Pedro Cárceles hablando al público. | Daniel Espinosa

1

Tras duros días de incertidumbre finalmente la duda quedó disipada. Como no podía ser de otra manera el programa deportivo terapéutico ‘Un mar de posibilidades’ del Club Náutico de Ibiza seguirá un año más ofreciendo actividades deportivo-terapéuticas en el mar a personas con diversidad funcional, en estado de dependencia o en situación de vulnerabilidad.

Así al menos lo confirmó un emocionado a la par que siempre prudente Pedro Cárceles a Periódico de Ibiza y Formentera minutos antes del acto de presentación de esta temporada que tuvo lugar en Cas Serres. «Estamos más animados que hace días porque la junta directiva del club ha reaccionado rápidamente teniendo en cuenta todo el bien que llevamos haciendo durante estos 19 años acercando las bondades del mar a muchas personas que lo necesitan de la isla de Ibiza».

En este sentido, Cárceles, impulsor y verdadero alma máter del proyecto, también quiso agradecer al Ayuntamiento de Ibiza por su trabajo. «Se han movido muy rápidamente y con una gran determinación para agilizar todos los trámites y las trabas que siempre hay que sortear en la administración y conseguir así que podamos comenzar la temporada de la mejor manera posible».

No en vano, hay que recordar que la alarma saltó cuando el Club Náutico de Ibiza conoció que los permisos de ocupación del espacio de Talamanca, donde ‘Un mar de posibilidades’ desarrollan sus actividades, se encontraban en trámite por la Jefatura de Demarcación de Costas y que, de seguir así, se suspenderían sus actividades. «Ha sido un susto muy grande pero siempre he creído que todos los pasos atrás sirven para coger impulso y que todo sirve para aprender y mejorar, y por ello estoy seguro que a partir de ahora podremos hacer las cosas mucho mejor y que saldremos más fuertes y con aún mejor servicio para nuestros usuarios», concluyó Cárceles.

El acto de presentación
La buena noticia se dio a conocer en un acto en el edificio polivalente de Cas Serres y que una vez más sirvió para presentar el enorme trabajo que hace Pedro Cárceles y su equipo gracias al Náutico de Ibiza y distintos patrocinadores entre los que están los ayuntamientos y el Consell d’Eivissa.

Un evento en el que durante unas dos horas, entre otras cosas, se pudieron conocer las actividades, las terapias y los cuidados de esta temporada una vez resuelto el enigma y de las que se benefician personas residentes en centros geriátricos y usuarios de asociaciones para personas con diversidad funcional y en riesgo de exclusión social.

Además, se proyectaron dos emocionantes vídeos que tuvieron como protagonistas a los usuarios de los talleres ocupacionales y del Centro de Día de Cas Serres. En el primero, a modo de teatro, explicaron como ven ellos ‘Un mar de posibilidades’ mientras que para el segundo elaboraron un cortometraje con las actividades que hacen en Talamanca.

Por último se siguen buscando voluntarios para esta edición. Según explicó Pedro Cárceles a este periódico hasta el momento han conseguido diez solicitudes aunque no es un número seguro porque hay quien se da de baja y quien se anima a apuntarse en la mesa que se instala durante el acto. «Ojalá vinieran muchos más porque es un proyecto precioso y participar en ‘Un mar de posibilidades’ te permite poder vivir una experiencia única e inolvidable donde todo el mundo sale beneficiado y hacerlo además en un entorno natural tan privilegiado como es la orilla del mar».