Empresas Matutes trabaja para abrir Space en el Privilege

| Ibiza |

Valorar:
El Grupo Empresas Matutes ha estado proyectando en la pantalla gigante del Hotel Hard Rock la imagen corporativa del Space con el mensaje de ‘coming soon’, volvemos pronto, lo que ha generado una gran expectación.

El Grupo Empresas Matutes ha estado proyectando en la pantalla gigante del Hotel Hard Rock la imagen corporativa del Space con el mensaje de ‘coming soon’, volvemos pronto, lo que ha generado una gran expectación.

Un cartel luminoso en la pantalla gigante del Hard Rock Café con la imagen corporativa de Space y el mensaje coming soon, volvemos pronto, ha desatado todo tipo de especulaciones en la isla y una notable expectación.

Periódico de Ibiza y Formentera publicó en su sección Gritos y Susurros del domingo la imagen bajo el titular Space vuelve y también lo colgó en su página web, noticia que atrajo numeroso tráfico, tanto que fue la noticia más leída de ese día.

A pesar de las numerosas llamadas que han recibido los directivos de Empresas Matutes a raíz de la publicación, la empresa mantiene silencio oficial sobre las intenciones que hay detrás de la acción de marketing.

Según ha podido saber este periódico de fuentes conocedoras de la operación, el cartel es consecuencia de que la familia Matutes ha tomado la decisión de renacer la marca Space la próxima temporada.

Desde que Carl Cox pinchó el último tema tras unas palabras de Pepe Roselló a finales de octubre de 2016, el concepto Space ha estado guardado en un cajón de la sede de Empresas Matutes, en la Avenida Bartomeu Roselló de Ibiza.

El inmueble fue totalmente reformado y reabierto bajo la marca de nuevo cuño Hï, en una operación difícil de entender desde el punto de vista marketiniano, ya que supuso devaluar un activo intangible de alto valor, habida cuenta de los miles de fanes incondicionales que tenía la discoteca que abrió Matutes para darle vida a Playa den Bossa y así tener más fácil llenar sus hoteles de la zona, negocio que luego alquiló a Pepe Roselló, quien convirtió la sala en la mejor discoteca del mundo varios años consecutivos.

Sundays at Space
Coincidencia o consecuencia, la decisión de Empresas Matutes se produce poco después de que este periódico desvelara que Pepe Roselló abrirá un restaurante musical con el objetivo de resucitar el espíritu de Space en ses Variades, la zona de la puesta de sol de Sant Antoni, y que organizará una fiesta bajo el nombre de Sundays at Space en una discoteca de Sant Antoni con la que negocia su alquiler. La estrella sería el dj fetiche de Space, Carl Cox, quien cuenta con una legión de fanes entre el colectivo clubber.

Roselló se niega a desvelar el nombre del local que negocia. Según ha podido saber este periódico, la negociación es con Es Paradís. En mayo de 2021, Roselló anunció que abriría un nuevo Space antes de 2022 en una entrevista en un medio local.

Estos anuncios y la asociación de Space a la figura de Pepe Roselló han venido generando confusión sobre la titularidad de la marca Space. El anuncio en el Hard Rock pone fin a la especulación: la marca es de Empresas Matutes y en 2022 renacerá.

Ahora falta saber dónde y cómo. Matutes quiere abrir un local que operará exclusivamente bajo la marca Space. No tocará la gallina de los huevos de oro que supone el triángulo Usuhaïa, Hï y Hard Rock. Así que la idea es encontrar algún local ya en funcionamiento que pueda ser utilizado como reapertura de Space.

La primera opción es Privilege. No en vano, Empresas Matutes está pendiente de que el Tribunal Supremo ratifique, eso espera, una sentencia de la Audiencia Provincial que se lo facilite.

La Audiencia Provincial ya ratificó la sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Palma que determinó que los Matutes podían hacerse con el 55% de las acciones de Privilege que están en manos de José Marí Etxániz al precio que determine un auditor independiente nombrado por el Registro Mercantil tal como rezan los estatutos sociales de la empresa.

En Empresas Matutes están convencidos de que ganarán en el Supremo y de que el recurso de casación fue un maniobra dilatoria de su aún socio.

Lo que no está tan claro es que el precio que determinen los tribunales sea satisfactorio para sus intereses y que, por lo tanto, acaben ejerciendo el derecho preferente de compra o bien renuncien a él y sigan como socios minoritarios. José María Etxániz comunicó a sus socios que había vendido su 55% de Privilege por 23,8 millones a un tercero, precio que que Matutes descartó por excesivo.

