Coronavirus

La restauración de Formentera se adapta al Nivel 4

El pasado sábado se abrió expediente a un establecimiento de Es Pujols en el que no se respetaban las normas anti covid

| Formentera |

Valorar:
Nuevo tiempos. Tras ser uno de los territorios de España con menor influencia del virus, las cosas han cambiado mucho por Formentera. La isla ha visto como sus cifras se han disparado en los últimos tiempos y ha tenido que endurecer sus medidas para protegerse.

Nuevo tiempos. Tras ser uno de los territorios de España con menor influencia del virus, las cosas han cambiado mucho por Formentera. La isla ha visto como sus cifras se han disparado en los últimos tiempos y ha tenido que endurecer sus medidas para protegerse.

El pasado sábado entró en vigor el Nivel 4 de alerta sanitaria en Formentera, que sumado al cierre perimetral ha sumido a la isla en el momento de máxima protección frente al virus desde el confinamiento. No es de extrañar, ya que a pesar de las medidas, durante el fin de semana se han sumado 18 nuevos casos y el total de positivos se sitúa en los 132 casos activos.

De la veintena de bares y restaurantes que seguían abiertos, una cuarta parte ha echado el cierre hasta una nueva situación y otros han optado por abrir sus terrazas al 75% de aforo y ofrecer comida y bebida para llevar o servicio a domicilio.

Es el caso de Sa Figuera, el único establecimiento que permanece abierto en El Pilar de La Mola, como explica su camarero, Jacobo Fernández: «Pedimos a los clientes que usen la mascarilla, respeten la distancia de seguridad y mantenemos la terraza limpia y desinfectada. Nadie pone ningún problema».

Vicent Roig está tomando el café de la mañana y se lamenta, «debemos acatar todas las medidas, ya que el virus se está haciendo fuerte y es la única manera de pararlo».
Dudu Ennes es el propietario de un kebab y de un restaurante de sushi y Poké Bowl y ambos están ofreciendo sus productos para llevar y ofrecen servicio a domicilio, «Hemos bajado un 30% por la gente que venía a consumir al establecimiento, pero estamos contentos de poder seguir ofreciendo nuestro servicio. Es un tiempo complicado y nos sentimos más útiles que nunca. Ahora no es momento de ganar dinero, nos sentimos afortunados de poder seguir funcionando y mantener los puestos de trabajo».

Por su parte el Restaurante Nueva Chinatown se adelantó al nivel, a principios de año, como nos cuenta su propietario Songlin Li: «Era previsible que después de las fiestas se incrementaría el número de casos y por ese motivo decidimos cerrar la sala y ofrecer solo comida para llevar. Los clientes ya conocen este servicio porque lo ofrecemos todo el año, en condiciones normales. En este momento extremamos la precaución al máximo, tanto en cocina como en el servicio».

El horario máximo de apertura al público es hasta las 22 horas, exceptuando los viernes y los sábados que se deben cerrar las terrazas a las 18 horas. El servicio de recogida de comida y bebida no permite el acceso de los clientes al interior y se puede prestar hasta las 22 horas. Entre las 22 y las 00 horas se permite el servicio a domicilio de comidas y bebidas.

Denuncia en Es Pujols
El pasado sábado la policía local de Formentera levantó acta a La Cava en el paseo marítimo de Es Pujols, por incumplimiento de las medidas anticovid. Ahora se trasladará el tema al Govern Balear que será el encargado de instruir la denuncia.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.