El confinamiento y el teletrabajo disparan la cirugía plástica y reparadora

El sector a nivel nacional ha experimentado un crecimiento del 6% con respecto al año pasado mientras que en Ibiza algunas clínicas incluso han duplicado esta cifra

| Ibiza |

Valorar:
La doctora Moshgan Mahrami gestiona con gran éxito la clínica Moss Clínic en el centro de la ciudad de Ibiza desde 2019.

La doctora Moshgan Mahrami gestiona con gran éxito la clínica Moss Clínic en el centro de la ciudad de Ibiza desde 2019.

A pesar de que la aparición del coronavirus ha traído una serie de medidas que han obligado a un cierto distanciamiento social, al uso de la mascarilla en el día a día y a la suspensión de buena parte de los eventos sociales, sorprendentemente, los tratamientos de cirugía plástica y reparadora han aumentado «significativamente» en nuestro país.

Según cifras oficiales el sector podría haber crecido en un 6% con respecto al año anterior.

Un dato sorprendente si tenemos en cuenta que desde mediados de marzo hasta bien entrado mayo las clínicas de cirugía estética en España permanecieron totalmente cerradas y si lo comparamos con muchos otros sectores productivos de este país que luchan desesperadamente para intentar llegar a fin de mes.

El aumento ha sido incluso mayor en algunos lugares de Ibiza como Moss Clinic, la clínica que gestiona Moshgan Mahrami en el centro de Vila desde 2019. En su caso, esta doctora madrileña licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y Medicina Estética y con muchos años de experiencia en el sector, asegura que detrás de este aumento está el sentimiento de alegría que nos da el vernos y sentirnos guapos. «Las personas queremos vernos bien porque está demostrado que si estás bello transpiras alegría y en los tiempos que corren necesitamos más que nunca esa inyección de motivación».

Ella tiene una larga lista de espera para tratamientos y desde que abrió en 2019 ha atendido a más de 2.000 pacientes – incluidos algunos famosos, actores o modelos – y atiende tanto a mujeres como hombres. «Es difícil sacar conclusiones de las razones de este boom pero uno de ellos puede ser que con el confinamiento la gente ha pasado mucho tiempo sin arreglarse, mirándose frente al espejo sin hacer nada, y cuando te ves guapo tienes una actitud positiva que ayuda a que tu mundo se transforme».

Durante los dos últimos años asegura que ha tratado casi 4.000 labios de mujeres y hombres con su técnica Moss Lips y entre sus tratamientos más solicitados están la hidratación de labios con ácido hialurónico, bótox y eliminación de celulitis y grasa localizada. En este sentido, asegura que desde el inicio de la pandemia no ha variado mucho lo que piden los clientes, decantándose fundamentalmente «por los tratamientos de bótox para suavizar las arrugas de expresión, el tratamiento de ojeras para mejorar la mirada cansada o la rinomodelación que se realiza con ácido hialurónico». Además, tanto hombres como mujeres solicitan armonización fácil a través de generadores de colágeno naturales y tratamientos de remodelación corporal empleando radiofrecuencia en combinación con ultrasonido.


Teletrabajo y popularización
Los expertos aseguran que el teletrabajo también ha sido un aliciente para muchas personas a la hora de decidirse dar el paso, ya que facilita el post operatorio sin tener que coger ninguna baja ni dar explicaciones a sus respectivas empresas. Algo en lo que también incide Mahrami. «Se pasa mucho tiempo en casa trabajando, no hay casi relaciones sociales y la mascarilla también ayuda a que el período de recuperación sea mucho más llevadero sin que nadie se pueda percatar, y al final, todo eso son factores que influyen para el crecimiento de estos tratamientos».

Otras razones pueden ser que la cirugía plástica ya no es solo para los ricos o para los más excéntricos o superficiales y que todo es mucho más sencillo de lo que parece. «Los fines de la Medicina Estética son la restauración, el mantenimiento y la promoción de la estética, la belleza y la salud y en nuestro caso empleamos prácticas médicas y de pequeño intervencionismo, en las que se emplea anestesia tópica o local y en régimen ambulatorio, lo que no requiere de curas, salvo algún pequeño hematoma en la zona que se ha pinchado que en unos días desaparece, y eso también ha hecho que mucha gente que antes tenía dudas se decida a iniciar el tratamiento», concluye la doctora Mahrami.

Carmen Sansano del centro San&Sano: «Sigue funcionando muy bien el boca a boca»

Carmen Sansano, del centro de imagen, salud, relajación y terapia San&Sano en la Calle Vicente Serra i Orvay de Ibiza, asegura que este invierno está siendo más complicado en años anteriores porque al contrario que las clínicas de cirugía estética «se nota que hay miedo entre la gente y un exceso de información que provoca que muchos clientes no se acerquen al centro».

En su caso, y afortunadamente para ella, sigue resistiendo «gracias a los clientes de toda la vida» que ha ido ganándose tras más de 30 años de profesión y al boca a boca de aquellos que quedan muy contentos «con los tratamientos novedosos y las últimas innovaciones tecnológicas» que ofrece en el centro para cuidar el cuerpo, «tanto a nivel físico como mental y emocional».

No en vano, San&Sano es considerado como uno de los centros más completos de Baleares con tratamientos que van desde manicuras y pedicuras a diferentes tipos de limpiezas de cutis o tratamientos personalizados que incluyen radiofrecuencia tanto facial como corporal; sonotermia o combinación de cavitación y radiofrecuencia; ultrasonidos focalizados de alta intensidad o fotodepilación por luz pulsada intensa. Algo que, según Carmen, permite combatir «de forma sencilla y con resultados sorprendentes» contra las manchas cutáneas, flacidez, el acné o las arañas vasculares.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

USE THE MASK
Hace 29 días

Está la cosa como para ir haciendose retoques. Tanto hablar de ERTES y necesidades y esta gente forrándose a cambio de rellenar caras y labios.

Valoración:4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1