El Consell justifica las nuevas tasas y PSOE-Pacte cree que es «muy duro» cobrar a los discapacitados

|

Valorar:

La introducción de diez nuevas tasas por parte del Govern, algunas de ellas tan polémicas como cobrar 20 euros a los ciudadanos que pidan la revisión de su grado de dependencia o discapacidad, ha provocado la indignación de PSOE-Pacte, que ayer calificó de «muy duro» establecer una tasa para estas personas. «Seguimos con una política tributaria improvisada, que carga a los de siempre y que intenta afectar lo menos posible a las grandes fortunas», indicó el diputado progresista Joan Boned, que aseguró que el Govern «ha escondido» que iba a introducir estas tasas.

El presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Serra, aseguró que no le ha sorprendido el cobro de estas cantidades por la «gravedad» de la situación económica. Según explicó, las cuentas están totalmente «condicionadas» y no hay otra salida, «aunque sea impopular». «A ningún político le gusta poner tasas y menos vinculadas a estos sectores tan sensibles, su justificación solo se puede dar en un contexto de crisis», añadió Serra, que tiene entendido que estas cantidades solo se pedirán cuando la persona «no esté de acuerdo con su valoración de discapacidad o dependencia».

El conseller d’Economia, Álex Minchiotti, consideró que las tasas «no deben mermar la actividad productiva y la competitividad» y recordó que es una «decisión del Govern» y que también se han subido impuestos «a los que más tienen». «Los tributos siempre tienen que tener una justicia social y no perjudicar al tejido empresarial, que es el que nos ayudará a salir de la crisis», añadió Minchiotti, que cree que es una solución puntual y que lo que hay que hacer es mejorar el sistema de financiación de Balears.

Formentera

Por otro lado, el Consell de Formentera calificó ayer el presupuesto del Govern de «malo» para la Isla, ya que contempla una bajada del 37% en materia de inversiones respecto a 2012, algo que les «perjudica de forma grave», ya que pasan de 959.613 euros a 597.916, el mayor recorte de toda la Comunitat Autònoma.

Denuncian que no se ha incluido partida para la construcción de la escuela de Sant Ferran pese a que ellos ya pusieron a disposición del Govern un terreno de 11.000 m2 y solo existen 72.000 euros que se espera que «permitan la redacción del proyecto, de cara a obtener una partida en 2014». Tampoco hay dinero, aseguran, para la construcción de las viviendas de protección oficial de Sant Ferran, un proyecto que estaba previsto empezar este invierno y confían que sea «una prioridad» la remodelación de la desaladora para solucionar los problemas de suministro y potabilidad.

Formentera criticó que desde que gobierna el PP se han visto «perjudicados de forma muy considerable» y «obligados a aumentar los impuestos» para poder seguir prestando servicios, ya que el Govern les debe 15 millones, un 70% del presupuesto de la Isla. «El Govern ha recortado en todas las áreas, pero no han tenido ningún problema para encontrar el dinero suficiente para poder crear la Delegación del Govern en Formentera», dijo Escandell, que lo consideró algo «absurdo e innecesario» que tiene como «único objetivo dar trabajo durante cuatro años al presidente del PP de Formentera».

Boned: «Todo va a parar a las autovías de marras»
El diputado de PSOE-Pacte Joan Boned lamentó que las inversiones del Govern en Eivissa sean «muy pocas» porque de los 29 millones que hay para la Isla, 22 son para pagar las obras de las autovías ya terminadas con un canon que aumenta cada año y para hacer drenajes «que no se hicieron en su día». «Si descuentas las autovías te quedan solo 6,6 millones, por lo que en realidad la inversión es muy baja, menos que en Menorca», remarcó Boned, que recordó que se destinan 4 millones a depuradoras y 1,5 a educación, además de 612.000 euros para inversiones no definidas. «El balance es pobre, lo único que hacemos es pagar un capricho de Mabel Cabrer y el PP que son las carreteras. Imagina lo que podríamos hacer ahora en Eivissa con 20 millones, todo va a las autovías de marras», añadió.
El presidente del Consell, Vicent Serra, remarcó que el Govern no ha podido hacer inversiones nuevas Eivissa y solo se afrontarán los pagos pendientes, como los de las autovías. «Son deudas que había que pagar, no puedo hacer otro comentario», indicó Serra, que no quiso valorar más el hecho de que se destine tanto dinero a estas carreteras.
Eivissa pel Canvi lamentó ayer que las «autovías de Matas y Cabrer destruyeron nuestro paisaje y el peaje en sombra hipoteca nuestro presente y futuro, no lo olvidemos».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.