Lo que se bailaba en las bodas payesas

'Sa Filera' y 'Nou rodades' eran los dos bailes tradicionales de las fiestas de las ceremonias matrimoniales

|

Valorar:
preload
Durante las fiestas de boda, sa Filera era bailada por la novia, que se situaba en el centro, y dos amigas. Foto: G. G. LAMA.

Durante las fiestas de boda, sa Filera era bailada por la novia, que se situaba en el centro, y dos amigas. Foto: G. G. LAMA.

Tras la ceremonia nupcial, empieza la fiesta, cómo no, con una Curta bailada por los suegros o los padres de la novias. La Curta inaugura el baile y siempre hay quien se anima a salir a escena y 'marcarse' unas Llargues. Poco después llegará el momento de bailar sa Filera. Con el mismo ritmo que la Llarga -pues, excepto la Curta, el resto de balls pagesos no son más que variaciones sobre la Llarga- el novio llamará a su reciente y flamante esposa y a dos amigas de ésta. Realizan exactamente el mismo recorrido que en la Llarga, los mismos pasos y la misma forma. La novia baila siempre en el centro de la hilera con una de las amigas delante y la otra detrás.

Sa Filera solía bailarse también en días de fiesta en plazas públicas, fiestas de pueblos, reuniones particulares, fuentes o eras; en este caso, como comenta Xicu Bufí, responsable de la Escuela de Folklore del Patronat de Música d'Eivissa, el ballador llama a tantas balladores como le venía en gana «dependiendo de lo presumido que fuese», bromea.

La diferencia entre este baile y la Llarga es que, lógicamente, el ballador se multiplica en movimientos para atender por igual a todas las mujeres, «no fuese a ser que alguna se ofendiese», apunta Bufí. En sa Filera de boda, por el contrario, el novio tenía siempre un detalle de deferencia con la novia. Así, mientras que pasaba un sólo brazo por encima de la cabeza de las dos amigas de la novia, a modo de aspa de molino hacía pasar los dos brazos sobre la esposa.

Tras sa Filera, era habitual que los dos novios bailasen Nou rodades -también conocido como Dotze rodades. Este baile, el ball nupcial por excelencia, al igual que sa Filera, sigue el mismo ritmo que la Llarga. La diferencia entre éste y la Llarga estriba en las vueltas que los novios dan en el centro del terreno de baile, mientras que en la Llarga, las vueltas se llevan a cabo en los extremos de la pista. Exactamente, nueve vueltas, una cada vez.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.