Contenido patrocinado

Cinco errores comunes que debes evitar en una solicitud de empleo

| Ibiza |

Valorar:
Cinco errores comunes que debes evitar en una solicitud de empleo.

Cinco errores comunes que debes evitar en una solicitud de empleo.

Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

1. Tu CV y tu carta de presentación no son la misma cosa

Comencemos con lo básico, porque esto es crucial. Tu carta de presentación no viene a ser una versión más extensa de tu CV. Un empleador pasa, en promedio, unos 60 segundos mirando tu carta de presentación y tu CV. Por lo tanto, no le hagas perder tiempo (ni pierdas el tuyo) repitiendo aquello que ya se ha dicho en tu CV.

Si es cierto que tu CV debe incluir tu historial profesional (cargos y organizaciones), tu carta de presentación debe ilustrar cómo tus experiencias coinciden con los requisitos del trabajo. ¿Qué tareas concretas has realizado que sean similares a las que estarías realizando en el puesto de trabajo que solicitas? ¿Qué responsabilidades has tenido que demuestren que te ajustas a las especificaciones del candidato?

Te aconsejamos utilizar la ayuda de expertos para la creación de tu CV. Hay muchos sitios web que ofrecen asistencia gratuita o profesional, como CVmaker para crear CVs en inglés u otros idiomas. Para más información, visita su sitio web.

2. Se trata de una carta de presentación, no una autobiografía.

Teniendo en mente que un empleador dedica 60 segundos a tu solicitud, debes ser breve. Tu carta de presentación no es el lugar para información personal innecesaria, detalles sobre habilidades irrelevantes para el puesto de trabajo que estás solicitando o para contar por qué tomaste un año sabático después de la universidad.

Lee cuidadosamente las especificaciones del trabajo. Cíñete a eso. Evita la repetición. Por lo general, tu carta de presentación no debe tener más de una página (a menos que te hayan dicho lo contrario) y definitivamente, esa es la longitud adecuada para un CV. Mantén tu CV en una página o usa dos páginas si tienes que incluir más detalles, pero nunca más de dos. He notado que, en general, si la gente evita los clichés (soy entusiasta, decidido, dispuesto a trabajar duro), puede reducir de manera significativa el número de palabras en su carta de presentación. Usa tu espacio para vender tus experiencias – con ejemplos sólidos y estudios que respalden todo lo que dices ser.

3. Sigue instrucciones

Esto es muy importante. Asegúrate de leer los anuncios de empleo con atención y sigue todas las instrucciones enumeradas en ellos. Los empleadores a menudo enumeran las cosas que quieren que incluyas en tu carta de presentación, desde cosas más importantes relacionadas con tu experiencia laboral, hasta cosas más pequeñas, como cuándo puedes comenzar a trabajar, expectativas salariales o simplemente el tamaño de fuente que desean que tenga la solicitud. No omitas la información que se te pide. Si lo haces, parecerá que no prestas atención a los detalles.

Del mismo modo, no revises una página cuando el anuncio te indica claramente que no lo hagas. No envíes tu solicitud a una dirección de correo electrónico diferente a la que aparece en el anuncio. No envíes un correo electrónico al reclutador con preguntas si la respuesta ya está en el anuncio (por favor). Y, por supuesto, no te dirijas a la organización con el nombre incorrecto (te sorprendería saber cuántas veces sucede esto).

4. El superfan

Esto puede ser complicado, ya que los empleadores quieren saber por qué quieres trabajar con ellos y qué te hace un buen candidato para la organización. Pero no te excedas con los cumplidos. Sí, todos tenemos trabajos de ensueño y, sí, a veces hemos estado esperando toda nuestra vida por una oportunidad con una organización específica. Pero eso, ellos ya lo han escuchado un millón de veces.

Es importante ilustrar por qué la organización es adecuada para ti, pero hazlo a través de tus intereses y experiencias, en lugar de a través de un montón de cumplidos clichés.

5. Adopta la era digital

Hay muchas herramientas excelentes (y gratis) que te ayudarán a destacarte como solicitante.

Tener presencia digital en tu carrera es cada vez más esencial hoy en día, y debes comenzar con tu perfil de LinkedIn. Tener la carta de presentación y el CV perfectos no significa que puedas lograrlo, si tienes un perfil de LinkedIn incompleto. Si tu empleador es alguien que prefiere una búsqueda rápida en LinkedIn, un perfil desactualizado podría costarte la entrevista.

Pero además de LinkedIn, utiliza sitios como Wix, WordPress y Canva para desarrollar tu portafolio en línea. Además de permitirte mostrar las cosas en las que has trabajado de una manera visual, también les brinda a los empleadores un descanso al ser fácil de ver, frente a los cientos de cartas de presentación basadas solo en texto que tienen que revisar.

La era digital está aquí, y todo se adapta a ella, incluso los procesos de solicitud de empleo. Mientras construyes esa presencia en línea, es posible que también desees comenzar a investigar qué hace que una solicitud de empleo en video sea excelente – un rumbo que cada vez más empleadores toman en estos días.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.