Ángel Luis Guerrero, alcalde de Sant Josep, en una imagen de archivo. | Daniel Espinosa

0

El Partido Popular de Ibiza afirmó este viernes que el alcalde de Sant Josep, Ángel Luis Guerrero, ha quedado «completamente desacreditado» tras las declaraciones que hizo pidiendo al Consell d’Eivissa que no diera más licencias de viviendas turísticas vacacionales para así acabar con las fiestas ilegales.

Tal y como desveló este viernes este periódico, la Policía Local de Sant Josep emitió un informe en el que argumentaban que las viviendas turísticas vacacionales «no parecen ser el foco de emisión» de fiestas ilegales. En este documento se detalla, por ejemplo, que en 2021 la Policía Local de Sant Josep recibió 1.444 incidencias relacionadas con «molestias por ruido y fiestas ilegales en inmuebles empleados como vivienda (residencial o alojamiento turístico legal e ilegal)» y sólo cinco serían fiestas ilegales celebradas en «un alojamiento turístico vacacional reglado». La policía josepina reclama, además, más «herramientas jurídicas» para poder luchar contra este problema.

Noticias relacionadas

«Hace tiempo que le decimos que el foco de este problema no radica en este tipo de alojamientos y ahora ha sido su propia Policía Local quien le ha desmentido», precisó este viernes Marilina Ribas, portavoz del PP. «No deja de sorprender que Gelu esté al frente del municipio más afectado por este problema y, a su vez, sea el que más trabas pone al trabajo que está liderando el Consell de Vicent Marí, quien, sin ser el competente en esta materia y ante la inacción del Govern balear, ha tomado las riendas para buscar una solución», añadió.

Ribas lamentó la «oposición continua por parte de Guerrero y Ruiz» y aseguró que «deja mucho que desear que los dos únicos responsables municipales que tiene el PSOE en la isla prefieran agachar la cabeza como Agustinet, ante Negueruela para hacer oposición que ayudar a solucionar los problemas».

Hay que recordar que la propuesta del Consell d’Eivissa cuenta con el apoyo de los demás ayuntamientos y de patronales turísticas y empresariales, por lo que en el PP no entienden «esta negativa constante a cualquier solución que propone el PP, como en este caso de las fiestas ilegales o con los apartamentos Don Pepe». «El PSOE no puede rechazar todo de manera sistemática y a la vez no proponer nada. Es muy importante la unidad de acción política en una cuestión que afecta directamente a nuestro modelo turístico, por ello sería oportuno que los señores Ruiz y Guerrero aceptaran la invitación del presidente del Consell a sentarse y aclarar las dudas que alberguen», concluyó Marilina Ribas.