Sant Josep cede dos solares al Ibavi para construir vivienda de alquiler social

| Eivissa |

Valorar:
Ubicación de los terrenos cedidos por Sant Josep al Ibavi.

Ubicación de los terrenos cedidos por Sant Josep al Ibavi.

El Ayuntamiento de Sant Josep ha acordado ceder a la Conselleria de Movilidad y Vivienda dos solares en el barrio de Can Burgos para construir una promoción de vivienda protegida que se destinará a alquiler social.

Según informó ayer el Consistorio en una nota de prensa, serán las primeras promociones de Vivienda de Protección Oficial (VPO) en el municipio. El alcalde de Sant Josep, Ángel Luis Guerrero, y el conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí Ribas, alcanzaron este acuerdo que «ayudará a solucionar la falta de viviendas a precio asequible en el municipio».

El conseller se mostró «muy satisfecho» por el hecho de que el municipio, del que fue alcalde hasta hace unos meses, pueda poner a disposición del Govern terrenos urbanos listos para edificar, lo que permitirá ponerse a trabajar en las VPO de manera rápida.
En concreto, se ha donado un primer solar de 2.852 metros cuadrados situado junto al centro deportivo Can Burgos. El segundo solar tiene una extensión de 1.320 metros cuadrados y se encuentra en un entorno urbanizado.

Los dos terrenos, según manifestaron desde el Consistorio, forman parte de una de las urbanizaciones más modernas del municipio, con una buena comunicación y disponen al lado de todos los servicios «así que contra el tópico, las personas que entren a vivir en estas viviendas de protección oficial serán vecinos de primera, en una de las mejores zonas de nuestro municipio», insistió el alcalde.

El primer edil de Sant Josep subrayó que los pisos que construirá el Ibavi permitirán al Ayuntamiento «incidir donde encontramos que las familias del municipio están teniendo más problemas para acceder a una vivienda a precios razonables». «Estas VPO ayudarán a dar una solución habitacional a personas que quieren desarrollar en su municipio su proyecto de vida», dijo Guerrero.

Desde el Ayuntamiento explicaron que, con el alquiler social, la persona nunca paga más de un 30% de sus ingresos y es una fórmula «justa para proporcionar una vivienda a quien realmente la necesita, más allá de si puede o no pagarla, que es el problema que encuentran muchas personas por la espiral de precios que sufre Ibiza», manifestó Marí.
Según el conseller, el Govern ha impulsado acciones para poner más viviendas públicas en el mercado, como las que permiten intervenir en el caso de los grandes propietarios.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.