Coronavirus

Las patronales piden más control en las calles, además de la imposición de restricciones a la hostelería

| Ibiza |

Valorar:
Vicent Marí, durante la reunión celebrada ayer con los alcaldes de la isla.

Vicent Marí, durante la reunión celebrada ayer con los alcaldes de la isla.

Las patronales Pimeef y CAEB solicitaron ayer al Consell d’Eivissa un mayor control sobre las conductas ciudadanas que contravienen las medidas sanitarias, para prevenir el aumento de contagios de COVID-19 que pueda perjudicar más la economía y retrasar el inicio de la temporada 2021.

Ambas patronales consideran que el incremento de contagios de estos últimos días es principalmente consecuencia de la relajación de la ciudadanía y no de la actividad de bares y restaurantes, que deberán cerrar su interior a partir del jueves.

Fruto de la reunión celebrada ayer se ha concertado el jueves una reunión entre el presidente del Consell, Vicent Marí; la consellera de Administraciones Públicas, Isabel Castro y la delegada del Gobierno, Ana María Calvo, para discutir tanto el refuerzo de la vigilancia de conductas ciudadanas como un mayor control en puertos y aeropuertos.

Por otra parte, desde las patronales se solicitó también la puesta en marcha de más ayudas directas al sector de la hostelería, como el más afectado por las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias.

Medidas de control
El presidente de la Pequeña y Mediana Empresa de Eivissa y Formentera (Pimeef), Alfonso Rojo, se mostró dolido por el hecho de que siempre sea el sector de la restauración el primero que se vea afectado cuando se imponen nuevas restricciones. «Pensamos que la restauración no es uno de los focos de infección, creemos que el incremento de contagios viene por las reuniones sociales en el ámbito privado y las actividades ilegales como pueden ser fiestas o botellones», explicó. Es por ello que indicó que durante la reunión se había exigido un mayor control de las medidas sanitarias a la par que se imponen restricciones a los empresarios.

También la presidenta de Pimeef Restauración, Verónica Juan, consideró obvio que el aumento de contagios de las fiestas navideñas no se ha producido en la restauración, que llevaba abierta más de un mes antes sin que se hubiera producido un gran incremento de casos, sino de las reuniones familiares y de ocio. «El repunte grande se ha producido estos últimos diez días, después de Nochebuena y ya veremos la semana que viene después de Nochevieja».

Señaló además a las fiestas ilegales y botellones como posibles focos de estos contagios. «No puede ser que los restauradores tengan que cerrar el interior de sus locales y que cuando giren la esquina se encuentren con un botellón», criticó Juan. Por otra parte defendió que en bares y restaurantes existe un control de distancias y aforos que no se produce en las casas, donde se han llevado a cabo mayoritariamente las reuniones estos días.

Desde Pimeef solicitaron también un refuerzo del control en puertos y aeropuertos, sobre todo en cuanto a la implementación de controles en los vuelos desde otras islas, que son los únicos que actualmente no tienen control. Una medida que ya solicitó el Consell d’Eivissa, tras la solicitud directa a la presidenta del Govern del Consell de Formentera, en la que Vicent Marí aseguró a los presidentes de las patronales que se insistirá para lograr su puesta en marcha.

Por su parte, el presidente de CAEB en Ibiza y Formentera, José Antonio Roselló, advirtió que el problema es principalmente de orden público, provocado por una pequeña parte de la población que no sigue las normas sanitarias y «pone en grave peligro la economía».

Consideró que «se utiliza la restauración como elemento para atajar la situación» que ha provocado esta falta del control de la ciudadanía. Recordó en este sentido que el sector de la restauración ha hecho un gran esfuerzo por implementar medidas sanitarias en interiores y «es muy discutible que los interiores sean un foco de contagio». Desde su punto de vista deberían estudiarse alternativas o modular la restricción de interiores, dado que considera que su cierre completo es «un recurso fácil» frente a una situación compleja que provoca importantes pérdidas económicas al sector y, por tanto, a miles de familias.

Ayudas al sector
Las patronales consideran que es necesaria la implementación inmediata de ayudas directas al sector de la hostelería, dada la imposición de restricciones a la actividad por parte de las administraciones públicas para contener una situación de fuerza mayor, como es la pandemia de la COVID-19.

«Si es imprescindible cerrar la restauración, también lo es poner en marcha ayudas directas a estas empresas», consideró José Antonio Roselló. Unas ayudas que debería impulsar desde su punto de vista el Estado, como administración con una mayor capacidad económica y de endeudamiento. Puso como ejemplo el caso de Alemania, donde se establecieron en 2020 ayudas que cubrían hasta el 75% de la facturación del año 2019.

