pero la tendencia es que en las próximas semanas podría empezar a disminuir. En la última semana baja la velocidad en el aumento de casos y eso nos hace ser optimistas. Sigue siendo una situación crítica e inestable pero en Ibiza en los últimos días se ha pasado de una tasa de positividad del 13% al 10%». Son palabras del doctor Javier Arranz. El portavoz del Comité Autonómico de Gestión de Enfermedades Infecciosas mostró su preocupación por los datos de la isla, pero habló de una estabilización que le hace ser optimista. Aún así aseguró que durante las dos próximas semanas la incidencia seguirá subiendo en Ibiza.

En cuanto a cifras, la incidencia de la COVID-19 por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días es de 336 en Ibiza, unos números que siguen muy por encima de la media balear que se sitúa en los 253 casos –239,95 en Mallorca; 115,64 en Menorca–.

También aunque haya descendido a un 10%, la tasa de positividad de las PCR de la isla sigue siendo la más elevada del archipiélago. Mallorca tiene un 6,19%, Menorca un 2,84% y Formentera un 2,99%. Esto hace que la media de la comunidad se sitúe en el 6,4%.

El doctor también facilitó los datos de la incidencia por municipios en los últimos siete días.

En el caso de Vila, señaló que con una incidencia de 305 casos se mantiene en unos niveles elevados, pero se está estabilizando. Distinto es el caso de Sant Antoni donde ha habido una notable mejoría descendiendo a 155 casos. Santa Eulària cuenta con una incidencia de 126, mientras que Sant Josep y Sant Joan tienen 98 y 93 casos por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

Así pues con estos números, Arranz señaló: «Ibiza tiene una tendencia buena, pero sigue en unas cifras que nos preocupan». Del mismo modo, no se atrevió a pronunciarse sobre si ya se está empezando a notar el toque de queda impuesto por el Govern en toda la isla, ya que apenas ha pasado tiempo. Para él, habría que mirar si se están celebrando más o menos fiestas ilegales en la isla, aunque no dudó en señalar que dos horas menos de movilidad habrán servido para reducir contactos.

Una fallecida
El Área de Salud de Ibiza y Formentera informó ayer del fallecimiento de una mujer de 90 años, usuaria del Centro de Día Can Blai, con patologías previas que había ingresado en la Unidad de Media Estancia Ca na Majora tras dar positivo en COVID-19.

Con este caso, son ya 21 las personas víctimas de coronavirus en las Pitiusas, la anterior el martes cuando se informó del fallecimiento de un hombre de 92 años con patologías previas y usuario de la residencia de mayores Reina Sofía.

Además, según el comunicado, la sección de Biología Molecular del Laboratorio de Microbiología detectó 62 nuevos positivos en las últimas 24 horas, todos ellos en Ibiza. Por contra, se dieron 52 altas que sitúan la cifra de pacientes activos en 566 casos, nueve más que el martes.

Hay 65 personas en los distintos dispositivos covid del Área de Salud de Ibiza y Formentera, 48 personas en planta, cinco en UCI y 12 inmigrantes asintomáticos en el hotel medicalizado.

En seguimiento domiciliario hay 504 personas por su situación leve o asintomática, solo una de ellas en Formentera.

Por último, hay 32 profesionales en vigilancia activa, de los que 9, uno más que la jornada anterior, son positivos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.