10 faros

Los alcaldes le pararon los pies a Armengol

| Ibiza |

Valorar:
‘Untaltoni’ se la olió antes que nadie. Nuestro viñetista Toni Planells, Untaltoni, satirizó la decisión del Govern de eli-minar unas restricciones que tan buenos resultados habían dado. ¿Para qué corregir algo que se ha demostrado que funciona? A posteriori, todo es más fácil

‘Untaltoni’ se la olió antes que nadie. Nuestro viñetista Toni Planells, Untaltoni, satirizó la decisión del Govern de eli-minar unas restricciones que tan buenos resultados habían dado. ¿Para qué corregir algo que se ha demostrado que funciona? A posteriori, todo es más fácil

Toni Planells - Untaltoni

Como todos los políticos, a Francina Armengol le encanta dar buenas noticias y que las malas las dé otro. No hay nada malo en ello.

Lo hizo el pasado 2 de octubre cuando montó un viaje exprés a Ibiza para anunciar el levantamiento del confinamiento perimetral de Sant Antoni junto al presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, y el alcalde de Portmany, Marcos Serra.

El día que vino a poner la primera piedra de la Escuela de Hostelería quería repetir la jugada y anunciar el levantamiento de las restricciones que después de fracasar las exclusivas para Vila se aplicaron a toda la isla y que entonces era toque de queda a las 22.00 horas y no a la medianoche como en el resto de las islas y cierre del interior de los locales de hostelería.

Lo tenía todo preparado para apuntarse el tanto. Sin embargo, tanto el presidente del Consell d’Eivissa como los cinco alcaldes la frenaron en la reunión que se produjo en sa Coma después del ritual de la primera piedra.

La población ya tiene las restricciones asumidas y cuanto mejor lleguemos a las fiestas de Navidad, menos riesgo de que la cosa se desmadre fueron las dos ideas fuerza con las que los ibicencos frustraron la intención de Armengol de adelantar las restricciones que se habían aprobado hasta el día 27 de noviembre.

Y fue Pilar Costa la que compareció el día 26 de noviembre en la Escuela de Turismo junto a Vicent Marí para expresar la «alegría contenida» que permitían las cifras de aquellos días.

Recientemente, el discurso del Govern ha sido advertir que las futuras desescaladas se han de hacer de forma más lenta que las anteriores porque esta manera de proceder no ha dado buenos resultados, máxime con la cepa supercontagiosa británica campando a sus anchas por Ibiza, como parece bastante evidente.

Una rectificación más que anotar en el relato.

Y encima medallas. Con este precedente, Armengol no tuvo reparo en sacar pecho en el Parlament el pasado martes durante la comparecencia exigida por la oposición y en su primera intervención, leída, se cubrió de gloria: «Otros se dedicaron a salvar la Navidad, nosotros a salvar vidas».

Se equivocó con la afirmación cuya intención era compararse con otros insensibles gobernantes, sin citarlos aunque seguramente tenía en mente a Díaz Ayuso, la nueva musa de la derecha española y la bestia negra del Gobierno, según Le Figaro, a los que no les importan las vidas y anteponen la economía a la salud.

Esta frase en la semana que Ibiza se ha teñido de luto con nueve fallecimientos en siete días, lo que eleva la trágica lista a 54 fallecimientos con covid, no es precisamente acertada.

Es un mal de muchos mallorquines confundir Baleares con Mallorca. Les traiciona el subconsciente. Por mucho que las cifras de las medias baleares hayan mejorado esta semana, la situación de Ibiza y Formentera no permite alegrías verbales como la relatada y recomienda contención.

La foto de las ayudas. Armengol vendrá mañana a firmar el convenio con el Consell d’Eivissa, paso previo para que la institución insular lance el plan de ayudas a los negocios obligados a cerrar.

Será el momento de conocer los cambios que se han ido introduciendo desde que se anunció y también de conocer algún detalle más del plan de ayudas que se hará con los ayuntamientos.

Santa Eulària lanza su línea de un millón de euros. El Ayuntamiento de Ibiza hará lo propio con otra de 750.000 euros... A este ritmo, teniendo en cuenta que faltan grandes ayuntamientos como el de Palma y Calvià, es imposible que con 10 millones el Govern pueda duplicar la aportación municipal, tal como prometió el día que anunció un plan que en realidad y por lo que estamos viendo no era tal y se trataba de un anuncio para calmar los ánimos.

Rafa Ruiz le preguntó a Armengol en su última visita a Ibiza si el Govern iba a duplicar los 750.000 euros municipales y la presidenta no le respondió.

El PSOE es un pelele. Ni una crítica al hachazo fiscal a las herencias en vida, la felonía que está preparando el Gobierno, ni una crítica a la chapuza de las ayudas, y ni una crítica a que el Govern le haya sisado al Consell d’Eivissa 4,3 millones y al de Formentera 420.000 al apropiarse íntegramente del fondo extraordinario covid. Flaco favor a la defensa de los intereses generales de Ibiza.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.