1

El Arxiu d’Imatge i So del Consell d’Eivissa cuenta ya con una importante donación gracias a una serie de documentos del productor y generador de documentos gráficos Josep Tur Riera que ha cedido su sobrina, Neus Riera Balanzat. Se entregaron en el año 2017 pero hasta ahora los trabajadores de la institución no han terminado de inventariar, catalogar, documenta y digitalizar todo el material.
Según explicó ayer la máxima institución insular en una nota de prensa se trata de una «valiosa e importante» donación que enriquecerá los fondos del archivo. Concretamente, se trata de un importante lote de documentación gráfica compuesto por imágenes, fotografías, postales editadas antiguas, negativos, films antiguos de producción familiar, algún documento escrito, y cajas y envoltorios originales.

Algo que supone «una enorme colección gráfica de los años 40, 50 y 60 del siglo XX que sirven para que se conozca mucho más la sociedad que vivía en la isla de Ibiza en aquellos años».

«Muy implicado con Ibiza»
La consellera de Cultura, Sara Ramon, quiso destacar la figura de Josep Tur Riera, conocido como Pepet des Sereno. Lo recordó como «una persona culta y destacada de la sociedad ibicenca de mediados del siglo XX ya que, entre otros cargos, fue procurador de los tribunales, oficial mayor y secretario asistente del alcalde de Ibiza desde 1934».

De hecho, gracias a ello pudo dejar constancia en sus imágenes de numerosos eventos públicos y políticos en los que tenía que participar y en los que estaban presentes personalidades muy destacadas de la época en Ibiza. Incluso, llegó a hacer de anfitrión en numerosas ocasiones como se puede ver en algunas de las imágenes donadas al archivo.

Además, «inquieto y muy implicado con la cultura y la historia de Ibiza, promovió de forma muy activa lo que hoy en día se conoce como Patrimonio cultural inmaterial por la Unesco y que en aquellos años se llamaba folklore».

Incluso, «fue un gran amante y conocedor de la música, las danzas tradicionales y el patrimonio arqueológico promoviendo su conocimiento, difusión y fomento y sobre todo su proyección exterior, organizando y participando en varios viajes, acompañando a los balladors y balladoras que luego inmortalizó en sus fotografías».