Imagen de archivo de obras en una zona del municipio de Ibiza. | Daniel Espinosa

El Ayuntamiento de Eivissa no publicará este año el decreto de parlaización de obras durante la temporada de verano mediante el cual se paraba la actividad de aquellas grandes obras que pudieran resultar molestas en zonas turísticas del municipio. Según informaron ayer a través de un comunicado, el objetivo de esta decisión es contribuir «en la medida de lo que sea posible, a la dinamización de la economía insular y a la no destrucción de puestos de trabajo». Esta medida estará condicionada a la normativa superior respecto a los trabajos que se puedan realizar en cada momento y las medidas de seguridad que sean obligatorias para el sector. Vila se compromete, además, a estudiar «caso por caso para acordar las medidas de mitigación de las molestias de obras», de tal manera que las actividades turística y de construcción puedan ser compatibles.

El Ayuntamiento de Eivissa toma esta decisión por segundo año consecutivo y la anuncia ahora (el decreto entrará en vigor en junio) para que las empresas del sector «puedan hacer planes cuanto antes y no dejen las contrataciones paradas hasta después del verano pensando que no podrán trabajar en el municipio durante toda la temporada».

Noticias relacionadas

Este año, ya son dos los ayuntamientos (Vila y Santa Eulària) que han anunciado, por el momento, que dejan en suspenso el decreto de paralización de obras durante el verano.