Coronavirus

El Govern defiende que no hay falta de personal para la vacunación y que se avanza a buen ritmo

| Ibiza |

Valorar:
En la imagen, María José Torres Moral, trabajadora del servicio de limpieza de la residencia Reina Sofía recibiendo la vacuna.

En la imagen, María José Torres Moral, trabajadora del servicio de limpieza de la residencia Reina Sofía recibiendo la vacuna.

Unas 5.000 trabajadores o usuarios de las residencias de mayores de Baleares estarán la semana que viene vacunados contra la COVID-19, esto es el 70 % de los receptores en esta primera fase de vacunación que el miércoles de la semana que viene se extenderá a los profesionales (sanitarios o no) que trabajan en la primera línea de la pandemia. En el caso de Ibiza, la vacunación en residencias empezó con una semana de retraso respecto a Mallorca y Menorca, por lo que el lunes se empezó a vacunar en Sa Serra, el martes fue el turno de Can Blai, el miércoles no se vacunó por ser festivo y ayer tocó en Reina Sofía. En este centro privado se vacunaron ayer 135 personas, de las que 97 son residentes y 39 trabaadores. Hasta ayer, por tanto, en Ibiza se habían vacunado 355 personas (254 de las vacunas se administraron hasta ayer a usuarios de residencias y 101 a trabajadores de estos recursos sociosanitarios). La vacunación sigue hoy en el hospital residencia Cas Serres y se desconoce cuándo se vacunará en Sa Residencia, donde se detectaron contagios la semana pasada y, por tanto, no se pudo vacunar.

Agilidad en Ibiza

Este próximo lunes se llega a la tercera semana de la campaña de inmunización de la población con los deberes hechos pues, según el coordinador en Baleares, Carlos Villafáfila, aunque el plan «es dinámico» se está cumpliendo «escrupulosamente con el calendario». Sobre el retraso de Ibiza y si se agilizará el proceso tal y como está pidiendo el Consell d’Eivissa, Villafàfila afirmó que en la mayor de las Pitiusas empezó a vacunarse días después que en Mallorca y Menorca, pero que «ya se ha situado en la media de velocidad de vacunación de la comunidad autónoma; no veo que haya problema», expresó y recordó que se ha pedido a los profesionales de enfermería que hagan horas extra retribuidas para agilizar el proceso de vacunación. «Ahora mismo, con la cantidad de dosis que tenemos, no tenemos problemas de búsqueda de profesionales. Les estamos pidiendo un esfuerzo a los profesionales sanitarios, especialmente a las enfermeras de Atención Primaria a quien aprovecho para agradecerles su trabajo. De momento, no hay problemas. Vamos al ritmo que nos permite el número de dosis», precisó Villafàfila.

En cifras exactas este miércoles había 3.551 personas vacunadas en Baleares y tras dos jornadas, se sumarán otras 800. «El 90 % de los usuarios han aceptado la dosis y, de momento, el 60 % de profesionales se están vacunando». Carlos Villafàfila reconocía reticencias entre el personal sociosanitario, aunque cada vez se van animando más. Sobre el porcentaje de trabajadores sociosanitarios que se están vacunando en Ibiza, que es el más bajo de Baleares pues no llega ni al 50%, el coordinador del proceso de vacunación afirmó que «tenemos que hacer trabajo de pedagogía para convencerles ya que la vacuna no es obligatoria», recordó. En este sentido, el doctor Arranz expresó que es importante que los trabajadores de residencias se vacunen ya que «los usuarios se infectan por los profesionales sociosanitarios, que hacen su vida normal».

El miércoles que viene empezará el turno de los trabajadores de UCI, Urgencias, plantas de hospitalización de pacientes COVID, o personal de recogida de muestras, entre otros. En total, unas 7.500 personas que son las más expuestas al virus por su labor. Posteriormente le seguirán el resto de profesionales sanitarios, unas 25.000 o 30.000 personas en todas las Baleares. Y, paralelamente, Atención Primaria continuará suministrando la vacuna en las residencias de personas con discapacidad.

Cabe aclarar que pese al buen ritmo de vacunación el porcentaje de las dosis recibidas por la comunidad no encaja con las suministradas porque Baleares ha estado reservando las segundas vacunas para aquellos que han iniciado el proceso. «Lo hacemos por prudencia», aclaró el responsable. A finales de la semana que viene se recibirán las primeras dosis de la recién aprobada vacuna de Moderna, que es similar a la Pzifer y se administra en dos dos dosis (en el caso de Pzifer hay que dejar pasar 21 días entre ambas dosis y en la de Moderna, 28 días).

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Ana
Hace 9 meses

Claro que el Govern se tiene que defender........no va a reconocer que son unos ineptos...........
Valoración:2menosmas

Lapacacontraataca
Hace 9 meses

A este ritmo, se necesitan 4 años para vacunar a toda la población de Ibiza y Formentera. Ánimo. Disfruten de lo votado
Valoración:1menosmas

Culpa, quién nos debe cuidar ?
Hace 9 meses

Si, si, la culpa será nuestra por contagiarnos, cuando desde finales de febrero 2020 se conocían los peligros de este virus..
Valoración:2menosmas

Alf
Hace 9 meses

Jajajajaja.
Valoración:2menosmas

jgb
Hace 9 meses

Otra mentira más del govern mallorquín a la Armengol y CÍA todavía les dura la fiesta del gin tonic.
Valoración:6menosmas

Jose
Hace 9 meses

Que van bién? A este paso hasta el 2023 no se vacuna el 70% de la población por otro lado ahora nos damos cuenta que hay un montón de sanitarios y personal de residencias negacionistas
Valoración:7menosmas

Culpa
Hace 9 meses

Seguimos culpando a políticos? Debe haber mínimo 25 personas vacunando y se vacunaron 500 o menos en 7 días....osea cada uno al día vacuna a dos personas o menos. Pues nada a culpar a los políticos y me quedo tan tranquil@. Si roban que dónde está la policía en vez de pedir leyes más duras ...fácil fácil mirar al lado que es más correcto así no quedamos mal....esto como en fútbol cuando nuestro equipo pierde es culpa del árbitro o del entrenador jajaja pena de ser humanos
Valoración:4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1