La ciudadanía pitiusa cada vez está más concienciada con las energías renovables.  | Daniel Espinosa

0

El número de instalaciones para el autoconsumo energético se ha incrementado en las Pitiusas un 11,3% en cuestión de meses. Si las islas cerraron el 2021 con un total de 568 instalaciones, la cifra ha subido hasta las 632 en el primer trimestre del año.

El director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, considera que «Ibiza está en el buen camino», pero todavía se necesita un esfuerzo final para mejorar estos datos.

Según cifras del Govern balear, Formentera cerró el pasado año con 40 instalaciones y cuenta ya en estos momentos con un total de 52 para generar una potencia de 577,2 kW.

En relación a Ibiza, Santa Eulària es el municipio pitiuso donde existen más instalaciones para el autoconsumo energético (175), seguido por Sant Josep (163) y Sant Antoni (124).

En las Pitiusas, el incremento de la potencia registrado en los últimos meses se sitúa en un 22,2%, subiendo en Sant Josep hasta un 72,9% y en    Formentera, un 37,1%. Las islas, en concreto, generaron el pasado trimestre 7.513,3 kW.

En Baleares, uno de cada 4 kW de potencia renovable instalada ya es para el autoconsumo. Los datos del Govern indican además que en Sant Joan se producen 11,2 kW para cada 100 habitantes del municipio, mientras que en Sant Josep la cifra llega a 8,3 kW.

Valoración

El director general de Energía y Cambio Climático destaca que los datos recabados en Ibiza son «muy positivos» puesto que demuestran que la ciudadanía está llevando a cabo una «apuesta clara» por las energías renovables.

Entre los motivos, el ahorro económico que se consigue con el autoconsumo y la concienciación climática, cada vez más presente en la sociedad.

«Al tiempo que debemos sumar las instalaciones y la potencia del autoconsumo, debemos añadir también una mayor potencia renovable de generación», destaca el director general.

Con todo, el objetivo fijado en el Govern de llegar en 2023 a un 25% de energía eléctrica renovable cada vez está más cerca.

Malagrava recuerda que en los últimos tiempos varios factores han estado obstaculizando la implantación de las energías renovables en las islas. En este sentido, se refiere al conocido como ‘impuesto al sol’ aplicado durante unos siete años a quienes instalaban sistemas de energías renovables. Por el contrario, últimamente las ayudas para fomentar estas energías limpias se han cuadruplicado en Baleares.

«Hemos pasado de tener que pagar a que casi te cubran la mitad de la instalación. Esta combinación ha sido importante, pero también la sociedad, la Administración y las empresas, han cambiado de postura y ven un ahorro económico y también una acción climática necesaria. Las islas son idóneas para el autoconsumo y poder producir tu propia energía te convierte en más independiente y soberano a la hora de gestionar tu autoconsumo», manifiesta el director general.

Sobre los datos registrados en Ibiza, Malagrava valora de manera positiva el incremento logrado en la isla durante el primer trimestre del año, principalmente en el municipio de Sant Josep donde se ha instalado casi 1 megavatio de potencia, «lo cual es un incremento muy importante».

«Todas las islas están subiendo de manera similar, pero Ibiza todavía debe registrar un empuje mayor. Hay muchas empresas que están apostando por el autoconsumo y ello provoca que la potencia renovable sea superior a la media. Sin embargo, hay que trabajar para que los particulares se sumen a esta posibilidad e Ibiza debe ser la segunda en Baleares en este ranking debido a su peso natural como isla y por población», insiste Malagrava.

Buenas cifras

Según los últimos datos de la Dirección General de Energía y Cambio Climático, en los primeros tres meses de 2022 ya se ha instalado en las islas el 45% de toda la potencia de 2021, llegando a los 54 MW gracias a más de 5.600 instalaciones.

En este sentido, desde el Govern recuerdan su objetivo de impulsar un cambio hacia un modelo energético descentralizado, participativo y renovable, que se fundamente en ejes como son la reducción del consumo y la mejora de la eficiencia.

En lo referente al autoconsumo, la evolución total de la potencia instalada en Baleares ha aumentado un 17,2% respecto a 2021, pasando de 46.067 kW en el pasado ejercicio a los 53.968 en el primer trimestre del 2022.

En cuanto al número de instalaciones, éste también ha crecido de forma notable. En todo el año 2021 la cifra en Baleares llegaba a las 4.848 instalaciones y solo en el primer trimestre de 2022 este dato se ha incrementado un 16,2%, hasta las 5.634.

En comparación a las cifras del 2021, las islas registran ya una subida del 5,3% en la potencia renovable instalada.