Donantes de la historia de Ibiza

Joan Juan Juan, Alfons G. Ninet y Andreu Carles López Seguí son solo algunos de los últimos ciudadanos que han donado piezas de gran valor histórico al Arxiu Històric d’Eivissa i Formentera

| Ibiza |

Valorar:
Alfons G. Ninet, a la derecha, junto a su hijo el malogrado poeta ibicenco Manel Marí, fallecido en 2018.

Alfons G. Ninet, a la derecha, junto a su hijo el malogrado poeta ibicenco Manel Marí, fallecido en 2018.

El pasado 16 de febrero, el Arxiu Històric d’Eivissa presentó sus nuevas adquisiciones, todas ellas compradas en librerías y anticuarios o donadas por ciudadanos particulares durante el año 2020. El día de la presentación, la directora del archivo, Fanny Tur, agradeció estas entregas y aseguró que «con el paso del tiempo se ha conseguido que la ciudadanía sienta como suya esta institución a la hora de ceder documentación y archivos privados, que son muy importantes porque permiten reconstruir la memoria de la ciudad y de las Pitiusas».

No la falta razón. Entre las nuevas propiedades del archivo se encuentran, por ejemplo, una amplia colección de fotografías realizadas durante los años 30 y 50 del pasado siglo y que fueron donadas por Joan Juan Juan. Según explicó Fanny Tur a Periódico de Ibiza y Formentera, se trata de una imagen que recoge uno de los homenajes que hizo la Caja de Pensiones a la tercera edad, además de otras muchas que se realizaron por los pueblos de la isla, «y que son muy importantes porque responden a momentos únicos y nos permiten ver cómo ha sido la evolución de la ciudad, la isla y hasta el día a día de nuestros habitantes».

Joan Juan Juan y la Caja de Pensiones
En este caso, Joan Juan Juan, de 87 años y conserje y recepcionista durante muchos años en la Caja de Pensiones, que se encontraba primero al principio del paseo Vara de Rey y después justo enfrente del famoso reloj, explicó a Periódico de Ibiza y Formentera que estas fotografías formaban parte del archivo privado de la caja. «Se realizaron durante los años 30, antes de la Guerra Civil, y luego a mediados de siglo, y durante mucho tiempo estuvieron expuestas en un pequeño museo que había en la sede hasta que quedaron abandonadas en un almacén que estaba en el pequeño pasadizo que une la Avenida de España con la Vía Púnica».

Fue de allí donde las recuperó Joan Juan Juan, llevándoselas a su casa con permiso de la dirección. «Veía que se estaban estropeando, y como me pareció un material muy valioso decidí recogerlas sin saber al principio muy bien qué hacer con ellas», aseguró este veterano sindicalista que, entre otras cosas, luchó por la puesta en marcha de un ambulatorio de la Seguridad Social en el año 1967.

Luego, con el paso de los años y tras pensárselo mucho, decidió donarlas al Arxiu. «Nunca he sido muy de relacionarme con el Ayuntamiento de Ibiza, pero la vuelta de Fanny Tur desde Mallorca a dirigir de nuevo el archivo fue lo que me animó a dar el paso, porque me parece una persona muy íntegra que hace un gran papel por nuestra historia y nuestra cultura».

Finalmente, Juan Juan decidió animarse y en el mes de febrero del año pasado acudió a dejar las fotografías. Ahora, después de ser convenientemente inventariadas por el personal que trabaja en el archivo, ya forman parte de las colecciones especiales del Arxiu Històric d’Eivissa i Formentera para que puedan ser consultadas por todo aquel que lo desee.

Alfons G. Ninet y ‘Portmany’
Otras de las donaciones han llegado de Alfons G. Ninet, padre del conocido poeta ibicenco Manel Marí, tristemente fallecido en enero de 2018.

Consisten en el libro Noticias bibliográficas y biográficas de la Historia de Ibiza, escrito en 1887 por J. Selpac, pseudónimo del historiador y militar Josep Clapés i Juan, y varios dibujos del pintor y dibujante Antoni Marí Ribas Portmany y del británico, afincado durante muchos años en Dalt Vila, Leslie Grimes.

Ninet, que fue profesor de Griego de historiadores como Felip Cirer o Marià Torres y que también trabajó en la Politécnica de Valencia como responsable del departamento de cooperación al desarrollo, aseguró a Periódico de Ibiza y Formentera desde Valencia que estas donaciones tienen un doble objetivo. Por un lado «seguir luchando para que no se pierda la historia de Ibiza y por otro, llevar a cabo una pequeña provocación para que Vila y el Consell d’Eivissa decidan crear un museo de la pintura y el dibujo en la isla, que serviría, además, para potenciar el turismo fuera de temporada, impulsando la parte más cultural de la isla».

Asimismo, Ninet cree que su aportación, que ha sido conjunta con su mujer, puede animar a que otros ciudadanos anónimos que tienen obras de Portmany las cedan al archivo para que puedan ser disfrutadas por todo el mundo. «Creo que Portmany durante mucho tiempo no tuvo el reconocimiento que se merecía, a pesar de que especialistas, profesores y críticos de arte le consideran como un genio, y creo que eso se podría solucionar si entre todos aportamos nuestro granito de arena para que sus obras puedan estar al alcance de todos los ciudadanos, y en esto el Arxiu d’Eivissa i Formentera creo que juega un papel fundamental».

Un listín y un teléfono
Tal vez la donación más curiosa, pero igualmente importante, de esta última tanda es el listín telefónico de Baleares de 1930 que ha cedido Andreu Carles López Seguí, junto a un teléfono de los que se usaron en las oficinas de Correos hasta mediados de los 70 del pasado siglo.

Se trata, según Fanny Tur, de un documento de gran importancia «porque en aquella época solo tenían teléfonos algunos edificios públicos, el Ayuntamiento, Correos y dos o tres familias adineradas de la isla, y nos ha permitido obtener una nueva vía de conocimiento sobre cómo era la vida en aquellos tiempos».

López Seguí, destacado gestor, agitador cultural e hijo del pintor Carloandres, ya ha donado en varias ocasiones al Arxiu Històric d’Eivissa i Formentera desde que ‘debutara’ con la colección del periódico El obrero balear, que se editó desde 1910 a 1936. En este caso, la donación ha surgido de uno de los numerosos campos en los que es experto, «el patrimonio industrial de Balears y la historia de las comunicaciones y el correo». No en vano, este listín forma parte de su propio archivo y lo ha compartido «porque creo que debe estar en un archivo, al alcance de todos los que los desean consultar, y porque además creo que es básico difundir nuestra historia y nuestro patrimonio para que, por ejemplo, los jóvenes se interesen por lo nuestro».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.