Uno de los veleros lanzados hacia las rocas por el temporal.

3

La plataforma Salvem Sa Badia de Portmany denunció ayer que tres veleros fondeados ilegalmente en la bahía han acabado varados en playas como es Pouet y s'Estanyol tras el vendaval, provocando un posible vertido de combustible y aceite en el mar.

Según destacó la entidad en un comunicado, los restos de una de estas embarcaciones han acabado esparcidos sobre las rocas de la orilla de s'Estanyol, donde también ha acabado embarrancado un velero. A poca distancia, en la playa de Es Pouet, también ha quedado varada una tercera embarcación.

La plataforma lamentó que, a pesar del temporal de estos días, han podido contabilizar hasta 18 embarcaciones fondeadas ilegalmente, que corren el peligro de acabar varadas, provocando nuevos vertidos de combustible y aceite.

Desde Salvem Sa Badia de Portmany afirmaron que los esfuerzos realizados la pasada primavera por los ayuntamientos de Sant Josep y Sant Antoni para limpiar el fondo de la bahía no han impedido que algunas embarcaciones retomen estas prácticas.

Muy antiguos
En algunos casos, se trata de veleros y lanchas muy antiguos que ya ni siquiera salen a navegar. La plataforma recordó que la entidad responsable de vigilar e impedir estas prácticas es Demarcación de Costas, que hasta el momento no ha realizado ningún movimiento para dar solución a esta problemática cuestión.

Además, a la problemática de las embarcaciones fondeadas ilegalmente en la bahía, se suma durante la temporada turística la llegada de docenas de chárter ilegales que emplean la misma zona como base de operaciones, provocando daños en la posidonia y utilizando sin autorización los muelles destinados a las golondrinas.