Sant Josep inicia los trabajos de rehabilitación de la torre de Can Curt

Las obras tienen un coste de 120.000 euros pagados entre el Ayuntamiento y el Consell

| Sant Josep |

Valorar:
El alcalde de Sant Josep y la consellera insular de Patrimonio vistaron ayer las obras.

El alcalde de Sant Josep y la consellera insular de Patrimonio vistaron ayer las obras.

El alcalde de Sant Josep, Josep Marí Ribas, y la consellera de Cultura y Patrimonio, Sara Ramon, visitaron ayer la torre de Can Curt para conocer como avanza la intervención en esta torre de refugio construida en los siglos XVI o XVII e integrada en el conjunto que forma el actual Centro Cultural. El Ayuntamiento de Sant Josep de sa Talaia, a través de su concejalía de Cultura y Patrimonio, se encarga de las obras de rehabilitación de la torre, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), en unos trabajos subvencionados por la consellería de Patrimonio del Consejo, que aporta 62.000 euros de los 120.000 de presupuesto. Los trabajos tienen una duración prevista de tres meses.

Marí Ribas destacó la «celeridad» con que se ha actuado, tan pronto como el Ayuntamiento fue informado de la gravedad del estado de esta torre tan icónica de San Agustín. «Desde el primer momento nos movilizamos para evitar que su mal estado empeorara, empleando incluso técnicas que no se habían usado nunca en Ibiza, como el enfajado de toda la torre. No hemos escatimado recursos para asegurar que seguiría de pie mientras conseguíamos los permisos para rehabilitarla íntegramente».

La consejera de Cultura y Patrimonio, por su parte, recordó que desde el Consell se concede una ayuda plurianual durante cuatro años para la conservación «del patrimonio que es de todos los ibicencos y, en este caso, del pueblo de San Agustín. Unas torres que nos enseñan cómo es nuestra historia y como hemos ido avanzando hasta el día de hoy, por eso tenemos que posarlas en valor y cuidarlas».

La regidora de Cultura y Patrimonio de Sant Josep, Cristina Ribas, detalló que los trabajos avanzan a buen ritmo, una vez terminada el andamio alrededor del monumento. «No es una inversión muy elevada, pero era imprescindible hacerla ahora para evitar que llegara a mojar toda la torre». Ribas explicó que los trabajos consistirán en restablecer la integridad de los muros reponiendo el mortero allá donde se ha perdido. También se tienen que consolidar las vueltas rehaciendo todas las juntas y rehacer la cubierta para asegurar la impermeabilidad.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.