Paseando por nuestras calles

Un alcalde emprendedor en la Vila de los años 50

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Una perspectiva de la calle dedicada al alcalde Antoni Guasch y que está ubicada en el barrio del Eixample de Vila. Foto: DANIIEL ESPINOSA

Una perspectiva de la calle dedicada al alcalde Antoni Guasch y que está ubicada en el barrio del Eixample de Vila. Foto: DANIIEL ESPINOSA

17-10-2016

Antoni Guasch Juan nació en el pueblo barcelonés de Montcada i Reixac en 1915. Cursó la carrera de magisterio en Valencia, donde opositó a maestro para ejercer después en diferentes ciudades españolas: Casteldeferro (Granada), Maó o Manises (Valencia) fueron algunos de sus destinos en su etapa como docente, reconocida en 1968 con el Premio Nacional de Magisterio. Pero fue Ibiza, donde trabajó en la escuela unitaria de Sant Llorenç de Balàfia, donde acabó echando raíces.

Sin embargo, Antoni Guasch ha pasado a la historia de la isla por su etapa en la política como alcalde de Vila, un puesto al que no accedió a través de las urnas sino por designación directa en plena dictadura franquista.

El 6 de marzo de 1953 tomó posesión del cargo y, poco días después, se entrevistó con el entonces ministro de Educación, Joaquín Ruiz-Jiménez, durante una visita que realizó a la isla. Lo primero que le pidió el recién nombrado alcalde fue ayuda para habilitar de nuevo aulas para la enseñanza en la Escuela Graduada, un edificio ocupado por los servicios auxiliares del ejército durante la Guerra Civil.

El alcalde Guasch también reclamó la mejora de la Escuela de Artes y Oficios, así como la compra de un solar enfrente de Can Ventosa, entonces considerado las afueras de la ciudad, para construir un nuevo edificio donde se levantaría el hoy Institut de Santa Maria.

Durante su mandato como máxima autoridad civil de la isla y delegado del Gobierno, Antoni Guasch centró sus esfuerzos en conseguir que se acabara de construir la nueva Casa Provincial de Beneficencia, anteriormente conocida como Hospital Insular, convertida en un flamante edificio de tres plantas ubicado en la avenida de Espanya con quirófanos y aparatos de rayos X y que fue inaugurado en el año 1955.

También se encargó del proyecto del grupo de viviendas protegidas de Santa Margalida, situadas en s’hort del Bisbe, inauguradas en el año 1955 durante la pomposa visita del general Franco a Ibiza.

Cuenta la Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera en la voz dedicada al alcalde que, con motivo de la visita a la visita del jefe del Estado a la isla, defendió con valentía el cargo de alcalde que él ocupaba «frente a las aspiraciones de personajes ajenos a Ibiza con ganas de figurar».

Antoni Guasch fue alcalde de Vila durante cinco años hasta que cesó en el cargo, a petición propia, el 12 de febrero de 1958.

Calle Alcalde Antoni Guasch

Un visionario que impulsó la creación del aeropuerto de Ibiza

Alcalde de una Ibiza sumida todavía en la recuperación económica tras la Guerra Civil, Antoni Guasch fue uno de los impulsores de la puesta en marcha del aeropuerto de es Codolar, vislumbrando la importancia que el turismo iba a tener para el futuro de la isla.

La insistencia de las autoridades locales y el Fomento de Turismo acerca de la necesidad de construir un aeródromo en la isla logra sus frutos en 1954 cuando se declaran de urgencia las obras para acelerar los trámites de expropiación de los terrenos.

Los trabajos comenzaron en el verano de 1958 con un presupuesto de 500.000 pesetas que sirvieron para construir una diminuta sala de espera para los pasajeros y unos barracones donde se ubicaban los servicios. La pista tenía apenas 800 metros de longitud y era de tierra, por lo que se veían obligados a cerrar el aeropuerto cuando llovía hasta que volvía a estar en condiciones.

Ese mismo año, la compañía Aviaco inició los primeros vuelos a Palma y Barcelona. También Iberia inauguró sus vuelos a Barcelona y Valencia.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.