Coronavirus

Detectives sanitarios en el Edificio J de Can Misses

14 trabajadores del Área de Salud llevan a cabo un intenso trabajo de rastreo diario para controlar a más de 3.000 pitiusos, los 600 casos activos y sus contactos estrechos

| Ibiza |

Valorar:
En total son 14 los rastreadores que trabajan manteniendo la distancia de seguridad y respetando todas las medidas de higiene obligatorias.

En total son 14 los rastreadores que trabajan manteniendo la distancia de seguridad y respetando todas las medidas de higiene obligatorias.

DANIEL ESPINOSA

En la tercera planta del edificio J, perteneciente al antiguo Hospital Can Misses de Ibiza, donde antes estaba ubicada la biblioteca y los dos salones de actos, el trabajo es incesante. No son enfermeros, administrativos, fisioterapeutas y técnicos en cuidados de enfermería al uso pero sentados junto un teléfono y frente al ordenador el trabajo de estos 14 rastreadores se ha convertido en fundamental en estos nuevos tiempos donde el coronavirus se ha convertido en un incómodo compañero de viaje. Vienen de distintos puestos de trabajo del Área de Salud de Ibiza y Formentera – algunas son trabajadoras embarazadas, otros vienen del servicio de fisioterapia y otros de centros de Atención Primaria – pero a todos les une su pasión por ayudar, su gran capacidad de empatía y su habilidad para ejercer una labor casi detectivesca en busca de los contactos directos de aquellos que han dado positivo.

En total, tienen bajo su punto de mira a más de 3.000 pitiusos, a razón de entre cinco y ocho por cada caso (más de 600 ayer).

«Es un trabajo apasionante y esto es lo que nos ayuda a superar el gran volumen de trabajo que tenemos todos los días», asegura Mila Oliva, una de las enfermeras a Periódico de Ibiza y Formentera. Su horario es de ocho de la mañana hasta las tres de la tarde pero difícilmente se cumple. «Casi no nos movemos de la silla y de la pantalla del ordenador y además, cuando estamos rastreando un paciente y por fin hemos encontrado una familia o un contacto directo no podemos irnos sin llamarle, por más que hayamos superado el horario, porque eso supondría que esa persona estaría un día más por la calle con todos los riesgos que eso conlleva», resume esta enfermera que ha encontrado «una familia» en este grupo de rastreadores tras trabajar en un centro de salud.

Sus turnos laborales están pensados para que en ningún momento quede desatendido el servicio. Así, por ejemplo, ayer trabajaron seis rastreadores por la mañana, en un turno de siete horas y media, llegando a rastrear cada uno de ellos unas cinco personas como mínimo. «Es un no parar porque ten en cuenta que si una persona tiene trece contactos estrechos hay que llamarlos a todos, generar su historia clínica y darles cita para la prueba PCR, con lo que al final, podemos terminar la jornada con unas treinta personas rastreadas de las que empezar a tirar del hilo por parte de todo el equipo».

En este sentido, desde el equipo de rastreadores recuerdan que existe un teléfono de Infocovid, tanto para adultos como pediátrico, donde resolver las dudas y recibir consejos en caso de presentar síntomas o haber estado en contacto con alguna persona que ha dado positivo. «Es una idea muy buena porque ha permitido liberar buena parte de la presión que sufrían los Centros de Salud y a los que todo el mundo llamaba, pero también hay que hacer un llamamiento a la responsabilidad para que este teléfono no se sature y solo se use si realmente se tienen patologías asociadas al coronavirus», advierte Mila.

Un proceso largo y complicado
La labor de Mila y sus compañeros comienza en el momento en el que se conoce un positivo por coronavirus en Ibiza y Formentera. «Una vez que se sabe el resultado, se pregunta al afectado cuáles han sido sus contactos estrechos, considerándose como tales fundamentalmente a los convivientes, y después comenzamos a seguir un rastro de todos aquellos que no han mantenido la distancia de seguridad de dos metros, no han usado la mascarilla o han estado con ellos más de 15 minutos». Y todo ello, solucionando temores, dudas, miedos y tirando de empatía para tranquilizar a todo el mundo, «ante una situación tan complicada como la que estamos viviendo».

Afortunadamente, esta rastreadora asegura que la colaboración ciudadana está siendo casi total y que hay muchísima gente que está concienciada. «Te podría decir que el 99,9% de las personas con las que contactas como contacto estrecho ya saben que les vas a llamar y les vas a informar porque les ha avisado la persona que ha dado positivo y en muy pocas ocasiones nos encontramos con gente que se nos pone borde, nos cuelga o nos dice que nos hemos equivocado de teléfono».

Sin embargo, todo se complica un poco más cuando se trata de personas extranjeras que no dominan mucho el idioma. «Es entonces cuando se pone realmente interesante nuestro trabajo, cuando los apellidos no coinciden, cuando las letras o las pronunciaciones no son las mismas o cuando son familias que no tienen ningún teléfono móvil o forma de contacto directa».

Tras contactar con el contacto estrecho comienza una amplia labor de información y un proceso nuevo. El equipo de rastreadores les citan para que se hagan una prueba PCR, a ser posible en el viejo Hospital Can Misses, en la carpa instalada a la izquierda de la entrada del Edificio J, y a la que se ha de llegar en coche, moto o andando ya que está prohibido coger ningún tipo de transporte público.

