Accidente mortal en la carretera de Santa Eulària. Un joven de 23 años falleció este sábado de madrugada tras sufrir una violenta salida de vía y caer a un torrente tras impactar contra varios árboles.

Según informaron desde la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Guardia Civil, el accidente ocurrió en torno a las 03.00 horas del sábado a la altura del kilómetro 9 de la EI-200, cerca de Muebles Can Ramón.

El vehículo, un Honda Civic, fue localizado a más de un centenar de metros de la carretera. En su errática trayectoria el coche destrozó varios árboles antes de acabar en un torrente.

En torno a las 08.00 horas, hasta el escenario del accidente se desplazaron varias unidades de la Guardia Civil y una dotación de bomberos.

El cuerpo de la víctima, un joven de 23 años vecino de la isla, se encontraba atrapado en el interior. El cuerpo fue excarcelado por los bomberos.

Hasta el lugar del siniestro también se movilizaron dos equipos de auxilio en carretera de Grúas Ibiza que se encargaron de retirar los restos del turismo accidentado.

Noticias relacionadas

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación de este accidente mortal. Todo apunta a un exceso de velocidad como uno de los factores que originaron la tragedia.