Obispado de Ibiza y Formentera. | Daniel Espinosa - Archivo

4

Un total de 24 bienes fueron inmatriculados por la Iglesia pitiusa entre los años 1998 y 2015. Además, contaría con otras dos propiedades por adquisición. Son algunos de los datos incluidos en un informe presentado este lunes por la Conferencia Espiscopal surgido a partir del listado remitido por el Gobierno al Congreso de los Diputados en cumplimiento de la PNL de 17 de febrero de 2017 sobre los bienes inmatriculados por la Iglesia Católica en el periodo 1998-2015.

Para solventar posibles discrepancias con el Estado, la Conferencia ha llevado a cabo en estos últimos años un estudio exhaustivo a través de consultas a las diferentes diócesis. En concreto, ha verificado la catalogación de los bienes, su división por diócesis y ha comprobado los procesos de inmatriculación de cada uno de los bienes.

En lo relativo a las Pitiusas, en el listado aparecen dos propiedades cuyos datos están pendientes de identificación. Podría tratarse de una casa y un solar en Vila, cuya posesión estaría en manos de la diócesis según el Estado, aunque la Iglesia lo negaría.

Noticias relacionadas

Mediante la reforma de la ley Hipotecaria, la Iglesia pudo inscribir a su nombre todas las propiedades sin escritura pública que considerara suyas. De esta manera, se convirtió en propietaria oficial de la Catedral de Ibiza, así como del resto de templos pitiusos. Por otro lado, el obispado registró también cementerios como el del Pilar, en Formentera. Además, son de su propiedad dos fincas rústicas y dos urbanas, una en Sant Carles y otra en Sant Mateu.

En febrero de 2021, el Congreso de los Diputados hizo llegar a la Conferencia Episcopal Española el listado de bienes con las inmatriculaciones realizadas por las diócesis entre 1998 y 2015. Los datos procedían de los registros de la propiedad. La Iglesia detectó en el informe una serie de incidencias y de los 34.976 registros incluidos en el listado, han sido verificados de manera correcta un total de 32.401.

En el listado relativo a Ibiza figuran además otras diez propiedades por ‘adquisición distinta’ registradas en otro periodo de tiempo, por lo que no deberían incluirse en el informe estatal. Otros dos bienes no fueron adquiridos por certificado, por lo que tampoco deberían constar.

En total, según el Gobierno la diócesis pitiusa contaría con 38 bienes inmatriculados en esos años, una cifra muy alejada de las 1.939 propiedades de la diócesis de Astorga o de los 2.135 bienes en Santander.