Palmer expresa su «hastío y vergüenza» ante la corrupción política

|

Valorar:

La delegada del Gobierno en Balears, Teresa Palmer, ha expresado su «hastío y vergüenza» ante la «especial virulancia» de los distintos casos de corrupción política producidos durante los últimos años, unas actuaciones «impropias y reprochables» de las que «estamos espantados y hartos».

«Los que nos dedicamos a la gestión pública con ánimo de servir a nuestra ciudadanía estamos cansados de estos comportamientos», ha incidido Palmer durante el acto de reconocimiento a labor desarrollada por una veintena de agentes, la mayoría del Grupo de Delincuencia Económica del Cuerpo Nacional de Policía, organizado por la Fiscalía de las islas.

Durante su intervención, Palmer ha agradecido y alabado el trabajo de investigación de estos policías puesto que «nos ayudáis a seguir creyendo en nuestro sistema, en que las instituciones funcionan y que quién comete un delito acaba respondiendo ante la Justicia».

Palmer ha recordado que la corrupción es, junto al desempleo, «una de las principales preocupaciones de la sociedad española», que en Balears «hemos sufrido de forma reiterada y alarmante en los últimos años».

«Pero estar hoy aquí significa que la democracia española funciona, que quien decide tomar el camino equivocado, el camino de la ilegalidad o del delito, acaba respondiendo ante la Justicia y cumpliendo sus penas», ha aseverado la representante del Ejecutivo central en las islas.

Tal y como ha lamentado, «los miles de políticos honrados vemos cómo somos tratados igual que los corruptos» y ha lamentado que «hemos perdido la confianza de la ciudadanía por culpa de todos estos casos que tanto daño nos han hecho a todos».

En este sentido, ha subrayado que es en las islas «donde el Govern y el partido que lo sustenta han aplicado los códigos más estrictos que se conocen a nivel nacional para desterrar de la vida pública a todos aquellos que se han saltado las normas o que han 'metido la mano en la caja' de todos».

Por último, la delegada ha dejado claro que «no somos todos iguales, por eso me enorgullezco de participar en un acto como éste», ensalzando la labor de agentes que se dedican con «perseverancia» a «desenmascarar a quienes toman el camino equivocado, a quienes nos engañan y tanto descrédito e indignación provocan entre la ciudadanía».

El acto, presidido por el fiscal superior, Tomeu Barceló, ha contado con la presencia del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Balears, Antoni Terrasa; el jefe superior de Policía de las Islas, Antonio Jarabo, y el fiscal Anticorrupción Juan Carrau, entre otras autoridades judiciales, policiales y los familiares de los homenajeados.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.