Posteriormente se les comunica la obligatoriedad del aislamiento y durante los siguientes días se está muy pendiente de ellos. «Lo importante es que no se sientan solos, que sepan que estamos con ellos, y que no se sientan abandonados y por eso a los dos días les llamamos para darles el resultado de la prueba, luego durante la semana hablamos con ellos para ver cómo están, si han desarrollado algún tipo de sintomatología y después, cuando todo ha ido bien, les llamamos para darles la mejor noticia del día, que ya tienen el alta y pueden volver a hacer vida relativamente normal», concluye Mila Oliva.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Juanhop
Hace 11 meses

Sería bonito que ahora hicieran PCR's para la gripe y nos confinaran... Dado, que como los científicos de verdad predijeron, la letalidad sería similar pasada la primera ola, y luego habría estacionalidad.... Que es lo que hay ahora. Our World in Data excess mortality, en el gráfico, add country, se pueden cambiar los países. Compárese a España. El exceso de mortalidad revela la GESTIÖN de la epidemia.... En mi familia, mi padre y dos suegros, positivos con test privado proue sanidad no quiso hacer nada (eran my viejos para ellos en Marzo. Lo pasaron en casa y NO salen en ninguna estadística. Mi suegro, desorientado y que necesitada ayuda para respirar por la noche apnea, fue ignorado por ser mayor... Murió sin necesidad. Se atendió y se atiende a miles de personas que en caso de gripe estarían en casa. La presión es por las bajas por coronavirus (No es igual a Covid), y seguimos sin analizar las células T. El exceso de mortalidad es por la sanidad telefónica y la histeria.
Valoración:1menosmas

Alicia
Hace 11 meses

Di positivo el 24 de octubre, sábado, yo ya estaba aislada desde dos dias antes, mis convivientes desde ese día durante los 10 siguientes. He tenido seguimiento por parte de mi médico de cabecera cada dos dias y los rastreadores me llamaron a los 4 días del positivo, quizás un poco tarde pero entiendo q van saturados, desde ese momento cada 3 días nos llamaban los rastreadores preguntando por el estado de salud de mis convivientes, por suerte todos negativos al igual que mis contactos estrechos. Todo esto hasta el pasado miércoles que fui dada de alta después de 12 días de encierro en mi habitación. Desde aquí agradezco a todo el sistema sanitario su labor dentro de sus posibilidades y al resto de ciudadanos un poco de respeto por los demás e intentar cumplir un poco con el sentido común por lo menos.
Valoración:6menosmas

Rufo
Hace 11 meses

Que aburrido este tema, cuando se darán cuenta ustedes que el problema no es un virus. Es curioso que luego de la gestión que se lleva no sospechan ustedes que quizás el virus es sólo una escusa. Cuando dejaran de apoyar estas normas ridículos?? Cuando entren en razón, que están apoyado limitar sus propias libertades y la de sus seres queridos. Cuando empecéis a tomar conciencia de lo borregos que soys será demasiado tarde. Seguir viendo la tele y tragando. Lo bonito será cuando no tengáis para comer defensores de la pandemia y todos arruinados pero claro la culpa es de vecino y no del cambio mundial que se llevará a cabo se callamos.
Valoración:-4menosmas

Un mes
Hace 11 meses

Yo creo que está gente está haciendo un gran trabajo, no lo dudo, pero no es suficiente seguro. Hoy hace once días que di positivo, y aún me quedan unos días ya que la cosa se complicó un poco. Aún estoy esperando que me llame a mi o a mi familia un rastreador de estos. Por suerte todos han dado negativo y han estado diez días aislados. Pero tanto aislamiento como PCR han sido voluntarios y por nuestra cuenta.
Valoración:7menosmas

Eir
Hace 11 meses

Yo también quisiera pensar que se hace algo más... pero NO. Una amiga trabaja en un súpe del centro de la ciudad, su compañera de turno ha dado positivo y lleva unos días bastante mala. Para nada se han hecho PCR al resto de la plantilla y el establecimiento sigue abierto... Pues así nos va y así acabará...
Valoración:5menosmas

local
Hace 11 meses

Me parece muy bien lo que relatan en la noticia.... en mi caso, cuando tuve un contacto con una persona que dio positivo, fue en la segunda quincena de agosto, no me llamó ningún rastreador, a pesar de que la persona lo había comunicado. Es más, yo fui quien avisó al centro de salud y a las personas que habían estado en mi casa de la situación. Todos dimos negativos por que nos hicimos pruebas voluntariamente y nos aislamos, pero no hubo ni rastro de rastreadores. Y, por cierto, a la persona que dio positivo, no la llamó nadie durante su aislamiento, ni médicos ni enfermeros en todo ese tiempo, ni para interesarse por ella ni por su hijo conviviente. Hablo de la segunda mitad de agosto. Querría pensar que ahora se está haciendo algo más, pese a la situación tan saturada.
Valoración:15menosmas

Andale
Hace 11 meses

No engañen, lo del rastreo es un mito
Valoración:0menosmas

Álvaro
Hace 11 meses

Detectives? qué sentido tienen ahora? esto cuando había brotes...aún..pero ahora está más que extendido...no son brotes, es contagio masivo...no sirven para nada...además de que no funcionan bien
Valoración:5menosmas

A Jose
Hace 11 meses

Yo si conozco, pero también conozco gente que ha dado positivo y sus allegados se han hecho pcr y han seguido haciendo vida normal hasta que han sabido si eran o no positivos. Y otra gente con compañeros de trabajo que están ingresados y ni prueba ni nada de nada y negocio abierto. Esto no nos lo quitaremos ni con gasolina hasta que no salga vacuna.
Valoración:12menosmas

Luna
Hace 11 meses

Totalmente de acuerdo Jose. Por tanto insolidario, egoísta e individualista, en 10 días estaremos confinados de nuevo. Más puestos de trabajo perdidos, hospitales al límite y much@s de fiesta ... sin palabras
Valoración:17menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2