En la actualidad, Empresas Matutes posee, a través de Bahía San Antonio SA, filial de Suministros Ibiza, a su vez participada por la familia Matutes y su socio Joan Lladó, un 45% de las acciones de la sociedad propietaria del inmueble. Sería a través de esta sociedad con la que se haría con el control total de la que se ha venido anunciando como la discoteca más grande del mundo.

El plan B es alquilar otro inmueble, operación que se antoja complicada.

El plan C con el que también trabajan desde Empresas Matutes es utilizar alguno de los establecimientos del grupo para realizar alguna fiesta de impacto con el gancho de Space. En el caso de aplicar este modelo, la discoteca que tiene todas las papeletas para acoger el renacimiento del Space sería el que paradójicamente supuso su defunción: el Hï.

Etxániz se alquiló Privilege a sí mismo para no compartir los beneficios
La compra de las acciones al precio que determine un auditor nombrado por el Registro Mercantil no es el único desencuentro entre Abel Matutes y Joan Lladó y José María Etxániz.

Y es que Abel Matutes ganó una reclamación que obligó a Etxániz a pagarle 3,7 millones por el perjuicio causado a la empresa al firmarse a sí mismo, a través de otra sociedad (Cafecer, SL), un contrato de arrendamiento de la discoteca por 150.000 euros al año durante 10 años, con lo que se aseguraba en exclusiva los beneficios de la explotación de la discoteca y dejaba a la sociedad que comparte con Matutes (Balantxa, SA) unos ingresos ridículos, en comparación con el mercado, según la sentencia.

Nueva guerra a la vista

El anunciado uso de la marca Space en la fiesta Sunday at Space por parte de Pepe Roselló se antoja como la próxima batalla entre el empresario de Sant Antoni y Abel Matutes. No será la primera, ya que Empresas Matutes interpuso una querella por estafa de dos millones a su antiguo socio por las liquidaciones de los últimos años de explotación de la discoteca. Roselló también llevó a Matutes ante los tribunales por ataque al honor.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

Anterior
Página 1 de 2
Siguiente
AOh14GjJWh0fEPIaq13F2RQxAmnPtVG8JJ9cmcWt_oPbmg=s96

INEPTITUD POLÍTICA
Hace 26 días

Panda de impresentables
Valoración:menosmas

rafalerpagès
Hace 3 meses

octogenarios o no, son una muestra más de emprendimiento temprano y visión comercial, cuando la isla estaba aletargada en un ámbito rural y poco turística, con escasa presencia hotelera, juntos han hecho historia y es triste ver este epílogo y salseo de juicios y demandas.
Valoración:5menosmas

Abel
Hace 3 meses

Mal día para los anti-discotecas.....
Valoración:10menosmas

Jose
Hace 3 meses

CUANTO MAS LEJOS MEJOR, LA PODEIS MONTAR DE DONDE OS SALGA DE LOS H..... LO HAREIS IGUALMENTE, CON LOS POLITICOS QUE HAY NO ME EXTRAÑA, HASTA QUE NO SALGAN UN PAR DE POLITIC@S CON DOS PARES DE C..... Y OS LO DEJEN CLARITO NO PARAREIS, PERO BUENO ESE ES EL LEGADO QUE LES DEJARAS A TUS NIETOS TU MISMO.....
Valoración:26menosmas

Miguel
Hace 3 meses

FAKE
Valoración:-11menosmas

Miguel
Hace 3 meses

fake
Valoración:-9menosmas

dufrein
Hace 3 meses

La guerra de dos octogenarios que pagaremos todos.
Valoración:32menosmas

Pilar
Hace 3 meses

Ufff...esto va a ser tremendo...el próximo verano me imagino un Space de Matutes en Privilege, otro Space de Roselló en Es Paradís y un "lío" a lo Space en ses Variades...se avecina una buena
Valoración:54menosmas
AOh14GgID_jTJfZUn0uSSGzHzMbEsoTsVOFymjUqhYj7Zg=s96

Pete
Hace 3 meses

Space se ha ido, déjala en nuestros felices recuerdos...
Valoración:41menosmas

pep
Hace 3 meses

Esto ya seha convertido en la guerra de los abueletes discotequeros.
Valoración:53menosmas
Anterior
Página 1 de 2
Siguiente