Contenido patrocinado

Toma nota de estos consejos y hábitos para disfrutar de un buen descanso cuando duermes

| Ibiza |

Valorar:
Toma nota de estos consejos y hábitos para disfrutar de un buen descanso cuando duermes.

Toma nota de estos consejos y hábitos para disfrutar de un buen descanso cuando duermes.

El descanso es ese momento de la jornada en el que somos capaces de hacer reset a nuestro cuerpo y volverlo a poner en marcha. A la hora de irse a descansar, influyen muchos factores, pero y tal como indican los expertos de la web mejorcolchon.net, elegir un buen colchón es fundamental por tal de disfrutar de un descanso óptimo. Cuidar nuestro colchón es cuidar de nuestra salud y descansar mejor. Pero, ¿cuántas veces has pensado en cambiar de colchón y no te decides? Las consecuencias están claras, malas noches, dolores de espalda y cuello y somnolencia durante el resto de la jornada.

Por estas razones, vamos a proporcionar una serie de consejos útiles tanto como para ir. dormir y favorecer el sueño, como para elegir cuál es el colchón adecuado. Recuerda que si este tiene más de 10 años, ya no tienes colchón. No es un asunto para tomar a broma. Dormir no tiene por qué ser sinónimo de descansar, ya que el descanso es un concepto mucho más amplio.

Descansa bien mientras duermes

A la hora de favorecer un buen descanso hemos de seguir una serie de hábitos o rutinas importantes y las cuáles nos ayudarán a descansar de forma óptima. Para ello, trata de seguir estos puntos, ya que son la manera adecuada de levantarse con energía cada mañana.

  • Sigue rutinas horarias: Nada peor para nuestro descanso que no acostumbrarlo a una hora fija para ir a dormir. El cuerpo "aprende" de nuestros hábitos, y a medida que va llegando la hora de acostarse nos manda unas señales. Si se siguen unas rutinas horarias, llegaremos a la cama con sueño.
  • La cama, para dormir: Un poco de lectura favorece el sueño, pero la cama no es lugar de trabajo con tu portátil, ni de ver la televisión, de estudiar o de estar consultando el teléfono. Trata de ir a la cama exclusivamente para dormir, descansarás mejor y cogerás antes el sueño.
  • Evita las cenas copiosas: De igual manera, no te vayas a la cama recién cenado, Trata de adelantar el horario de las cenas para que tu organismo pueda digerir bien los alimentos. Nada de excitantes, bebidas gaseosas y alcohol.
  • Sigue siempre las mismas rutinas: Es decir, haz siempre lo mismo. Ponerse el pijama, aseos, meditación o estiramientos si es tu caso, y finalmente, ir a la cama. Trata de seguir siempre ese orden para que nuestro cuerpo sepa prepararse.
  • Si estás en la cama sin sueño: Nada peor que ponerse a dar vueltas y conciliar un sueño que no llega. Recuerda la premisa de que la cama es para dormir. Si no puedes conciliar el sueño, sal del dormitorio y haz alguna actividad en otra estancia de la casa. Algo de lectura suele funcionar, pero siempre fuera de la cama.

Elegir bien tu colchón

La necesidad de tener un colchón adecuado a nuestras características es clave para un descanso correcto. Hay que desechar el mito de que los colchones duros son los mejores, ya que cada persona necesita uno adaptado a sus necesidades. Si desconoces cuáles son los puntos claves a la hora de elegir un colchón, te recomendamos que hagas caso de esta breve guía.

  • Los diferentes materiales en los que se fabrican los colchones darán una orientación a cada tipo de usuario. Por ejemplo, los viscoelásticos suelen venir bien a personas que duerman de lado o que pasen mucho tiempo en cama. Son ideales ara enfermos encamados y su precio es bastante competitivo.
  • Si quieres un colchón fresco porque eres una persona calurosa, los de muelles son una buena idea. Igualmente, están bien indicados para personas con algún tipo de dolencia lumbar.
  • Lo de látex cuentan con la ventaja añadida de que los ácaros no anidan en ellos, por lo que son perfectos para alérgicos. Igualmente, si te mueves mucho durante la noche o quieres descansar junto con tu pareja, el látex es un buen material.

Pero quizás uno de los factores más importantes es probar con las opiniones de personas que ya hayan comprado un colchón similar al que deseamos, o bien de parte de los especialistas de esta área. Cabe recordar que es un colchón es una compra vista a largo plazo, y que elegir bien es clave para fomentar un descanso adecuado. No conviene dejarse llevar por tentadoras ofertas ni comprar a lo loco, siempre hemos de tener en cuenta nuestras características tanto físicas como de sueño.

Si tu colchón ya ha comenzado a dar signos de desgaste y si a pesar de tus rutinas de sueño no consigues descansar adecuadamente, lo mejor es comenzar la búsqueda de un nuevo colchón que te permita llegar descansado a trabajar. Afortunadamente, la gama es muy extensa entre las que elegir y la tecnología aplicada al mundo del colchón ha conseguido desarrollar auténticas joyas que se ponen a nuestra disposición.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.