Educación

La apuesta por el desarrollo sostenible del IES Algarb vuelve a tener premio

El instituto de Sant Jordi logra por tercer año ser reconocido por la Conselleria balear de Medio Ambiente. En esta edición han ganado el primer premio por su proyecto ‘L’Argarb i el sol’

| Ibiza |

Valorar:
El IES Algarb ha conseguido premio tres años consecutivos.

El IES Algarb ha conseguido premio tres años consecutivos.

El IES Algarb de Sant Jordi ha conseguido por tercer año consecutivo uno de los Premios Centros Educativos hacia el Desarrollo Sostenible que anualmente entrega el Servicio de Educación Ambiental de la Consellería de Medio Ambiente y Territorio del Govern balear.

Un gran éxito puesto que estos galardones únicamente se llevan organizando tres años.

Tras un primer y un segundo premio en la categoría global y en la específica, en esta ocasión los 3.00 euros del premio han llegado gracias al proyecto que el centro ha bautizado como L’Algarb i el sol gestionado por la coordinadora medioambiental del centro Maite Zamorano. En él se ha volcado buena parte de los 95 docentes y 815 estudiantes de este instituto fundado en 1993 y que a día de hoy está considerado como una referencia a nivel balear en el mantenimiento sostenible y la eficiencia energética.

Según explicó ayer la propia Zamorano a Periódico de Ibiza y Formentera el proyecto ha consistido fundamentalmente en ver cómo el centro podía aprovechar al máximo la luz solar «ya que tenemos el enorme privilegio de que está situado al sur de la isla, en un entorno semi rural sin ningún edificio cerca y únicamente rodeado de campos de cultivo».

Para ello, los estudiantes de 1º de Bachillerato llevaron a cabo una «ecoauditoría energética» en la que analizaron materiales, instalaciones, mecanismos, infraestructuras que hay en el centro y en la isla relacionadas con el suministro de energía. Tras ello, llegaron a la conclusión, por ejemplo, de que a lo largo de las horas lectivas «había 17 clases que podían aprovechar la iluminación solar en lugar de la artificial con medidas tan sencillas y efectivas como cambiar la distribución de las mesas, pintado con otra pintura las pizarras para que no produjeran brillo o la instalación de persianas abatibles».

Así mismo, los estudiantes propusieron que, entre otras cosas, «se aprovecharan al máximo las placas de energía fotovoltaíca que hay en la sala de profesores y en el gimnasio para cargar los ordenadores portátiles o los teléfonos móviles y calentar el agua de las duchas de todos los alumnos del centro por la mañana y por la tarde». Además, han conseguido que, a finales de febrero y principios de marzo, se vayan a colocar otras placas del mismo tipo en el tejado del instituto «para completar el suministro energético con energías libres de CO2 aprovechando un proyecto de la Consellería balear de Medio Ambiente».

Incluso, Maite Zamorano confirmó que toda la comunidad educativa del IES Algarb lleva tiempo comprometida con el ahorro de energía. A través de la campaña Apaga-ho tot. Només és un clic se han puesto en marcha medidas muy sencillas y efectivas» que consisten en vigilar que no se dejen los aparatos en posición de espera en las aulas de informática, sala de profesores, secretaría, conserjería y audiovisuales o tener un responsable único en la sala del profesorado para controlar que los ordenadores y las luces se queden apagados cuando finalice cada jornada lectiva o los fines de semana.

«Un proyecto más amplio»

En este sentido, la profesora del instituto aseguró a este periódico que esta línea de respeto por el medio ambiente que ha emprendido el IES Algarb va mucho más. «En nuestra mano está en convertir a estos jóvenes que son el futuro de nuestra sociedad, en seres responsables sobre el consumo energético, e inculcarles que si bien ya no pueden influir en la construcción del instituto si que pueden aprovechar todos los recursos que nos ofrece el medio ambiente y la gran cantidad de horas de sol que hay en un lugar tan privilegiado como es Ibiza».

Por ello, Zamorano explicó que este «premio supone un reconocimiento para a un centro que destaca por su respeto a la educación ambiental». Y es que tal como aseguró la docente con una gran sonrisa no paran de participar en proyectos como el Programa de Centres Ecoambientals desde que se puso en marcha en el curso 2004-2005 y todos los años ponen en marcha un proyecto relacionado con el medio ambiente que a lo largo de estos últimos cursos ha incluido el agua, la huerta y el jardín, la energía y el cambio climático, los residuos, la movilidad, la biodiversidad, el consumo responsable o la contaminación acústica. Incluso, si todo eso fuera poco, cuentan con Punt d’Informació Ambiental y un Blog Ambiental «que están continuamente actualizados y accesibles para todo el que lo quiera visitar».

Premio para el IES Sa Colomina
En esta tercera edición también ha habido un primer premio para el IES Sa Colomina. En este caso, el reconocimiento para el instituto de la ciudad de Ibiza ha llegado en la categoría bautizada como global, dotada con 3.000 euros para el ganador, y «en reconocimiento de una trayectoria continuada en el proceso de ambientación integral del centro y de su implicación en el mejora del entorno».

Cargar los móviles pedaleando
Dentro de los proyectos para mejorar el uso de energías alternativas, desde el departamento de Tecnología del centro ha puesto en marcha un curioso sistema para cargar las baterías de los teléfonos móviles. Lo han llamado Carga-Bici . Pedala per la Terra y consiste en generar energía mientras se dan pedales a una bicicleta sujetada a un rodillo que primero estuvo instalada en el hall y después en el gimnasio para permitir hacer ejercicio de manera respetuosa con el medio ambiente. Además, según Maite Zamorano, les ha permitido descubrir «que un IPhone consume mucha más energía y es más contaminante al emitir más CO2 que el resto de teléfonos móviles».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.