La Pimeef promueve la creación de una mesa de trabajo para combatir el intrusismo

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Los responsables de la Pimeef Joan Costa, Alfonso Rojo y Mari Angels Marí, ayer en la sede de la federación.

Los responsables de la Pimeef Joan Costa, Alfonso Rojo y Mari Angels Marí, ayer en la sede de la federación.

23-10-2015

El presidente de la Pequeña y Mediana Empresa de Eivissa y Formentera, Alfonso Rojo, destacó ayer sobre la encuesta elaborada por la patronal que la percepción mayoritaria de sus asociados es que «no se persigue» de manera suficiente la oferta ilegal. «Con esto no decimos que la administración no hace nada, al contrario», matizó Rojo, tras advertir que las principales reivindicaciones de los empresarios son una mayor seguridad, limpieza y mejoras en las infraestructuras.

«Oímos que hay mucha saturación, pero entendemos que se deben hacer muchas acciones como el desdoblamiento de la carretera de Santa Eulària, el emisario de Talamanca o infraestructuras hídricas dignas, que nos consta que se están llevando a cabo», indicó Rojo.

La Pimeef dio ayer a conocer los resultados de la encuesta realizada a sus asociados sobre la temporada estival recién finalizada. Los peores porcentajes se recogieron, precisamente, en lo relativo a la seguridad y la competencia desleal, «el caballo de batalla» de la federación empresarial pitiusa.

Sobre la seguridad en sus negocios, un 42% de los empresarios de Sant Antoni considera que es «peor o mucho peor» que en 2014, mientras que en Vila tuvieron esta sensación el 29% de los encuestados con negocio en el municipio.

En cuanto al intrusismo, mientras en Formentera un 60% de los encuestados no se han visto perjudicados por la oferta ilegal, en Eivissa el 70% de los empresarios afirman verse afectados. Un 30% de manera muy acentuada. Desde la Pimeef lo achacan a los altos índices de venta ambulante, taxis piratas y competencia desleal en general.

Según recordó el presidente de la patronal, proliferan en la isla caterings ilegales en fiestas privadas y cocineros a domicilio, un mercado que está «totalmente desbordado y que mueve muchísimo dinero negro». También la venta ambulante de comida, bebida o ropa; los taxis piratas y los vehículos privados de empresas, «que apenas pagan tasas; coches que entran en la isla sin control para alquileres falsos; las viviendas de alquiler, otro mercado negro impresionante; o el chárter náutico», igualmente desbordado según resaltó Alfonso Rojo.

«Hablamos de una cantidad de puestos de trabajo no reglados que no están tributando a Hacienda y con impuestos cero. Llegamos a la conclusión de que las Pitiüses son un escenario donde viene gente que se aprovecha desde el 1 de junio. El 31 de agosto cierra y los que nos quedamos aquí nos comemos todos los problemas», denunció.

Por ello, desde la Pimeef piden a la administración más control: «A nivel empresarial hablar de inspecciones de Hacienda parece una locura, pero los propios asociados piden que se regulen los mercados. Nuestros asociados nos dicen que inspeccionen a las empresas ilegales en verano, que en invierno ya estamos nosotros». Como advirtió Alfonso Rojo, el empresario «no quiere aglutinar» mucho trabajo en pocos meses, sino dar un servicio de calidad.

Contra la oferta ilegal

El portavoz de la federación empresarial avanzó que de cara a este invierno tienen previsto convocar reuniones de trabajo con sindicatos, administraciones y fuerzas de seguridad «para ver cómo podemos trabajar juntos y utilizar nuestras armas» contra el intrusismo laboral. «Muchos de nuestros asociados lo que nos piden es que se cumpla la ley», subrayó el responsable de la patronal, quien considera que «el gasto en inspección será rentable».

Con estas jornadas se quiere «valorar los problemas y aportar soluciones» a la competencia desleal y que haya una «coordinación» entre administraciones. Tal y como precisó Mari Angels Marí, secretaria general de la Pimeef, cuando hay una persona o una empresa que trabaja de forma ilegal «significa que no está dada de alta en Hacienda (una administración), no está dada de alta en la Seguridad Social (otra administración), a lo mejor ejerce la actividad en un local que no tiene licencia de ocupación en el ayuntamiento (otra administración), y trabaja sin autorización por parte de Sanidad o de Industria (otras dos administraciones)». Por eso, Marí cree que la sensación «es que van actuando cada una en su rango y no habría que ir por partes, sino que una entidad lo aglutine todo». Esta propuesta, que la Pimeef ha trasladado al Consell y el Govern balear, «es la ruta por dónde quieren ir los empresarios». Según Marí, las administraciones también apuestan por esta vía.

LA NOTA

“En agosto Formentera no es una isla idílica”, dice Costa

Mientras tanto, Joan Costa, presidente de la PIME Formentera, se mostró satisfecho por el balance de la temporada y recordó que el turista que visita la menor de las Pitiüses busca “una isla tranquila y que le ofrezca una calidad en servicios y demás prestaciones”. Una de las conclusiones que extrae es que hay que moderar y controlar el mes de agosto. “La imagen que estamos dando ya no es la de una isla idílica, aunque tampoco de caos. Nos influye negativamente el exceso de gente. Ahí somos frágiles y tenemos que luchar”, indicó Joan Costa, quien apuntó que los empresarios de Formentera apuestan por “repartir en los demás meses porque es difícil sacar una temporada positiva con dos meses y medio de temporada”. “Esto nos ocasiona más gastos. Queremos equilibrar la temporada para captar más turista familiar, como hemos visto en septiembre y octubre”, concluyó.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.