Caso Club Náutico de Ibiza

El Club Náutico Ibiza seguirá gestionando sus instalaciones temporalmente

La entidad ibicenca ha sido la única concursante ante la APB para obtener la adjudicación provisional

|

Valorar:
El CNI seguirá gestionando los amarres hasta que se pronuncie el Tribunal Supremo

El CNI seguirá gestionando los amarres hasta que se pronuncie el Tribunal Supremo

La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) anunció ayer que el Club Náutico Ibiza (CNI) podrá seguir gestionando provisionalmente sus amarres e instalaciones en el puerto de la capital insular al haber sido la única oferta presentada para obtener la adjudicación de ocupación temporal. Este permiso se puede prolongar hasta un máximo de tres años o hasta que el Tribunal Supremo dirima el recurso de casación que interpuso la propia APB en contra de una sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) que anulaba la adjudicación al CNI por considerar que el arraigo de la entidad, fundada hace 95 años, no se debía tener en cuenta para valorar los méritos de los concurrentes. La APB retiró entonces esta consideración, pero el TS estima que el proceso de adjudicación no se ajustó a Derecho.

El pasado 11 de diciembre, la APB concedió un plazo extraordinario de 20 días para la presentación de ofertas al concurso público para la gestión temporal de los amarres de pequeña y mediana eslora del puerto de Ibiza, pero el plazo concluyó el pasado lunes, 18 de enero, y solo se ha recibido la propuesta del club ibicenco. Al parecer, el otro aspirante a la concesión, la empresa madrileña Club Deportivo Básico Doce Millas, habría renunciado a seguir concurriendo.

El próximo lunes, día 25, se abrirán las plicas presentadas ante la APB y se confirmará que el proyecto y la documentación que aporta el CNI es correcta, un extremo que se da por hecho. De esta forma, el CNI podrá seguir gestionando sus instalaciones de manera provisional, aunque no podrá realizar inversiones hasta que la adjudicación tenga un carácter definivo.

Concesión definitiva
La APB iniciará posteriormente la redacción de las bases para la adjudicación de esta concesión a largo plazo, que presumiblemente obtendrá el CNI. Durante este periodo de transición, el club ibicenco deberá preparar un plan de inversiones para aspirar a esta adjudicación para los próximos 20 o 30 años, aunque será el consejo de administración de la APB el que decidirá la duración de la adjudicación, que se calcula en función de los años que se conceden al adjudicatario para recuperar las inversiones que lleve a acabo. No obstante, la APB advirtió ayer de que las últimas concesiones que se están otorgando «ya no son tan largas», en alusión a la aspiración del CNI de renovar el contrato hasta el año 2050. «Ya no es como antes; ahora la duración de las concesiones será decidida por el consejo de administración».

La última asamblea general del Club Náutico Ibiza, celebrada en diciembre, respaldó unánimemente el proyecto que ha elaborado la dirección y destacó que sus tarifas y su carácter social y deportivo serán tenidos «muy en cuenta» a la hora de resolver el proceso ante el TS.

Las bases del concurso de autorización de ocupación de este espacio del puerto de Ibiza contemplan la gestión de los actuales amarres, así como el edificio social, la zona de reparación y mantenimiento de embarcaciones y la zona destinada a la náutica deportiva.

La APB ha asegurado en varias ocasiones que se valorará «prioritariamente» las tarifas reducidas que se ofrezcan a los usuarios de los amarres.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.