El Ayuntamiento de Vila adjudica el derribo de la antigua Delegación del Gobierno

|

Valorar:
preload
El edificio, en cuya entrada se ubica una parada de autobuses, está abandonado desde finales de los 90.

El edificio, en cuya entrada se ubica una parada de autobuses, está abandonado desde finales de los 90.

22-04-2015 | Toni Escobar

La mesa de contratación del Ayuntamiento de Eivissa propuso ayer adjudicar a la empresa Excavaciones y Demoliciones Medina SL. el proyecto de demolición de la antigua sede de la Delegación del Gobierno, situada en el número 12-14 de la avenida Isidor Macabich.
La citada mesa ha propuesto la adjudicación a esta empresa, una de las 15 que se presentaron a la licitación, por un importe de 145.518,25 euros, IVA incluido. Las empresas tenían hasta el 12 de marzo para presentar sus propuestas.
El importe por el que el Consistorio licitaba los trabajos ascendía a 248.749,14 euros IVA incluido. Una vez comiencen las obras, su plazo de ejecución es de dos meses.
Aparcamiento
El solar que alberga la infraestructura tiene una superficie de 1.000 metros cuadrados y acogerá provisionalmente 50 plazas de aparcamiento.
Una vez derribado el edificio, la intención del Consistorio es ubicar ese aparcamiento eventual hasta que se decida su uso definitivo. El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) contempla este espacio como un solar para equipamientos municipales, donde, en un principio, se propuso la construcción de un auditorio de música dentro del proyecto de Eivissa Centre del PSOE-Pacte, cuando Xico Tarrés era alcalde del municipio.
El solar, que había sido propiedad del Estado, fue adquirido por el Ayuntamiento de Vila en 2014 mediante permuta. En la operación, Vila cedió la antigua escuela de Sa Graduada (2.100 m2) y recibió el solar de la antigua Delegación del Estado (1.000 m2) y el inmueble de los juzgados (780m2), así como 303.1195 euros como compensación por diferencias de valor, dado que la tasación de la finca aportada por el Ayuntamiento ascendía a 5.962.592 euros, mientras que los dos solares aportados por el Ejecutivo central estaban valorados en 5.659.397 euros. El edificio permanece abandonado desde finales de los 90, cuando se detectaron en su estructura deficiencias que hacían inviable su conservación, motivo por el que la Dirección Insular del Gobierno se trasladó a otra ubicación. La demolición del edificio ha sido anunciada en varias ocasiones.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.