Mejores portátiles para estudiantes.

La edad de los estudiantes y las etapas por las que pasan son muy variadas, cada una con unas necesidades particulares a la hora de buscar equipo informático. No es lo mismo los estudiantes universitarios que los de primaria, ni siquiera entre especialidades de FP y carreras. Para saber elegir los mejores portátiles para estudiantes hay que saber muy bien lo que se necesita.

Solo así se obtiene el equipo portátil ajustado a cada usuario y sin inversiones disparatadas o gastar el dinero en equipos demasiado baratos que luego tengan serias limitaciones a la hora de permitir desempeñar la labor para la cual han sido comprados.

Cómo elegir los mejores portátiles para estudiantes

Seleccionar un portátil universal que pueda valer para todo tipo de estudiantes es algo complicado. Quizás una de las configuraciones más demandadas sean los equipos con:

  • Pantalla de 15.6».
  • Procesador Intel Core i5 o AMD Ryzen 5.
  • 8 GB de memoria RAM DDR4.
  • SSD de 128-256 GB.
  • GPU integrada (Intel Xe o AMD Radeon).
  • Formato: portátil convencional.
  • Autonomía: >8h.
  • Precio econónomico: 300-600€.
  • Sistema operativo Microsoft Windows.

Pero eso no se ajusta a cualquier estudiante. Para afinar aún más y decidir cuáles son los mejores portátiles para estudiantes en casos particulares, se necesita tener presente cuáles son las necesidades de cada uno.

Noticias relacionadas

Educación primaria

En la educación primaria no necesitan de un portátil con un gran rendimiento, ni tampoco que sea caro. Por otro lado, lo mejor, si tiene que llevar el equipo a clases, es adquirir un portátil compacto y ligero. Preferiblemente un convertible o 2 en 1. Estos pueden hacer las veces de tablets, por lo que podrán usarse con la pantalla táctil también.

Educación secundaria

Conforme se hacen adolescentes, las necesidades de los alumnos van cambiando. A estas edades, no solo querrán el portátil para entretenimiento básico y tareas del colegio, sino que también lo van a emplear para gaming en muchos casos, o para streaming, etc. En este caso, sería recomendable elegir un portátil más equilibrado en cuanto a prestaciones, como por ejemplo la configuración más demandada citada anteriormente.

Universidad

En las diferentes carreras universitarias, e incluso en algunos grados de FP, las exigencias de cada estudiante pueden variar. Ya no es tan genérico, hay que hablar de los mejores portátiles para estudiantes de forma algo más específica según los casos:

  • Ingeniería y arquitectura: en este tipo de carreras los estudiantes necesitarán emplear software como SolidWorks, Maxima, AutoCAD, Euler MathToolbox, Revit, InDesign, Rhino, Sketchup, etc. Un software bastante exigente con los recursos de hardware, por lo que se debería elegir equipos Intel Core i5 o AMD Ryzen 5 o superiores, y con al menos 8 GB de RAM o 16 GB preferiblemente, y con una GPU integrada sería suficiente. En el caso de la unidad de almacenamiento, no es tan vital, pero la capacidad dependerá un poco de las necesidades de cada usuario. Eso sí, sería recomendable que fuese SSD para ganar en agilidad.

  • Informática y programación: en este tipo de estudios universitarios, se suelen emplear los portátiles para escribir código y compilar, o para usar máquinas virtuales con laboratorios para practicar, etc. En ese caso, es importante elegir un equipo portátil que no fatigue demasiado la vista, y con un buen teclado. Además, para que la compilación sea rápida, se debe ir a equipos con Intel Core i7 o AMD Ryzen 7, 16 GB o más, y un buen SSD de gran capacidad. Hay que tener en cuenta que en el caso de las máquinas virtuales se van a repartir gran parte de los núcleos de CPU, RAM y espacio de disco para funcionar.

  • Estudios + gaming: es la opción que engloba a más estudiantes, ya que el mundo de los videojuegos cada vez tiene más adeptos. En estos casos, lo ideal es adquirir un portátil gaming. En caso de no elegir una serie para gamers, siempre debería ser un equipo con una pantalla de 15.6» o 17», panel IPS FullHD/4K, frecuencia de refresco de 120Hz al menos, tiempo de respuesta rápido, procesador Intel Core i7 o AMD Ryzen 7, 16 GB de RAM, y una unidad de almacenamiento de 512 GB SSD o más. En cuanto a la GPU, es importante que sea dedicada, NVIDIA o Radeon.

  • Medicina: estos equipos portátiles no suelen usar software de cargas pesadas. Se limitan a leer, usar ofimática para realizar trabajos de investigación o redactar documentos científicos, acceder al Vademecum de medicinas, etc. Por tanto, incluso con un Core i3 o Ryzen 3, 4-8 GB de RAM, y 128 GB de SSD sería suficiente. Aunque, para conseguir un rendimiento algo mayor, se puede optar por configuraciones i5 y Ryzen 5.

  • Derecho y otras carreras de letras (periodismo, interpretación,...): para estos casos, los mejores portátiles para estudiantes son los más básicos, con Intel Core i3 o i5 / AMD Ryzen 3 o 5, 8 GB de RAM, y una unidad de almacenamiento de 128 GB de media. Esto se ajusta bastante bien a estas carreras, ya que lo que más se suele usar en ellas es software de ofimática o navegación.

  • Diseño gráfico y edición de vídeo: para estos otros estudios, donde se manejan programas como Photoshop, se codifica vídeo, se diseña en 3D y se renderizan algunos proyectos, etc., es importante contar con un equipo potente. Los portátiles gaming o las estaciones de trabajo portátiles encajan bastante bien en estos casos. Siempre se debería de contar con procesador Intel Core i7 o AMD Ryzen 7 como mínimo (un i9 y R9 pueden ser buenas opciones para cargas pesadas), 16 GB de RAM o algo más, y un SSD de alta capacidad, como los de 1 TB.

  • Música: los programas musicales no suelen demandar demasiados recursos de hardware, pero sí interesaría que el portátil tenga un buen sistema de sonido, puertos de audio suficientes, etc. Esto es complicado de encontrar, por lo que terminarás comprando una tarjeta de sonido externa y un buen sistema de altavoces, micrófono, auriculares de calidad, etc. Por otro lado, no hay que olvidar el ruido del sistema de refrigeración. Estos equipos portátiles deben ser lo más silenciosos posibles. Un MacBook Pro o MacBook Air con chip M1 podrían ser fantásticas opciones.