Uno de los coches reventados.

El cristal de una ventanilla destrozado y ni rastro del ordenador portátil, ni de unas zapatillas. Es parte del resultado de otra madrugada de robos con fuerza en Sant Antoni. «Llegamos ayer de viaje y se nos quedaron varias cosas en el coche y esta mañana nos hemos encontrado la desagradable sorpresa». Son palabras de uno de los vecinos afectados por la acción de un delincuente en una zona de aparcamiento próxima a la iglesia. La víctima ha denunciado los hechos ante la Guardia Civil.

El mismo panorama se encontró otro joven que tenía estacionado su coche en el entorno del campo de fútbol. Las víctimas de estos robos reclaman más vigilancia por las noches y hacen hincapié en que además de los efectos sustraídos se suman los daños causados en los vehículos.

Noticias relacionadas

En las últimas semanas tanto la Policía Local de Sant Antoni como la Guardia Civil han detenido a tres individuos por su presunta implicación en esta cadena de robos en el interior de vehículos.