Un trabajador de Trasmapi, este domingo por la mañana, en el puerto de Ibiza. | Alejandro Mellon

Los compañeros del atacante que esta pasada noche protagonizó una agresión a varios marineros de la tripulación de la compañía Trasmapi, están consternados y siguen sin creerse lo que ha sucedido en el último trayecto y el único de la madrugada Ibiza-Formentera del ferri de Formentera Lines. «No damos crédito; es su segunda temporada de tripulante en la compañía y nunca había dado problemas», ha destacado un marinero de Trasmapi este domingo, resaltando que el atacante es un trabajador muy joven de nacionalidad española.

Noticias relacionadas

Este joven, según informaron desde la Policía Nacional, atacó violentamente con un hacha a un total de cuatro personas. Una de ellas, un varón de 65 años, presentaba una herida de unos ocho centímetros de longitud desde la zona occipital hasta el pabellón auricular izquierdo. Según fuentes del 061, se encuentra en estado grave en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario. Las otras tres personas agredidas fueron trasladadas al Hospital Can Misses y, según el Área de Salud de Ibiza y Formentera, acaban de recibir el alta. Una de estas personas fue una marinera que, para evitar una agresión mayor, tuvo que saltar al agua del puerto de Ibiza.

Tras lo sucedido, la Policía Científica de la Policía Nacional está investigando los hechos para averiguar el motivo de la agresión. Al respecto, algunos compañeros han destacado que este ataque pudo estar motivado por «un consumo de drogas». «La embarcación ha sido retirada para facilitar la investigación de los agentes», ha indicado un marinero de la compañía.