El Consell acude al endeudamiento para alcanzar un presupuesto de 102 millones

El presupuesto de la institución sube un 14% con respecto a 2021, con un incremento de tres millones de euros en Servicios Sociales y manteniendo la cooperación municipal

| Ibiza |

Valorar:
Imagen de la presentación de los presupuestos.

Imagen de la presentación de los presupuestos.

DANIEL ESPINOSA

El Consell de Ibiza gestionará el año 2022 un presupuesto que asciende a 102 millones de euros, un 14,04% más que en 2021. «Un presupuesto excepcional para una época excepcional», según lo califica la propia institución, que busca dar «un impulso a la reactivación económica y social de la isla», añadió, ayer, el presidente del Consell, Vicent Marí.

El proyecto económico de la institución insular supone un incremento importante en materia de ayudas y Servicios Sociales, un descenso de la presión fiscal a los ciudadanos y el mantenimiento de la colaboración con los municipios.

Marí habló de tres ejes: el social, con un incremento de 3,1 millones (11,3%) del presupuesto de la conselleria de Benestar Social; el económico, con una previsión de 2 millones de euros en ayudas a autónomos, pymes y familias, además de 4,4 millones de euros para bajar las tasas municipales de basuras entre un 20% y un 30%; y el de Cooperación Municipal, con el mantenimiento del Pla5 que supondrá una inyección económica a los ayuntamientos para que lleven a cabo obras en materia de eficiencia energética e hídrica, eliminación de barreras arquitectónicas y mejora de infraestruturas.
Para poder impulsar todas las acciones previstas en estos tres ejes, la institución ha hecho una previsión de gasto superior a la de ingresos, por lo que ha contemplado un crédito de 9,5 millones de euros para cubrir posibles necesidades presupuestarias. «Quizás no sea necesario formalizar el préstamo si se pueden usar los remanentes en los próximos años», indicó Marí.

Este año la institución insular contará con 60 millones de euros de remanente, que se pueden destinar a proyectos financieramente sostenibles, gracias a la suspensión de la regla de gasto que limita el uso del dinero no gastado por las instituciones locales.

Políticas sociales y ayudas
Las políticas sociales serán el elemento que marque los presupuestos del año que viene, según subrayó Marí. La Conselleria de Benestar Social i Recursos Humans dispondrá de 30,7 millones de euros, casi un tercio del presupuesto total.

En esta Conselleria se hace una importante ampliación de personal, con 12 nuevas plazas: una de técnico de administración general, una de técnico de gestión, un geriatra, cinco trabajadores sociales, dos enfermeros y dos auxiliares de enfermería; distribuidos entre los distintos centros y servicios dependientes de este departamento

En cuanto a la partida destinada a ayudas, subvenciones y convenios de Benestar Social, sube un 22% respecto al año pasado.

También suben las ayudas en materia de Promoción Cultural (15%), Deportes (8%) y en Patrimonio (7,5%).

El conseller de Economia i Hisenda, Salvador Losa, resaltó ayer, también el incremento en el apartado de transferencias corrientes, en el que están englobados todos los programas de subvenciones. Es el capítulo que más sube en términos totales, pasa de 17 a 25 millones de euros, una subida del 47,4%. «Aquí es donde se ve la voluntad de ayudar a las familias y a las personas más golpeadas por la crisis», valoró Losa. Las principales partidas son: 1,3 millones de euros para ayudas a autónomos, 600.000 euros de ayudas a familias o los 4,4 millones de euros que se transferirán a los ayuntamientos para reducir el pago de la tasa de basuras.

Otros gastos
En cuanto a otros gastos por capítulos, Losa destacó que el de Personal sube un 1,51% para hacer frente las contrataciones previstas en muchos servicios del Consell d’Eivissa, un total de 30. Destacan, como ya se ha mencionado, las contrataciones en el Departamento de Bienestar Social, pero también se incluyen nuevas contrataciones en el Servicio de Bomberos, la ITV y la Oficina de Lucha contra el Intrusismo.

También sube el gasto corriente, es decir, lo que gasta el Consell en su propio funcionamiento, en un 16,8% «motivado por los 1,5 millones de euros presupuestados por la puesta en marcha del Centro provisional de Baja Exigencia de Sa Joveria y la puesta en marcha del nuevo servicio de atención de menores».

Inversiones e ingresos
Respecto a las principales inversiones con cargo directo a los presupuestos, la más destacada es la realización de obras de mejora en el Hospital y Residencia Asistida de Cas Serres, a las que se destinan 590.000 euros. El presidente del Consell aclaró que esta inversión consistirá en mejorar las instalaciones ya existentes «que se han quedado un poco desfasadas en algunos aspectos».

