Aula de premsa

Día de Rincones en el CEIP Sa Joveria

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Los niños van rotando en diferentes grupos de aprendizaje para que todos puedan experimentar las mismas actividades. Foto: TONI ESCOBAR

Los niños van rotando en diferentes grupos de aprendizaje para que todos puedan experimentar las mismas actividades. Foto: TONI ESCOBAR

11-05-2016

Dos veces por semana los alumnos del CEIP Sa Joveria realizan una actividad lectiva que han denominado ‘Rincones’, que consiste en una forma alternativa de estudiar donde la clase se divide por espacios temáticos: matemáticas, lengua, ciencias, artes, experimentos… entre los que se reparten los alumnos en grupos de cuatro. Una actividad que tienen en común todos los cursos, pues tanto infantil como primaria lo practican.

El día que acudimos a verlos trabajar, nos invitan a la clase de segundo B, donde su tutora Marina Lua Ferrer realiza con los alumnos un repaso antes de que se creen los grupos de trabajo. Después, valiéndose de la lista de nombres, se distribuyen empezando cada día por uno diferente para que todos tengan las mismas opciones. A medida que van llenándose los rincones, los últimos ya no pueden elegir, por eso van rotando.

«Por un lado tenemos el ABC, que corresponde a lengua, donde hay dos propuestas: una hacer frases con cartas y otra que es trabajar con el abecedario y ordenarlo como en el diccionario». De esta manera, construyen frases con la ayuda de las cartulinas de colores que llevan una palabra en cada una. «Así aprenden el orden sintáctico a base de los elementos que construyen la oración sujeto + verbo + complementos», explica ella. «Los amarillos son artículos, verdes sujetos y rojos verbos, luego lo escriben en cartulinas y cuando tienen la frase se circulan los sujetos y subrayan los verbos», añade.

Al fondo, hay uno de los Rincones más solicitados, según apreciamos, el de Experimentación, ya que muy pronto llena su cupo. Allí, los alumnos de la mesa se apilan alrededor de un volcán que están terminando y que pueden «hacer explosionar». En medio se sitúan Artes y Estaciones, donde Sara comenta: «Aquí jugamos con plastilina moldeable y hacemos construcciones», mientras Victoria repasa la silueta de su mano sobre un papel, «tenemos que hacer líneas dentro de la mano para que parezca que tiene volumen».

En los Minerales encontramos a Paula, quien nada más vernos ya nos ha hecho la pregunta de si sabemos ‘¿qué diferencia hay entre una roca y un mineral?’ Y ahora que está en este Rincón nos la aclara: «La diferencia es que una roca está llena de mineral per el mineral no tiene roca». Paula está entusiasmada mirando con atención los minerales con su lupa mientras comenta: «Me gustan porque en parte son muy interesantes y tengo un montón de minerales en casa», aunque aclara que no tiene uno favorito.

El área de las Matemáticas se divide en dos mesas. En una hay un ábaco con problemas de matemáticas y en la otra Medidas 1 y 2, donde Yuren aclara el funcionamiento: «Tenemos que ver qué pesa más y menos», también Fede lo explica: «Hay que coger cosas de la clase y ver cuánto pesa y decir si es pequeño o grande». Además, todos deben pasar por la zona de medición, justo detrás de la puerta, donde están sus fotos e hilos de colores con la altura de cada uno. .

La finalidad de los rincones

Sólo hace falta estar un rato con ellos para ver lo volcados que están los niños y niñas con esta actividad y lo mucho que aprenden. «Es uno de los pilares de la semana, por eso le dedicamos tres horas», explica la tutora. «Además, aquí trabajamos todas las cosas que nos quedan pendientes y que no se trabajan en otras asignaturas». De ahí, que los rincones se trabajen por ambientes, «se apremia mucho que sean autónomos y que vayan descubriendo cuánto pesan, cuánto miden… en eso consiste, en descubrir y experimentar. No les decimos lo que tienen que hacer porque tienen fichas que les indican, claro que siempre estamos para ayudarles si hace falta, pero tratamos de intervenir lo menos posible».

Así, con la guía de un modelo o una foto empiezan a trabajar, y aunque cuesta al principio de curso, luego va todo rodado. «Las primeras sesiones de rincones suelen ser engorrosas porque todos te preguntan qué es lo que les toca a hacer, pero luego cuando van pillando el funcionamiento, aumenta su independencia y aprenden a trabajar en equipo».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.