0

Hoy viernes a las 20.00 horas el auditorio del Centro sociocultural de Cas Serres, en Ibiza, acoge la representación de la obra Geometría de la compañía catalana Roseland Musical dentro del programa Danza a Escena, promovido por el INAEM y desarrollado por La Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de titularidad pública.

Se trata según explicó ayer a Periódico de Ibiza y Formentera su directora, la prestigiosa directora de teatro y espectáculos barcelonesa Marta Almirall, de un trabajo «pensado para niños y niñas a partir de 10 años que fusiona varias artes escénicas a través de un fascinante despliegue de imágenes, música y movimiento en el que las nuevas tecnologías juegan un papel fundamental».

Para conseguir su objetivo, Roseland Musical cuenta con el apoyo de Onionlab, una compañía que ha diseñado para Acción Cultural Española el recorrido expositivo del pabellón de España en Expo Dubái 2020-2021, dedicado a la sostenibilidad y la inteligencia colectiva. «Con ellos hemos conseguido la unión perfecta para crear un espectáculo mágico e inmersivo que se ve con gafas de tres dimensiones y que ha gustado al público de todas las edades gracias a su fusión de danza, teatro, acrobacia o hip hop con las figuras geométricas como protagonistas», aseguró Almirall momentos antes de viajar a Ibiza.

En este sentido, la creadora de Roseland Musical, directora artística además de las cabalgatas de reyes de Barcelona, de Mercè Arts de Carrer (MAC) y de los actos tradicionales de les Festes de la Mercè, el mundo de la geometría ofrece muchas más posibilidades de las que nos imaginamos. «El triángulo, el círculo y el cuadrado han sido una gran fuente de inspiración a lo largo de los siglos y nosotros hemos querido trasladarlo al mundo del arte a través de coreografías dinámicas, divertidas y repletas de planos sorprendentes para el espectador».

De hecho, Almirall asegura que para la creación de Geometría trabajó por primera vez sin una idea de guión preestablecido. «Normalmente siempre partimos de una idea, un guión o de una narración muy bien trabajada previamente para llevarla después al escenario, pero en esta ocasión, cuando estaba dibujando las coreografías, rápidamente nos dimos cuenta de las infinitas posibilidades que ofrecían estas figuras si las dejábamos fluir libremente sin poner cotos a la inspiración que desatan».

Apuesta por la innovación
En esta peculiar obra las nuevas tecnologías juegan un papel fundamental. De hecho, su intención es «que los niños, niñas y demás asistentes sientan que han entrado en un videojuego poético y futurista, rodeado de rayos láser, luciérnagas en movimiento y fantasías en 3D».

Se trata de una apuesta arriesgada pero también fiel a la filosofía de esta compañía que creó en 1987 la propia Marta Almirall. «Nuestra apuesta personal siempre ha sido la de la innovación y la de sumarnos a las nuevas tendencias que van surgiendo porque no podemos olvidarnos que las nuevas tecnologías están ahí, sobre todo entre los más pequeños que están creciendo con ellas formando parte de su vida y de su día a día», confirmó la directora de Geometría.

Por ello, su intención fue «desde el primer momento crear un espectáculo con el que todos ellos se sintieran identificados sin que se perdiera en ningún momento la conexión que puede ofrecer un teléfono móvil, una tablet o una pantalla con el mundo del arte». Incluso, Almirall va más allá. «A partir de los 10 o 12 años está comprobado que hay una desconexión de los jóvenes con el teatro o la danza porque tienen otras cosas en mente y por eso tenemos que emplear todo lo que tengamos a nuestro alcance para intentar romper esa brecha, provocando su interés y desarrollando su faceta creativa y creo que, con lo que estamos viendo cuando termina Geometría, y se nos acerca la gente para comentar sus impresiones algo estamos consiguiendo».