Negueruela y el presidente Vicent Marí, en una reunión en febrero sobre la ley turística. | Daniel Espinosa

13

El Partido Popular en el Consell de Ibiza no ha ocultado este martes su «incredulidad» ante las «exigencias» del conseller de Turismo, Iago Negueruela, al presidente insular Vicent Marí.

En una entrevista concedida a Radio Ibiza Ser, el responsable turístico en Baleares aseguró que el presidente Vicent Marí «debería pedir disculpas por lo mal que está gestionando el turismo en la isla». Entre otras cuestiones, criticó la «incompetencia» del equipo de gobierno insular para frenar el intrusismo en las viviendas vacacionales y manifestó que, por la «mala» gestión del PP, no se han dotado esta temporada las cuatro plazas de inspectores turísticos.

Tras conocer las críticas de Negueruela, desde el Consell recordaron que el responsable de Turismo en Baleares «no hizo absolutamente nada» por ayudar a frenar las fiestas ilegales en Ibiza cuando, durante la pandemia, constituyeron un grave problema de salud pública y competencia desleal. Por ello, criticaron que ahora Negueruela exija al presidente del Consell pedir disculpas por su gestión turística.

En este mismo sentido, desde el PP lamentaron también que el conseller balear vote en contra de tomar medidas «contundentes»contra el alquiler turístico ilegal e incluso reconozca abiertamente que no ha hecho ni una sola inspección en cumplimento del Decreto-Ley 1/2020 contra el Turismo de Excesos.

Contestando a las palabras de Negueruela, los populares valoraron negativamente que éste «solo viene a Ibiza para hacer oposición al presidente Vicent Marí, sin haberse dignado a hacerle partícipe de una sola reunión de las que ha mantenido en la isla, pese a ser el titular de las competencias en materia de Promoción Turística».

Con todo ello, desde el Consell han considerado este martes que, quien debe una disculpa a los ibicencos, es «un conseller balear más preocupado por criticar al Consell que por servir a los ciudadanos de esta isla».

«Cuando quiera salir del barro y ponerse a trabajar por los ibicencos, encontrará las puertas del Consell abiertas», concluyeron.

Por su parte, el vicepresidente primero en el Consell de Ibiza, Mariano Juan, lamentó que Negueruela vuelva a Ibiza para «escupir»sobre la institución hablando de temas turísticos: «Creo que confunde los cargos políticos y el portavoz del Govern debería pedir disculpas por el tono de hooligan que usa en las últimas semanas. Todavía no estamos en campaña electoral y nosotros, lo que sí podemos estar de acuerdo es que en Ibiza sobran hooligans políticos».

Lo cierto es que la tensa relación entre Marí y Negueruela no es algo nuevo, evidenciándose recientemente durante la elaboración de la nueva ley turística de Baleares. De hecho, el presidente Vicent Marí fue muy crítico con el Govern por aprobar un decreto ley relativo a esta norma que les cogió «por sorpresa» y sin poder participar en su redacción.

«La voz de los ibicencos no ha sido tomada en cuenta», lamentó el presidente el pasado mes de enero, recordando que precisamente es el Consell quien maneja las competencias en ordenación y promoción turística.