Podemos Eivissa lamenta la decisión de Guanyem de votar a favor de la reforma del puerto

| Eivissa |

Valorar:

Podemos Eivissa manifiesta su disconformidad con la decisión de la asamblea de Guanyem, que ayer dio su apoyo a la reforma del puerto con un ajustado resultado de 12 votos a favor, 11 en contra y 7 abstenciones. A través de un comunicado mantienen que "esta reforma es la misma reforma que se viene negociando desde hace más de una década y no hay cambios que denoten que el puerto será para la ciudadanía, sino más bien lo contrario. Estamos ante una lucha entre un puerto para el lujo y un puerto para los pasajeros y ciudadanos. La primera batalla ya fue expulsar a los pasajeros a la otra esquina del puerto y dejar a los mega-yates que estén en primera línea".

Gloria Santiago, de Podemos Vila y presente en la asamblea de ayer argumenta que si queremos hacer un puerto para las personas, deberemos contar con ellas. No se puede presentar un acuerdo que no consigue nada y que contradice uno de los puntos de los acuerdos de gobernabilidad en el Ayuntamiento de Vila”.

La formación recuerda que "la decisión consensuada y unánime del Pleno del Ayuntamiento de Vila en contra de un edificio en es Martell fue clara y contundente, y consideramos que el Consistorio tiene el deber de respetar esta decisión". Podemos Eivissa, además, recuerda que "el proyecto del edificio que ha propuesto la APB no ha pasado por exposición pública ni tampoco la APB ha ofrecido un plan B o una solución alternativa a Vila, y también resulta evidente que no existe un consenso para aprobar un plan de estas características".

Podemos Eivissa dice que su modelo de puerto "es el de una infraestructura de la ciudad y al servicio de la ciudad, abierta a los ciudadanos. El puerto debe estar al servicio de la ciudad y de la ciudadanía".

En este sentido, para Aitor Morras “es otro ejemplo más de cómo en Ibiza el lujo desplaza a las familias, el edificio tendrá los mismos metros que ellos querían y servirá para dar servicios a los yates, y esperemos que la pequeña cafetería no se termine convirtiendo en una discoteca”.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.