Las fotografías aparecen divididas en cuatro bloques fundamentales: los niños, los vecinos, los trabajadores y los hippies. | Manu Gon

0

La mañana de este miércoles se ha presentado en Sa Nostra, la sala de exposiciones que tiene el Consell de Ibiza en la calle Aragón de la ciudad de Ibiza, la muestra Eivissa, Imatges recobrades del ex diplomático francés y fotógrafo aficionado Alain Keralenn.

Se inaugura este jueves a partir de las 20.00 horas y está compuesta por una selección de imágenes que el propio Keralenn tomó durante tres días de 1966 cuando visitó la isla de Ibiza por primera vez siendo un joven de 16 años y que aparecen divididas en cuatro bloques fundamentales: los niños, los vecinos, los trabajadores y los hippies.

Una de las imágenes que forman parte de la exposición Eivissa. Imatges recobrades
Una imagen de la exposición. Fotos: Manu Gon.

Según ha explicado el fotógrafo francés a Periódico de Ibiza y Formentera esta mañana se trata de una exposición que está pensada para que los ibicencos redescubran su pasado, «tan cercano y tan lejano al mismo tiempo», a través de una serie de fotografías «que plasman la vida cotidiana de una isla que comenzaba a abrirse al turismo y en las que pueden encontrar a un tío, un abuelo o un amigo».

En este sentido, Keralenn recordó con cierta nostalgia como quedó impresionado con aquella primera visita a Ibiza. «Aún recuerdo como si fuera ayer como llegué en barco con mis padres, como tenían que embarcar el coche con unas redes, y como yo, un joven parisino que venía de la lluvia y del frío, sintió una gran emoción al ver la luz que desprendía Ibiza y al descubrir unas calles y unas gentes tan desconocidas para mí».

Una imagen de Alain Keralenn que forma parte de Eivissa. Imatges recobrades
Una de las imágenes que forman parte de la exposición 'Eivissa. Imatges recobrades'.

Afortunadamente viajó con una buena cámara de fotos y una buena lente. «Me impresionó tanto todo lo que vi que decidí comenzar a tomar fotos de todo, inspirándome en lo que se conoce como realismo poético y en fotógrafos de la época como Herni Cartier-Bresson y Robert Doisneau, y afortunadamente, ahora con la pandemia, cuando pasé tiempo encerrado en casa, las encontré después de mucho tiempo en bastante buen estado teniendo en cuenta que se tomaron hace más de medio siglo».

Donadas al Arxiu del Consell d’Eivissa

Así, Keralenn decidió cederlas el año pasado al Arxiu d'Imatge i So del Consell Insular d'Eivissa que dirige Lina Sansano quien rápidamente reparó en la gran importancia que tenían. «Tienen un gran valor por su gran calidad, porque son anteriores a los lotes que tenemos de Josep Buil Mayral y, fundamentalmente, porque nos permiten conocer como era la vida en la isla de Ibiza antes de que se produjera el gran cambio social y económico desde una economía de autoabastecimiento a otra basada en el turismo y el comercio».

Una de las imágenes que forman parte de la exposición Eivissa. Imatges recobrades
Una de las imágenes dedicadas a los trabajadores que forman parte de la exposición 'Eivissa. Imatges recobrades'.

En este sentido, Sansano, ha recordado que la Ibiza que captó Alain Keralenn «era una isla en blanco y negro donde había una pacífica convivencia entre la gente que aún vestía con los trajes tradicionales y aquellos primeros hippies y turistas que empezaban a llegar de fuera y en la que la vida se hacía en la calle, en el bar o en el marco de una puerta».

La exposición Eivissa, Imatges recobrades se podrá visitar desde mañana a las 20.00 horas hasta el próximo 28 de julio de lunes a viernes de 10.00 a 13.30 horas y de 17.30 a 20.30 horas.