Coche en el que falleció atrapada la primera víctima del año en Santa Eulària.

El balance de víctimas mortales en las carreteras de Ibiza y Formentera se saldó el pasado año con un total de ocho muertos, siete en Ibiza y una en Formentera, cifra similar a las registradas durante 2021, según la estadística de siniestralidad difundida ayer por la Dirección General de Tráfico (DGT).

El balance referente a la siniestralidad en la isla de Ibiza recoge un total de cinco muertos en accidentes ocurridos en carreteras y dos fallecidos más en siniestros registrados en zonas urbanas. Las cifras son similares a las registradas en 2021.

Lo mismo ocurre en el caso de Formentera, con un fallecido en un siniestro ocurrido en carretera.

Los datos se han estabilizado en ocho muertes tras el «anómalo» año 2020, marcado por la pandemia y los meses de restricciones de movilidad, un curso que no obstante se cerró con cinco muertos en las carreteras.

Noticias relacionadas

Las cifras son similares a las registradas en el periodo comprendido entre 2013 y 2016, y notablemente mejores que las registradas en los trágicos años 2017 (21 muertos en los carreteras) y 2018 (15 fallecidos).