Apuntó que actualmente ya hay implementadas ciertas ayudas importantes, como es la subvención de hasta 800 euros para purificadores de aire, pero consideró que el plan de ayudas debe ser más ambicioso, tanto para mantener el empleo como para fomentar que los hosteleros instalen dispositivos que mejoren el control sanitario en interiores.

Temporada 2021
En cuanto a la posibilidad de llevar a cabo el Plan Estratégico 2021 elaborado por el Consell para la puesta en marcha de la temporada a mediados de marzo, los responsables tanto de CAEB como de Pimeef manifestaron sus dudas a este respecto, si bien se mostraron firmes en que debe seguir siendo el objetivo. «Debemos alcanzar el anhelado semáforo verde», indicó Roselló, que implica que en la isla hay menos de 25 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días.

Verónica Juan, preguntada al respecto, consideró que lo más realista sería asumir que se deberá empezar más tarde. «Empezar en abril es pronto, la vacunación no estará bastante avanzada como para haber alcanzado suficiente nivel de inmunización y nos arriesgamos a que se complique la temporada muy pronto. Creo que sería más factible mirar a mayo», consideró.

Vicent Marí pide un esfuerzo ahora para poder llegar bien al inicio de la temporada

Apretar ahora para llegar de la mejor manera posible a los meses de temporada alta. Ese parece el plan a seguir las instituciones baleares. No es la primera vez que se dice algo similar y ayer, en rueda de prensa, el presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, lo volvió a deslizar. Al ser cuestionado sobre si el plan estratégico ‘Ibiza Reinicia 2021’ podría llevarse a cabo en los meses previsto con el actual aumento de casos, el presidente explicó: «Estaba previsto que durante los meses de enero, febrero y marzo se aplicaran medidas para bajar al máximo el número de contagios. Esto permitirá afrontar la temporada turística con mayores garantías, pero el primer paso es controlar el número de contagios entre nosotros. Con un alto indice de contagios difícilmente seremos un destino seguro. Creo que los esfuerzos hay que hacerlos en estos momentos para que en los meses de marzo y abril, pero, sobre todo, el mes de mayo alcanzarlo con la máxima normalidad».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Desmadres, compadreo y covid
Hace 4 meses

La solución es multar a los propietarios de bares, cafeterias y restaurantes, que permiten que los clientes incumplan las normas anti-covid.

Para hacer más caja diaria consienten que los clientes estén sentados sin mascarilla cuando no consumen y, en algunos casos, que fumen en las mesas.

Si la policia hiciera rondas de control e impusiera multas de 1.500 euros -al negocio- por cada incumplimiento de las normas anti-covid realizado por los empleados y/o por los clientes... y a la cuarta multa conllevase el cierre por 1 mes, la cosa sería diferente.

Tal vez, pensarían menos en su propio beneficio a cualquier precio y pensarían más en ayudar a controlar la expansión del virus, dado el desmadre que hay en las terrazas a pie de calle de algunos negocios.

Los politicos de izquierdas han jugado a expandir los contagios desde Palma, al permitir que los mallorquines viajen sin control a Menorca e Ibiza, además de no cerrar Mallorca, a pesar de la grave situación de contagios que tenian.

Valoración:2menosmas

Alguien
Hace 4 meses

La tal Verónica no ha estado en un bar ni por asomo, en Ibiza los que cumplen con distanciamiento y aforo además de horario se pueden contar con los dedos de una mano. Muchísimas fiesta ilegales se producen en estos locales, los contagios se producen en reuniones familiares pero después de estar sin mascarilla en los bares. Que no sea tan cínica siendo ella la buena de la película.

Valoración:-1menosmas

Fernando
Hace 4 meses

Que se preparen para el verano que por su ineptitud tampoco va a haber turismo esta temporada

Valoración:3menosmas

Antonio
Hace 4 meses

Cierren la isla y verán como nos curamos rápido. Inútiles!!! . Toda las medidas adoptadas solo fastidian los residente y no sirven si aquí entra y sale todo el que quiera. Vais a ver ahora cuando vengan todo los profesores que vuelven de Palma. Salven se quién pueda.

Valoración:6menosmas

jgb
Hace 4 meses

Pues tiene fácil arreglo, levántense a las 6 de la mañana y hagan patrullas patronales telefono en mano hasta las 22 horas , hagan fotos y actúen como en el lejano oeste cuelguen esas fotos de los supuestos irresponsables en las redes sociales con el anuncio de WANTED y den una recompensa para que se detenga al supuesto infractor, si es que éramos pocos y parió la burra.....aunque los burros son más inteligentes que estos a los que está dedicado este artículo.

Valoración:-4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1