Otras inversiones destacadas serán: la aportación de 400.000 euros prevista para la Escuela de Hostelería de sa Coma, la rehabilitación del Edificio 201 de IBANAT en sa Coma por 326.319 euros, la cobertura del espacio arqueológico de s’Olivera, que costará 305.649 euros; el Centro de Cultura y Patrimonio Inmaterial «Nou Rodades», que tiene un coste previsto de 210.000 euros y el inicio del Circuito de Motocrós de sa Coma, al que se destinarán 156.430 euros.

En total se prevé la ejecución de casi 6 millones de euros en inversiones.
Los presupuestos también contemplan inversiones con cargo al remanente por valor de 15,2 millones de euros, destinadas principalmente al mantenimiento y mejora de las carreteras.

Está previsto renovar el firme de las carreteras de Santa Eulària (2,25 millones de euros), de Sant Rafel a Santa Eulària (1,68 millones de euros) y de Vila a Sant Josep (2,25 millones de euros), hacer rutas peatonales y ciclistas en Cas Mut (540.000 euros) y Can Nadal (757.000 euros), la rotonda y peatonalización de Sant Carles (1,5 millones de euros), entre otras actuaciones.

La previsión de ingresos del Consell es similar a la del año pasado. Suben los ingresos provenientes del Estado, básicamente por los 8,5 millones de euros del Convenio de Carreteras, aunque el Estado ha incluido sólo 1 millón de euros en sus presupuestos para Ibiza en este concepto. El conseller manifestó que todavía no se ha recibido ninguna respuesta a las reiteradas solicitudes de información por parte del Consell en esta materia, pero que se seguía insistiendo en que se cumpla el acuerdo firmado y la previsión se hace conforme al mismo.

Bajan los ingresos recibidos por parte del Govern en 5 millones de euros y sube lo que aportan los ayuntamientos, debido a la aportación de 1 millón de euros al centro de baja exigencia de Sa Joveria.

También baja la recaudación prevista por tasas y precios públicos en un 7,15%, debido a la situación actual de crisis.

En cuanto a la solicitud de un crédito de 9,5 millones de euros, Losa indicó que se trata de una previsión ante posibles desequilibrios que pudiera producir el uso del remanente.

Explicó que podría haber inversiones que llegasen a 2022 y no se prolongase la flexibilización de la regla de gasto, por lo que se produciría un desequilibrio económico. De no ser necesario, el crédito se amortizaría con cargo al remanente.

Ingresos en danza e inversiones sostenibles con cargo a los remanentes, si hace falta
Desde el Consell quisieron recordar la posibilidad de llegada de otros fondos para la isla, como son los fondos europeos de resiliencia, a los que se han presentado proyectos por valor de 119 millones de euros, que no se han contemplado en el presupuesto y se ejecutarían entre 2021 y 2027. Sí se ha contemplado el pago del convenio de carreteras con el Estado, un compromiso que debería reportar 8,5 millones de euros a las arcas insulares, aunque desde el Gobierno no se asegura nada. La institución quiso recalcar que no renuncia a diversas reivindicaciones económicas que consideran justas, como son los 400.000 euros que este año se destinarán a la Escuela de Hostelería, que el Consell reclama al no tener competencias en materia de Educación, los 11 millones en materia de bestretes o los más de 20 millones en materia de inversiones por infraestructuras de gestión de residuos.

También se trabaja en la recuperación del convenio de Fondos Estatutarios con el Estado, por el que estaba previsto el proyecto de soterramiento de cableado y senderos en Ses Salines o la recuperación de ses Feixes. Dos proyectos que no aparecen en el dossier del presupuesto entregado a los periodistas, aunque el conseller de Economia y Hacienda aseguró que el proyecto de Ses Salines estaba previsto con cargo a los remanentes, a pesar de que no está claro que se puedan usar los remanentes para esta inversión. El uso del remanente será fundamental en 2021 y ya se reivindica como fundamental para 2022.

«El problema es un equipo de gobierno con dedicación exclusiva que no está haciendo su trabajo»
«Nos encontramos en una época de incertidumbre en la que debemos dar más ayudas para contrarrestar un poquito lo que nos viene encima, pero estos presupuestos no contemplan esta situación», afirmó el portazoz del PP, Javier Marí, para argumentar su rechazo a las cuentas.

«Al final nos encontramos que son el equipo de gobierno con más dedicaciones exclusivas de este ayuntamiento, pero a la hora de la verdad esto no se refleja, porque hay un claro déficit de la gestión de estos presupuestos».

«Son los peores presupuestos que se han hecho en este ayuntamiento», señaló Marí,
«y ni ustedes mismos se los creen”. «Pero el problema gordo -según el portavoz del PP- no son los presupuestos, sino un equipo de gobierno con dedicación exclusiva que no está haciendo su trabajo».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.