Pese al fuerte viento, algunas personas se atrevieron a pasear por la playa de Talamanca. | Irene Arango

El viento y el fuerte oleaje han sido los principales protagonistas las últimas jornadas en Ibiza y Formentera. Estos fenómenos meteorológicos que han afectado a todas las islas Baleares, han venido acompañados de una bajada de temperaturas, tanto en las máximas como en las mínimas, que ha hecho que los baleares dejemos atrás las cálidas temperaturas de las navidades.

De esta manera, según las previsiones de la Aemet, la alerta amarilla por viento y oleaje se mantendrá hasta el viernes por la mañana para traer un fin de semana mayormente soleado pero mucho más frío.

Para el sábado se esperan cielos poco nubosos con temperaturas en descenso que oscilarán entre los 6 y los 13 grados. En cambio, para ella ,madrugada del domingo se esperan temperaturas aún más bajas, entre los 3 y los 12 grados, con cielos nubosos que podrían dejar chubascos e incluso alguna tormenta.

Previsión de la Aemet para el domingo 22 de enero.
Noticias relacionadas

De cara a la próxima semana, se espera alguna que otro precipitación débil con cielos poco nubosos y se mantendrán las temperaturas entre los 4 y los 13 grados de máximas.