Transición energética

Transició Energética da el visto bueno para construir la subestación de Formentera

La instalación reducirá drásticamente la necesidad de los generadores de es Ca Marí

| Ibiza |

Valorar:
Imagen de 2017 de la subestación de es Ca Marí.

Imagen de 2017 de la subestación de es Ca Marí.

La conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos otorgó el pasado lunes la autorización administrativa para la construcción de la nueva subestación eléctrica de Formentera.

La autorización se concede tras la declaración de interés autonómico del proyecto por parte del Govern Balear el 22 de mayo del 2020 y la declaración de impacto ambiental favorable emitida por la Comisión Balear de Medio Ambiente el pasado 29 de octubre.

La nueva subestación forma parte del conjunto de actuaciones incluidas en el proyecto de interconexión eléctrica submarina DC 132 kV entre Ibiza- Formentera.

La nueva interconexión es considerada como un elemento «de vital importancia para la seguridad y garantía del suministro de la isla de Formentera» por parte de Red Eléctrica Española. Su entrada en servicio reducirá drásticamente las necesidades de funcionamiento de generación local, con la reducción de emisiones de CO2 y de costes asociados, y supondrá un salto cualitativo en el proceso de transición energética.

Medidas correctoras

El proyecto de nueva subestación en Formentera se desarrollará en el entorno industrial de la zona de Es Ca Marí. El proyecto prevé que la subestación sea blindada, aislada mediante tecnología GIS. De acuerdo a las prescripciones ambientales, la altura de la subestación será igual o menor que la de las edificaciones colindantes y contará con apantallamiento visual y acústico para garantizar el cumplimiento de los valores establecidos.

A su vez, dispondrá de medidas específicas de integración paisajística, acordes al plan Territorial insular de Formentera, mediante pantallas vegetales con especies adaptadas al entorno.

La construcción de la subestación supone asimismo la protección de determinados elementos patrimoniales como en el caso de los muros de pared seca existentes
El proyecto referido al recorrido submarino del enlace se encuentra actualmente en tramitación y comprende un tramo submarino de 27 km y una profundidad máxima de 62 metros, con un trazado sin afectación al parque natural de Ses Salines. Con la finalidad de minimizar el riesgo de agresiones externas, el proyecto prevé la protección del enlace en todo su tramo submarino. Por otro lado, en ambos extremos del enlace está prevista la utilización de la técnica de la perforación horizontal dirigida, con la finalidad, entre otras, de evitar la afección a praderas de posidonia.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.